Omita y vaya al Contenido

Inyección de insulina

¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

La inyección de insulina se utiliza para controlar el azúcar en sangre en las personas que tienen diabetes tipo 1 (condición en la que el cuerpo no genera insulina y, por lo tanto, no puede controlar la cantidad de azúcar en la sangre) o en las personas que tienen diabetes tipo 2 (condición en la que el azúcar en sangre es demasiado alta porque el cuerpo no produce ni usa insulina normalmente) que no se puede controlar solo con medicamentos orales. La inyección de insulina es una clase de medicamentos llamados hormonas. La inyección de insulina se usa para tomar el lugar de la insulina que normalmente produce el cuerpo. Funciona ayudando a mover el azúcar de la sangre hacia los otros tejidos del cuerpo en donde se usa para energía. También evita que el hígado produzca más azúcar. Todos los tipos de insulina que están disponibles funcionan de esta manera. Los tipos de insulina difieren únicamente en la rapidez con la que empiezan a funcionar y cuánto tiempo continúan controlando el azúcar en sangre.

Con el tiempo, las personas que tienen diabetes y azúcar alta en sangre pueden desarrollar complicaciones serias o mortales, incluyendo enfermedad del corazón, apoplejía, problemas renales, daño a los nervios y problemas de la vista. Usar medicamentos, realizar cambios al estilo de vida (por ejemplo, dieta, ejercicios, dejar de fumar) y verificar regularmente su azúcar en sangre puede ayudarle a controlar su diabetes y mejorar su salud. Esta terapia también puede reducir sus posibilidades de sufrir un infarto, apoplejía u otras complicaciones relacionadas con la diabetes como deficiencia renal, daño a los nervios (entumecimiento, piernas o pies fríos, disminución en la capacidad sexual en hombres y mujeres), problemas de la vista, incluyendo daños o pérdida de la vista o enfermedad de las encías. Su médico y otros proveedores de atención médica hablarán con usted sobre la mejor manera de controlar su diabetes.\

¿Cómo se debe usar este medicamento?

La insulina se presenta como una solución (líquida) y una suspensión (líquido con partículas que se asentarán cuando esté estable) para que se inyecte de manera subcutánea (bajo la piel). Usualmente, la insulina se inyecta varias veces al día, y es posible que se necesite más de un tipo de insulina. Su médico le indicará qué tipos de insulina debe usar, cuánta insulina usar y con qué frecuencia inyectarse insulina. Siga estas instrucciones atentamente. No use una cantidad mayor ni menor de insulina, ni con más frecuencia de lo que su médico indica en la receta.

La insulina controla azúcar alta en sangre, pero no cura la diabetes. Continúe usando la insulina incluso si se siente bien. No deje de usar la insulina sin consultar a su médico. No cambie a otra marca ni tipo de insulina ni cambie la dosis de cualquier tipo de insulina que usa sin hablar con su médico.

La insulina viene en viales, dispositivos desechables de dosificación previamente llenos y cartuchos. Los cartuchos están diseñados para colocarlos en las plumas de dosificación. Asegúrese de saber en qué tipo de recipiente viene su insulina y qué otros suministros, como agujas, jeringas o plumas, necesitará para inyectar su medicamento. Asegúrese de que el nombre y letra en su insulina sean exactamente lo que su médico recetó.

Si su insulina viene en viales, necesitará usar jeringas para inyectar su dosis. Asegúrese de que sabe si su insulina es U-100 o U-500 y siempre utilice una jeringa marcada para ese tipo de insulina. Siempre utilice la misma marca y modelo de aguja y jeringa. Pregunte a su médico o farmacéutico si tiene preguntas sobre el tipo de jeringa que debe usar. Lea atentamente las instrucciones del fabricante para conocer cuánta insulina colocar en una jeringa e inyectar su dosis. Pregunte a su médico o farmacéutico si tiene preguntas sobre cómo inyectar su dosis.

Si su insulina viene en cartuchos, es posible que necesite comprar una pluma de insulina por separado. Hable con su médico o farmacéutico sobre el tipo de pluma que deberá usar. Lea atentamente las instrucciones que vienen con su pluma y pregunte a su médico o farmacéutico que le enseñe cómo usarla.

Si su insulina viene en un dispositivo desechable de dosificación, lea atentamente las instrucciones que vienen con el dispositivo. Pregunte a su médico o farmacéutico que le enseñe cómo usar el dispositivo.

Nunca vuelva a usar las agujas o jeringas y nunca comparta las agujas, jeringas, cartuchos o plumas. Si está usando una pluma de insulina, siempre retire la aguja inmediatamente después de inyectarse la dosis. Tire las jeringas y jeringas en un recipiente resistente a las perforaciones. Pregunte a su médico o farmacéutico cómo deshacerse del recipiente resistente a perforaciones.

Es posible que su médico le indique que mezcle dos tipos de insulina en la misma jeringa. Su médico le indicará exactamente cómo colocar los dos tipos de insulina en la jeringa. Siga estas instrucciones atentamente. Siempre coloque el mismo tipo de insulina en la jeringa primero, y siempre utilice la misma marca de agujas. Nunca mezcle más de un tipo de insulina en una jeringa a menos que su médico le haya indicado hacerlo.

Siempre revise su insulina antes de inyectársela. Si está usando una insulina regular (Humulin R, Novolin R), la insulina deberá ser tan transparente, incolora y líquida como el agua. No utilice este tipo de insulina si parece opaca, espesa o con color, o si tiene partículas sólidas. Si está usando insulina NPH (Humulin N, Novolin N) o una insulina premezclada que contiene NPH (Humulin 70/30, Novolin 70/30), la insulina deberá lucir opaca o lechosa después de que la mezcle. No utilice estos tipos de insulina si el líquido tiene grumos o si tiene partículas blancas sólidas al fondo o en las paredes del frasco. No utilice ningún tipo de insulina después de que la fecha de vencimiento impresa en el frasco.

Algunos tipos de insulina deben agitarse o rotarse para mezclarlos antes de usarlos. Pregúntele a su médico o farmacéutico si el tipo de insulina que está usando debería mezclarse y cómo lo debería mezclar, si es necesario.

Hable con su médico o farmacéutico sobre en qué parte de su cuerpo deberá inyectarse la insulina. Puede inyectarse la insulina en el estómago, antebrazo, muslo o glúteos. No inyecte insulina en los músculos, cicatrices o lunares. Utilice un sitio diferente para cada inyección, al menos 1/2 pulgada (1.25 centímetros) de distancia del sitio de inyección anterior, pero en la misma área general (por ejemplo, el muslo). Utilice todos los sitios disponibles en la misma área general antes de cambiar a un área diferente (por ejemplo, el antebrazo).

¿Qué otro uso se le da a este medicamento?

Volver al comienzo

Este medicamento se puede recetar para otros usos. Pida más información a su médico o farmacéutico.

¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?

Volver al comienzo

Antes de usar insulina,

  • informe a su médico y farmacéutico si es alérgico a cualquier tipo de insulina o a cualquier otro medicamento.
  • Informe a su médico y farmacéutico qué medicamentos con y sin receta médica, vitaminas, suplementos nutricionales y productos de hierbas está tomando o tiene planificado tomar. Asegúrese de mencionar cualquiera de los siguientes: alfa bloqueadores como doxazosina (Cardura), prazosina (Minipress), terazosina (Hytrin), tamsulosina (Flomax) y alfuzosina (Uroxatral); inhibidores de la encima convertidora de angiotensina (ACE) como benazepril (Lotensin), captopril (Capoten), enalapril (Vasotec), fosinopril (Monopril), lisinopril (Zestril), moexipril (Univasc), perindopril (Aceon), quinapril (Accupril), ramipril (Altace) y trandolapril (Mavik); antidepresivos; asparaginasa (Elspar); beta bloqueadores como atenolol (Tenormin), carvedilol (Coreg), labetalol (Normodyne), metoprolol (Lopressor, Toprol XL), nadolol (Corgard), pindolol, propranolol (Inderal), sotalol (Betapace, Sorine) y timolol (Blocadren); diazoxida (Proglycem); diuréticos ('píldoras que provocan la eliminación de agua a través de la orina'); medicamentos para el asma y el resfriado; inhibidores de monoamino oxidasa (MAO) como isocarboxazid (Marplan), fenelzina (Nardil), selegilina (Eldepryl, Emsam, Zelapar) y tranilcipromina (Parnate); anticonceptivos hormonales (píldoras para evitar embarazos, parches, anillos e implantes); niacina (Niacor, Niaspan, Slo-Niacin); octreotide (Sandostatin);medicamentos orales para la diabetes como pioglitazona (Actos, in Actoplus Met and otros) y rosiglitazona (Avandia, en Avandamet y otros); esteroides orales como dexametasona (Decadron, Dexpak), metilprednisolona (Medrol) y prednisona (Deltasone); quinina; quinidina; analgésico de salicilato como aspirina; antibióticos de sulfa; y medicamentos para la tiroides. Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o supervisarle atentamente para ver si sufre efectos secundarios.
  • Informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido daño nervioso ocasionado por la diabetes, insuficiencia cardiaca; o corazón, suprarrenal (una pequeña glándula cerca de los riñones), pituitaria (una pequeña glándula en el cerebro), enfermedad de la tiroides, hígado o riñones.
  • Informe a su médico si está embarazada, planea quedar embarazada o está amamantando. Si queda embarazada mientras usa insulina, llame a su médico.
  • Si se someterá a una cirugía, incluso una cirugía dental, informe a su médico o dentista que está usando insulina.
  • Beber alcohol puede ocasionar una reducción en el azúcar en sangre. Consulte a su médico sobre el consumo seguro de bebidas alcohólicas mientras toma insulina.
  • Pregunte a su médico qué hacer si se enferma, experimenta tensión inusual, planifica viajar a otra zona horaria o cambiar su nivel de ejercicios y actividad. Estos cambios pueden afectar su azúcar en sangre y la cantidad de insulina que puede necesitar.
  • Pregunte a su médico con qué frecuencia debería verificar su azúcar en sangre. Tenga en cuenta que la hipoglucemia puede afectar su capacidad de realizar tareas como conducir y preguntar a su médico si necesita verificar su azúcar en sangre antes de conducir u operar maquinaria.

¿Qué dieta especial debo seguir mientras tomo este medicamento?

Volver al comienzo

Asegúrese de seguir todas las recomendaciones de ejercicios y dieta que le haga su médico o nutricionista. Es importante comer una dieta saludable y comer casi las mismas cantidades de las mismas clases de alimentos en aproximadamente las mismas horas todos los días. Omitir o retrasar las comidas o cambiar la cantidad o clase de alimentos que consume puede ocasionar problemas para controlar su azúcar en sangre.

¿Qué tengo que hacer si me olvido de tomar una dosis?

Volver al comienzo

Cuando empiece a usar insulina, pregunte a su médico qué debe hacer si olvida inyectar una dosis a la hora correcta. Escriba estas indicaciones para que pueda consultarlas posteriormente.

¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento?

Volver al comienzo

Este medicamento ocasiona cambios en el azúcar en sangre. Deberá conocer cuáles son los síntomas del azúcar alta o baja en sangre y qué hacer si tiene estos síntomas.

La insulina puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si cualquiera de estos síntomas es grave o no desaparece:

  • enrojecimiento, hinchazón o irritación en el sitio de la inyección

  • cambios en la sensación de su piel, engrosamiento de la piel (acumulación de grasa) o un poco de depresión en la piel (irregularidad de la grasa)

  • aumento de peso

  • estreñimiento

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta alguno de los síntomas siguientes, llame a su médico inmediatamente:

  • salpullido o picazón en todo el cuerpo

  • dificultad para respirar

  • jadeo

  • mareos

  • visión borrosa

  • ritmo cardiaco rápido

  • sudoración

  • dificultad para respirar o tragar

  • debilidad

  • calambres musculares

  • ritmo cardiaco irregular

  • un gran aumento de peso en un breve período

  • inflamación de los brazos, manos, pies, tobillos o parte inferior de las piernas

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet [http://www.fda.gov/Safety/MedWatch] o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo almacenar o desechar este medicamento?

Volver al comienzo

Almacene en el refrigerador los viales de insulina sin abrir, dispositivos de dosificación desechables sin abrir y lapiceros de insulina sin abrir. No congele la insulina y no utilice la que se congeló. Los viales abiertos de insulina se deben almacenar en el refrigerador, pero también se pueden almacenar a temperatura ambiente, en un lugar frío lejos del calor y luz solar directa. Almacene los lapiceros de insulina abiertos y los dispositivos de dosificación abiertos a temperatura ambiente. Verifique la información del fabricante para determinar cuánto tiempo puede conservar su pluma o dispositivo de dosificación después del primer uso. Deseche cualquier medicamento que esté vencido o que ya no necesite. Hable con su médico o farmacéutico sobre la forma adecuada para desechar su medicamento.

¿Qué debo hacer en caso de una sobredosis?

Volver al comienzo

En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

La sobredosis de insulina puede ocurrir si utiliza demasiada insulina o si utiliza la cantidad correcta de insulina, pero come menos de lo usual o hace más ejercicio del usual. La sobredosis de insulina puede ocasionar hipoglucemia. Si tiene cualquiera de los síntomas de hipoglucemia, siga las instrucciones de su médico para lo que debería de hacer si desarrolla hipoglucemia. Otros síntomas de sobredosis:

  • pérdida del conocimiento

  • convulsiones

¿Qué otra información de importancia debería saber?

Volver al comienzo

Asista a todas las citas con su médico y el laboratorio. Su azúcar en sangre y hemoglobina glucosilada (HbA1c) deberán verificarse regularmente para determinar su respuesta a la insulina. Su médico también le indicará cómo verificar su respuesta a la insulina al medir en casa sus niveles de azúcar en sangre u orina. Siga estas instrucciones atentamente.

Siempre debe llevar un brazalete de identificación de diabético para asegurarse de obtener el tratamiento adecuado en una emergencia.

No deje que nadie más use su medicamento. Haga a su farmacéutico cualquier pregunta que tenga sobre cómo volver a surtir su receta médica.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

Marcas comerciales

Volver al comienzo
  • Humulin R®
  • Humulin N®
  • Humulin 70/30®
  • Humulin 50/50®
  • Humulin R U-500®
  • Novolin R®
  • Novolin N®
  • Novolin 70/30®

Este producto de marca ya no está en el mercado. Las alternativas genéricas pueden estar disponibles.

Documento actualizado - 15/02/2014

Logo de ASHP American Society of Health-System Pharmacists, Inc. Cláusula de Protección

AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, 2014. The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. Todos los derechos reservados. La duplicación de este documento para su uso comercial, deberá ser autorizada por ASHP. Traducido del inglés por HolaDoctor.