Omita y vaya al Contenido

Sargramostim inyectable

Acerca de su tratamiento

Su médico le recetó sargramostim para ayudar a que la médula ósea produzca nuevos glóbulos blancos. Este medicamento se le inyectará por vía subcutánea (debajo de la piel) o, añadido a un líquido intravenoso, por goteo a través de una aguja o catéter colocados en una vena durante 2 horas, una vez al día, por 14 a 21 días.

El sargramostim es una versión sintética de ciertas sustancias que el organismo produce naturalmente. Ayuda a combatir las infecciones, de modo que pueda recibir su próximo ciclo de quimioterapia según lo programado.

Su proveedor de atención médica (médico, enfermera o farmacéutico) puede medir la eficacia y los efectos secundarios de su tratamiento mediante pruebas de laboratorio y exámenes físicos. Es importante que asista a todas las citas con su médico y el laboratorio. La duración del tratamiento depende de su respuesta al medicamento.

Precauciones

Antes de la aplicación de sargramostim,

  • dígales a su médico y a su farmacéutico si es alérgico a algún medicamento.
  • dígales a su médico y a su farmacéutico qué medicamentos con y sin receta está tomando, sobre todo medicamentos de quimioterapia contra el cáncer, dexametasona (Decadron), litio (Lithobid), prednisona, zidovudina (AZT, Retrovir) y vitaminas.
  • dígale a su médico si está embarazada, planea estarlo o está dando el pecho. Si queda embarazada durante el tratamiento con sargramostin, llame a su médico.

Administración del medicamento

Volver al comienzo

Antes de la aplicación de sargramostim, revise detenidamente la solución. Debe ser transparente y no contener materiales en suspensión. Revise el recipiente de la solución para cerciorarse de que no tenga fugas. No use la solución si cambió de color, si contiene partículas o si el recipiente tiene alguna fuga. Use una solución nueva, pero muéstrele a su proveedor de atención médica la que está dañada.

Es importante que use su medicamento tal como se lo indicaron. Tampoco cambie el horario de aplicación sin consultar a su proveedor de atención médica. Los pacientes con anemia grave suelen sentirse muy cansados y débiles. La mayoría de los pacientes empiezan a sentirse mejor a las 6 semanas de empezar el tratamiento con sargramostim. No suspenda la terapia por su cuenta por ningún motivo ya que esto podría afectar su capacidad para evitar las transfusiones de sangre.

Efectos secundarios

Volver al comienzo

El efecto secundario más común durante la terapia con sargramostim es un leve dolor de huesos, por lo general en la parte baja de la espalda o la pelvis, que dura algunos días. Otro efecto secundario común es un síndrome similar a la gripe, con fiebre, fatiga, escalofríos y dolores musculares. Quizá su médico le recomiende tomar acetaminofén u otros analgésicos.

Avísele a su proveedor de atención médica si cualquiera de estos síntomas es grave o no desaparece:

  • dolor de cabeza

  • diarrea

  • sarpullido o picazón

  • debilidad

  • mareo o desvanecimiento

  • enrojecimiento de la cara

Si presenta alguno de estos síntomas, llame de inmediato a su proveedor de atención médica:

  • fiebre

  • falta de aire

  • aumento súbito de peso

  • hinchazón de las pantorrillas o los pies

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet [http://www.fda.gov/Safety/MedWatch] o por teléfono al 1-800-332-1088.

Almacenamiento del medicamento

Volver al comienzo
  • Es probable que su proveedor de atención médica le proporcione en cada ocasión un suministro de sargramostim para varios días. Su proveedor de atención médica le dará instrucciones sobre cómo preparar cada dosis. Guarde las ampollas en el refrigerador.

  • Retire del refrigerador su próxima dosis 1 hora antes de usarla; colóquela en un lugar limpio y seco para dejar que alcance la temperatura ambiente.

  • No agite la ampolla. Use cada ampolla una sola vez y no vuelva a introducir una aguja en la misma ampolla. Deseche los restos sin usar y los medicamentos vencidos.

  • No permita que el sargramostim se congele.

Almacénelo tal como se le indique. Cerciórese de haber entendido lo necesario para almacenar debidamente el medicamento.

Guarde los suministros en un lugar limpio y seco cuando no los esté usando, y mantenga todos los medicamentos y equipos fuera del alcance de los niños. Su proveedor de atención médica le indicará cómo desechar las agujas, las jeringas, los tubos y los envases para evitar lesiones accidentales.

Sobredosis

Volver al comienzo

En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

Señales de una infección

Volver al comienzo

Si le aplican sargramostim en una vena o debajo de la piel, es importante que conozca los síntomas de una infección relacionada con el catéter (infección en el punto donde la aguja penetra en la vena o la piel). Si presenta cualquiera de estos síntomas cerca del catéter intravenoso, avísele cuanto antes a su proveedor de atención médica:

  • sensibilidad

  • calor

  • irritación

  • fuga de líquido

  • enrojecimiento

  • hinchazón

  • dolor

Marcas comerciales

Volver al comienzo
  • Leukine®

Otros nombres

Volver al comienzo
  • GM-CSF

Documento revisado - 16/03/2011

Logo de ASHP American Society of Health-System Pharmacists, Inc. Cláusula de Protección

AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, 2014. The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. Todos los derechos reservados. La duplicación de este documento para su uso comercial, deberá ser autorizada por ASHP. Traducido del inglés por DrTango.