Omita y vaya al Contenido

Alfalfa


¿Qué es?

La alfalfa es una hierba. Para usar como medicamentos la gente utiliza las hojas, los brotes y las semillas.

La alfalfa se usa para las enfermedades renales, las enfermedades de la vejiga y de la próstata y para aumentar el flujo de orina. Se usa también para el colesterol alto, el asma, la osteoartritis, la artritis reumática, la diabetes, el malestar estomacal y un trastorno de sangrado llamado trombocitopenia púrpura. La gente también toma alfalfa como una fuente de vitaminas A, C, E y K4 y de minerales como calcio, potasio, hierro y fósforo.

¿Qué tan efectivo es?

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

Insuficiente evidencia para hacer una determinación para...

  • Bajar el colesterol en las personas con colesterol alto. El consumir semillas de alfalfa parece disminuir el colesterol total y el colesterol “malo” - las lipoproteínas de baja densidad (LDL) - en las personas con niveles altos de colesterol.
  • Los problemas renales.
  • Los problemas de la vejiga.
  • Los problemas de la próstata.
  • El asma.
  • La artritis.
  • La diabetes.
  • El malestar estomacal.
  • Otras afecciones.
Se necesita más evidencia para poder aprobar a la alfalfa para estos usos.

¿Cómo funciona?

Volver al comienzo
La alfalfa parece impedir la absorción de colesterol en el intestino.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?

Volver al comienzo
Las hojas de alfalfa son POSIBLEMENTE SEGURAS para la mayoría de los adultos. Pero el comer semillas de alfalfa por un largo tiempo PROBABLEMENTE NO ES SEGURO. Los productos de semillas de alfalfa pueden producir reacciones que son similares a las de la enfermedad auto inmune llamada lupus eritematoso.

La alfalfa puede también hacer que la piel de algunas personas sea más sensible al sol. Use protector solar cuando esté al aire libre, especialmente si es de piel clara.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: El consumir alfalfa en cantidades mayores de las que se encuentra en los alimentos POSIBLEMENTE NO ES SEGURO durante el embarazo y la lactancia. Hay algunas pruebas que indican que la alfalfa puede actuar como estrógeno y esto podría afectar el embarazo.

Trastornos “auto-inmunológicos” tales como múltiple esclerosis (MS), lupus (lupus eritematoso sistémico, LES), artritis reumática (AR), u otros: La alfalfa podría hacer que el sistema inmunológico sea más activo y esto podría empeorar los síntomas de las enfermedades auto inmune. Existen dos informes de pacientes con LES que sufrieron una reaparición de los síntomas después de haber consumido semillas de alfalfa por un largo tiempo. Si tiene alguna de estas enfermedades, es mejor evitar el consumo de alfalfa.

Trastornos sensibles a las hormonas como cáncer de mamas, cáncer uterino, cáncer de los ovarios, endometriosis o fibromas uterinos: La alfalfa podría tener un efecto como estrógeno. No consuma alfalfa si tiene una enfermedad que podría empeorar con la exposición al estrógeno.

Diabetes: La alfalfa podría bajar los niveles de azúcar en la sangre. Si tiene diabetes y toma alfalfa, controle de cerca sus niveles de azúcar en la sangre.

Transplante de riñón: Hay un informe de un rechazo de transplante de riñón después del uso por tres meses de un suplemento que contenía alfalfa y cohosh negro. Es más probable que este rechazo se deba a la alfalfa y no al cohosh negro. Hay cierta evidencia que indica que la alfalfa puede reforzar el sistema inmunológico y esto podría disminuir la eficacia de la ciclosporina, el medicamento que se usa para evitar el rechazo de riñón.

¿Existen interacciones con medicamentos?

Volver al comienzo

Serias

No tome esta combinación

Warfarina (Coumadin)
La alfalfa contiene grandes cantidades de vitamina K. El cuerpo utiliza la vitamina K para ayudar a la coagulación de la sangre. La warfarina (Coumadin) se usa para retardar la coagulación sanguínea. Al ayudar a la sangre a coagular, la alfalfa podría disminuir la eficacia de la warfarina (Coumadin). Asegúrese de controlar su sangre con regularidad. Puede que sea necesario cambiar la dosis de la warfarina (Coumadin).

Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Estrógenos
Grandes cantidades de alfalfa podrían tener algunos de los mismos efectos que el estrógeno. Sin embargo, incluso en grandes cantidades, la alfalfa no es tan fuerte como lo son las píldoras de estrógeno. El tomar alfalfa junto con píldoras de estrógeno podría disminuir los efectos de las píldoras de estrógeno.

Algunas de las píldoras de estrógeno incluyen los estrógenos conjugados de origen equino (Premarin), etinil estradiol, estradiol y otros.

Medicamentos que aumentan la sensibilidad a la luz solar (Fármacos fotosensitizadores)
Algunos medicamentos pueden aumentar la sensibilidad a la luz solar. Grandes dosis de alfalfa podrían también aumentar la sensibilidad a la luz solar. El tomar alfalfa con medicamentos que aumentan su sensibilidad a la luz solar podría hacerlo aún más sensible al sol y aumentar las probabilidades de quemaduras solares y formación de ampollas o erupciones en el área de la piel expuesta al sol. Asegúrese de usar protector solar y ropa de protección cuando pasa tiempo bajo el sol.

Algunos medicamentos que producen fotosensibilidad incluyen amitriptilina (Elavil), ciprofloxacina (Cipro), norfloxacina (Noroxin), lomefloxacina (Maxaquin), ofloxacina (Floxin), levofloxacina (Levaquin), sparfloxacina (Zagam), gatifloxacina (Tequin), moxifloxacina (Avelox), trimetoprim/sulfametoxazola (Septra), tetraciclina, metoxsalen (8-metoxypsoralen, 8-MOP, Oxsoralen) y Trioxsalen (Trisoralen).

Medicamentos que debilitan el sistema inmunológico (Inmunosupresores)
La alfalfa puede aumentar la actividad del sistema inmunológico. Al aumentar el sistema inmunológico, la alfalfa podría disminuir la eficacia de los medicamentos que disminuyen el sistema inmunológico.

Algunos de los medicamentos que debilitan el sistema inmunológico incluyen azatioprina (Imuran), basiliximab (Simulect), ciclosporina (Neoral,Sandimmune), daclizumab (Zenapax), muromonab-CD3 (OKT3, Orthoclone OKT3), micofenolato (CellCept), tacrolimus (FK506, Prograf), sirolimus (Rapamune), prednisona (Deltasone, Orasone), corticosteroides (glucocorticoids) y otros.

Píldoras anticonceptivas
Algunas píldoras anticonceptivas contienen estrógeno. La alfalfa podría tener algunos de los mismos efectos que el estrógeno. Pero la alfalfa no es tan fuerte como el estrógeno en las píldoras anticonceptivas. El tomar alfalfa junto con píldoras anticonceptivas podría disminuir el efecto de las píldoras anticonceptivas. Si toma píldoras anticonceptivas junto con alfalfa, use un método adicional de control de la natalidad tal como un condón.

Algunas de las píldoras anticonceptivas incluyen etinil estradiol y levonorgestrel (Triphasil), etinil estradiol y noretindrona (Ortho-Novum 1/35, Ortho-Novum 7/7/7) y otras.

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?

Volver al comienzo
Vitamina E
La alfalfa podría interferir con la absorción y la utilización de la vitamina E por el cuerpo.

¿Existen interacciones con alimentos?

Volver al comienzo
No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?

Volver al comienzo
La siguiente dosis ha sido estudiada en investigaciones científicas:

POR VÍA ORAL:
  • Para el colesterol alto: Una dosis típica es de 5-10 gramos de la hierba o de un té colado que se toma tres veces al día. También se ha usado 5-10 ml de un extracto líquido (1:1 en 25% de alcohol) que se toma tres veces al día.

Otros nombres

Volver al comienzo
Feuille de Luzerne, Grand Trèfle, Herbe aux Bisons, Herbe à Vaches, Lucerne, Luzerne, Medicago, Medicago sativa, Phyoestrogen, Phyto-œstrogène, Purple Medick, Sanfoin.

Metodología

Volver al comienzo
Para saber más sobre cómo este artículo fue escrito, refiérase a la metodología metodología (http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/druginfo/natural/methodology-sp.html) de la Base exhaustiva de datos de medicamentos naturales.

Referencias

Volver al comienzo
Para ver todas las referencias de la página de Alfalfa, por favor diríjase a http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/druginfo/natural/19.html.
  1. Rubenstein AH, Levin NW, and Elliott GA. Manganese-induced hypoglycemia. Lancet 1962;1348-1351.
  2. Gray, A. M. and Flatt, P. R. Pancreatic and extra-pancreatic effects of the traditional anti- diabetic plant, Medicago sativa (lucerne). Br J Nutr. 1997;78:325-334. View abstract.
  3. Herbert, V. and Kasdan, T. S. Alfalfa, vitamin E, and autoimmune disorders. Am J Clin Nutr 1994;60:639-640. View abstract.
  4. Elakovich, S. D. and Hampton, J. M. Analysis of coumestrol, a phytoestrogen, in alfalfa tablets sold for human consumption. J Agric.Food Chem. 1984;32:173-175. View abstract.
  5. Mackler BP, Herbert V. The effect of raw wheat bran, alfalfa meal and alpha-cellulose on iron ascorbate chelate and ferric chloride in three binding solutions. Am J Clin Nutr. 1985 Oct;42:618-28. View abstract.
  6. Swanston-Flatt SK, Day C, Bailey CJ, Flatt PR. Traditional plant treatments for diabetes. Studies in normal and streptozotocin diabetic mice. Diabetologia 1990;33:462-4. View abstract.
  7. Timbekova AE, Isaev MI, Abubakirov NK. Chemistry and biological activity of triterpenoid glycosides from Medicago sativa. Adv Exp Med Biol 1996;405:171-82. View abstract.
  8. Zehavi U, Polacheck I. Saponins as antimycotic agents: glycosides of medicagenic acid. Adv Exp Med Biol 1996;404:535-46. View abstract.
  9. Malinow MR, McLaughlin P, et al. Comparative effects of alfalfa saponins and alfalfa fiber on cholesterol absorption in rats. Am J Clin Nutr 1979;32:1810-2. View abstract.
  10. Story JA, LePage SL, Petro MS, et al. Interactions of alfalfa plant and sprout saponins with cholesterol in vitro and in cholesterol-fed rats. Am J Clin Nutr 1984;39:917-29. View abstract.
  1. Bardana EJ Jr, Malinow MR, Houghton DC, et al. Diet-induced systemic lupus erythematosus (SLE) in primates. Am J Kidney Dis 1982;1:345-52. View abstract.
  2. Roberts JL, Hayashi JA. Exacerbation of SLE associated with alfalfa ingestion. N Engl J Med 1983;308:1361. View abstract.
  3. Alcocer-Varela J, Iglesias A, Llorente L, Alarcon-Segovia D. Effects of L-canavanine on T cells may explain the induction of systemic lupus erythematosus by alfalfa. Arthritis Rheum 1985;28:52-7. View abstract.
  4. Prete PE. The mechanism of action of L-canavanine in inducing autoimmune phenomena. Arthritis Rheum 1985;28:1198-200. View abstract.
  5. Montanaro A, Bardana EJ Jr. Dietary amino acid-induced systemic lupus erythematosus. Rheum Dis Clin North Am 1991;17:323-32. View abstract.
  6. Light TD, Light JA. Acute renal transplant rejection possibly related to herbal medications. Am J Transplant 2003;3:1608-9. View abstract.
  7. Molgaard J, von Schenck H, Olsson AG. Alfalfa seeds lower low density lipoprotein cholesterol and apolipoprotein B concentrations in patients with type II hyperlipoproteinemia. Atherosclerosis 1987;65:173-9. View abstract.
  8. Farber JM, Carter AO, Varughese PV, et al. Listeriosis traced to the consumption of alfalfa tablets and soft cheese [Letter to the Editor]. N Engl J Med 1990;322:338. View abstract.
  9. Brown R. Potential interactions of herbal medicines with antipsychotics, antidepressants and hypnotics. Eur J Herbal Med 1997;3:25-8.
  10. Malinow MR, Bardana EJ Jr, Goodnight SH Jr. Pancytopenia during ingestion of alfalfa seeds. Lancet 1981;14:615. View abstract.
  11. McGuffin M, Hobbs C, Upton R, Goldberg A, eds. American Herbal Products Association's Botanical Safety Handbook. Boca Raton, FL: CRC Press, LLC 1997.
  12. Leung AY, Foster S. Encyclopedia of Common Natural Ingredients Used in Food, Drugs and Cosmetics. 2nd ed. New York, NY: John Wiley & Sons, 1996.
  13. The Review of Natural Products by Facts and Comparisons. St. Louis, MO: Wolters Kluwer Co., 1999.
  14. Newall CA, Anderson LA, Philpson JD. Herbal Medicine: A Guide for Healthcare Professionals. London, UK: The Pharmaceutical Press, 1996.
Mostrar más referencias
Mostrar menos referencias
Documento revisado - 12/09/2014




Página actualizada 10 diciembre 2014