Omita y vaya al Contenido

Belladona


¿Qué es?

La belladona es una planta. Las hojas y las raíces se usan para hacer las medicinas.

El nombre de "belladona" significa "bella dama" y fue elegido debido a una práctica riesgosa que se llevaba a cabo en Italia. Históricamente, el jugo de la baya de belladona fue usado en Italia para agrandar las pupilas de las mujeres, dándoles un aspecto llamativo. Pero esto no era una buena idea ya que la belladona puede ser venenosa.

Aunque se uso es considerado inseguro, la belladona se utiliza como sedante, para parar los espasmos bronquiales que ocurren con el asma y la tos ferina y como un remedio para los resfrios y la fiebre del heno. También se usa para la enfermedad de Parkinson, los cólicos, los mareos y como un analgésico.

La belladona se utiliza en pomadas que se aplican a la piel para el dolor en las articulaciones (reumatismo), el dolor en las piernas causado por la presión de un disco de la columna vertebral sobre el nervio ciático (ciática) y el dolor de nervio (neuralgia). La belladona también se utiliza en forma de emplasto (gasa impregnada de medicina que se aplica a la piel) para el tratamiento de trastornos psiquiátricos, para un trastorno del comportamiento llamado hipercinesia, para la transpiración excesiva (hiperhidrosis) y para el asma bronquial.

Por vía rectal, la belladona se utiliza en supositorios para las hemorroides.

¿Qué tan efectivo es?

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

Insuficiente evidencia para hacer una determinación para...

  • El asma.
  • La tos ferina.
  • Los resfriados.
  • La fiebre del heno.
  • La enfermedad de Parkinson.
  • Los mareos.
  • El dolor tipo artritis.
  • Problemas de los nervios.
  • Las hemorroides.
  • Los espasmos y el dolor tipo cólico del estómago y de los conductos biliares.
  • Otras afecciones.
Se necesitan más pruebas para evaluar la eficacia de la belladona para estos usos.

¿Cómo funciona?

Volver al comienzo
La belladona tiene sustancias químicas que pueden bloquear las funciones del sistema nervioso del cuerpo. Algunas de las funciones corporales reguladas por el sistema nervioso son la salivación, la sudoración, el tamaño de las pupilas, la micción, las funciones digestivas y otras.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?

Volver al comienzo
La belladona NO ES SEGURA cuando se toma por vía oral. Contiene sustancias químicas que pueden ser tóxicas.

Los efectos secundarios pueden incluir sequedad de la boca, pupilas dilatadas, visión borrosa, piel enrojecida y seca, fiebre, pulso acelerado, incapacidad para orinar o transpirar, alucinaciones, espasmos, problemas mentales, convulsiones y coma.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: La belladona NO ES SEGURA cuando se toma por vía oral durante el embarazo. La belladona contiene sustancias químicas potencialmente tóxicas y su uso se ha vinculado a informes de serios efectos secundarios. La belladona NO ES SEGURA durante la lactancia. Puede disminuir la producción de leche y además pasar a la leche materna.

Insuficiencia cardiaca congestiva (ICC): La belladona podría producir un ritmo cardíaco rápido (taquicardia) y podría empeorar la ICC.

Estreñimiento: La belladona podría empeorar el estreñimiento.

Síndrome de Down: Las personas con el síndrome de Down pueden ser especialmente sensibles a las sustancias químicas potencialmente tóxicas que hay en la en la belladona y a sus efectos nocivos.

Reflujo esofágico: La belladona podría empeorar el reflujo esofágico.

Fiebre: La belladona podría aumentar el riesgo de sobrecalentamiento en las personas con fiebre.

Úlceras estomacales: La belladona podría empeorar las úlceras de estómago.

Infecciones del tracto gastrointestinal (GI): La belladona podría retrasar el vaciado del intestino, produciendo la retención de bacterias y virus que pueden producir infecciones.

Obstrucción en el tracto gastrointestinal (GI): La belladona podría empeorar las enfermedades obstructivas del tracto gastrointestinal (incluyendo la atonía, el íleo paralítico y la estenosis).

Hernia de hiato: La belladona podría empeorar la hernia hiatal.

Glaucoma de ángulo cerrado: La belladona podría empeorar el glaucoma de ángulo cerrado.

Ritmo cardíaco rápido (taquicardia): La belladona podría acelerar más los latidos del corazón.

Colitis ulcerosa: La belladona podría promover las complicaciones de la colitis ulcerosa.

Dificultad para orinar (retención urinaria): La belladona podría aumentar la retención de orina.

¿Existen interacciones con medicamentos?

Volver al comienzo

Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Medicamentos que secan las mucosas (Medicamentos anticolinérgicos)
La belladona contiene sustancias químicas que secan las mucosas. La belladona además afecta al cerebro y al corazón. Los medicamentos llamados fármacos anticolinérgicos, que secan las mucosas, también pueden causar estos efectos. El tomar belladona y medicamentos anticolinérgicos juntos puede producir efectos secundarios como sequedad de la piel, mareos, baja presión arterial, latidos rápidos del corazón y otros efectos secundarios graves.

Algunos de estos medicamentos que secan las mucosas incluyen atropina, escopolamina y algunos medicamentos utilizados para las alergias (antihistamínicos) y para la depresión (antidepresivos).

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?

Volver al comienzo
No se conoce ninguna interacción con hierbas y suplementos.

¿Existen interacciones con alimentos?

Volver al comienzo
No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?

Volver al comienzo
La dosis apropiada de belladona depende de muchos factores tales como la edad de la persona, el estado de salud y varias otras condiciones. En este momento no hay suficiente información científica para determinar un rango de dosis apropiado para el uso de la belladona. Tenga en cuenta que los productos naturales no son siempre necesariamente seguros y las dosis pueden ser importantes. Asegúrese de seguir las instrucciones en las etiquetas de los productos y consulte con su farmacéutico, doctor u otro proveedor de salud médica antes de usarlos.

Otros nombres

Volver al comienzo
Atropa belladonna, Atropa acuminata, Baccifère, Belladone, Belle-Dame, Belle-Galante, Bouton Noir, Cerise du Diable, Cerise Enragée, Cerise d’Espagne, Deadly Nightshade, Devil's Cherries, Devil's Herb, Divale, Dwale, Dwayberry, Grande Morelle, Great Morel, Guigne de la Côte, Herbe à la Mort, Herbe du Diable, Indian Belladonna, Morelle Furieuse, Naughty Man's Cherries, Poison Black Cherries, Suchi.

Metodología

Volver al comienzo
Para saber más sobre cómo este artículo fue escrito, refiérase a la metodología metodología (http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/druginfo/natural/methodology-sp.html) de la Base exhaustiva de datos de medicamentos naturales.

Referencias

Volver al comienzo
Para ver todas las referencias de la página de Belladona, por favor diríjase a http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/druginfo/natural/531.html.
  1. Jaspersen-Schib R, Theus L, Guirguis-Oeschger M, et al. [Serious plant poisonings in Switzerland 1966-1994. Case analysis from the Swiss Toxicology Information Center]. Schweiz Med Wochenschr 1996;126:1085-98.
  2. McKevoy GK, ed. AHFS Drug Information. Bethesda, MD: American Society of Health-System Pharmacists, 1998.
  3. McGuffin M, Hobbs C, Upton R, Goldberg A, eds. American Herbal Products Association's Botanical Safety Handbook. Boca Raton, FL: CRC Press, LLC 1997.
  4. Leung AY, Foster S. Encyclopedia of Common Natural Ingredients Used in Food, Drugs and Cosmetics. 2nd ed. New York, NY: John Wiley & Sons, 1996.
  5. Blumenthal M, ed. The Complete German Commission E Monographs: Therapeutic Guide to Herbal Medicines. Trans. S. Klein. Boston, MA: American Botanical Council, 1998.
Documento revisado - 13/09/2011




Página actualizada 12 marzo 2014