Omita y vaya al Contenido

Niacina y niacinamida (vitamina B3)


¿Qué es?

La niacina y la niacinamida son formas de vitamina B3. La vitamina B3 se encuentra en muchos alimentos incluyendo la levadura, la carne de vacuno, la leche, los huevos, las verduras verdes, los porotos y los granos de cereal. La niacina y la niacinamida también se encuentran en muchos suplementos de complejo de vitamina B juntas con las otras vitaminas B.

La niacina se usa para el colesterol alto. También se usa junto con otros tratamientos para los problemas de la circulación, para los dolores de cabeza de migraña y para disminuir la diarrea asociada con el cólera. La niacina también es utilizada por la gente que usa drogas ilegales para evitar mostrar un resultado positivo de drogas en la orina.

La niacinamida se utiliza para el tratamiento de la diabetes y para dos trastornos de la piel llamados pénfigo buloso y granuloma anular.

La niacina o la niacinamida se usan para prevenir la deficiencia de vitamina B3 y para afecciones vinculadas a esa deficiencia tal como la pelagra. Ambas formas de vitamina B3 se utilizan para la esquizofrenia, las alucinaciones debido a las drogas, la enfermedad de Alzheimer y la pérdida de la habilidad de pensar relacionada con la edad, para el síndrome cerebral crónico, la depresión, los mareos, la dependencia del alcohol y para la retención de líquidos (edema).

Algunas personas usan la niacina o niacinamida para el acné, la lepra, el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), la pérdida de la memoria, la artritis, la prevención de los dolores de cabeza premenstruales, para mejorar la digestión, para la protección contra las toxinas y los contaminantes ambientales, para disminuir el efecto del envejecimiento, para disminuir la presión arterial alta, para mejorar la circulación, para promover la relajación, para mejorar el orgasmo y para la prevención de las cataratas.

La niacinamida se aplica a la piel para el tratamiento de un trastorno inflamatorio llamado acné vulgar.

¿Qué tan efectivo es?

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

Probablemente eficaz para...

  • El colesterol alto. Solo la niacina y no la niacinamida parece bajar el colesterol. Algunos productos de niacina que se usan para el tratamiento del colesterol son productos aprobados por la FDA para la venta con receta médica. Estos productos de niacina que se venden con receta médica típicamente vienen en concentraciones de 500 mg o más. Los suplementos dietéticos de niacina usualmente vienen en concentraciones de 250 mg o menos. Puesto que se necesitan dosis altas de niacina para el tratamiento del colesterol, el uso de la niacina en forma de suplemento no es adecuado.
  • El tratamiento y la prevención de la deficiencia de niacina y algunas afecciones relacionadas con la deficiencia de niacina tal como la pelagra. Tanto la niacina como la niacinamida están aprobadas por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) para estos usos. A veces se prefiere a la niacinamida porque no produce “rubor” (enrojecimiento, comezón y hormigueo), uno de los efectos secundarios de la niacina.

Posiblemente eficaz para...

  • La osteoartritis. El tomar niacinamida parece aumentar la flexibilidad de las articulaciones y disminuir el dolor y la hinchazón. Es posible que algunas personas que toman niacinamida puedan disminuir la cantidad de medicamentos que toman para el dolor.
  • La enfermedad de Alzheimer. Las personas que consumen más niacina, ya sea en los alimentos o en forma de una multivitamina, parecen tener un menor riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer si se comparan con aquellas que consumen menos niacina. Pero no hay evidencia que indique que el tomar un suplemento de niacina produce algún beneficio en la prevención de la enfermedad de Alzheimer.
  • El “endurecimiento de las arterias” (arterioesclerosis).
  • Disminuir el riesgo de un segundo ataque al corazón en los hombres con trastornos al corazón o trastornos circulatorios.
  • La diarrea producida por una infección llamada cólera.
  • La diabetes de tipo 1 y de tipo 2.
  • La prevención de las cataratas, un trastorno de los ojos.

Insuficiente evidencia para hacer una determinación para...

  • El trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Hay resultados contradictorios con respecto a la utilidad de la niacinamida en combinación con otras vitaminas para el tratamiento del TDAH.
  • Los dolores de cabeza de migraña.
  • Los mareos.
  • La depresión.
  • Los mareos de movimiento.
  • La dependencia del alcohol.
  • Mejorar el orgasmo.
  • El acné.
  • Otras afecciones.
Se necesita más evidencia para evaluar la niacina y la niacinamida para estos usos.

¿Cómo funciona?

Volver al comienzo
La niacinamida se puede hacer en el cuerpo a partir de la niacina. Cuando se toma en cantidades mayores de las que el cuerpo necesita la niacina se transforma en niacinamida. La niacina y niacinamida son fácilmente solubles en agua y son bien absorbidas cuando se toman por vía oral.

La niacina y niacinamida son necesarias para el funcionamiento normal de las grasas y azúcares en el cuerpo y para la mantención de células sanas. En dosis altas, la niacina y la niacinamida pueden tener efectos diferentes. La niacina podría ayudar a las personas con enfermedades cardíacas por sus efectos beneficiosos en la coagulación. Podría también mejorar los niveles de los triglicéridos, un tipo de grasas que están presentes en la sangre. La niacinamida no tiene efectos beneficiosos en las grasas y no debería ser usada para el tratamiento del colesterol alto o niveles altos de grasas en la sangre.

La deficiencia de niacina puede producir una enfermedad llamada pelagra, la cual produce irritación de la piel, diarrea y demencia. La pelagra era común a principios del siglo veinte, pero es menos común ahora puesto que los alimentos están enriquecidos con niacina. En la cultura occidental la pelagra ha sido virtualmente eliminada.

Las personas con una dieta pobre, con alcoholismo y algunos tipos de tumores de lento crecimiento llamados tumores carcinoides podrían tener un mayor riesgo de deficiencia de niacina.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?

Volver al comienzo
La niacina y la niacinamida PROBABLEMENTE SON SEGURAS para la mayoría de las personas cuando se toman por vía oral. Un efecto secundario menor con la niacina es una reacción de enrojecimiento de la piel. Esto podría causar quemazón, hormigueo, comezón y enrojecimiento de la cara, los brazos y el pecho, así como dolores de cabeza. Comenzando con dosis pequeñas y tomando una aspirina de 325 mg antes de cada dosis de niacina ayuda a reducir esta reacción de enrojecimiento de la piel. Generalmente, esta reacción desaparece a medida que el cuerpo se acostumbra a este medicamento. El alcohol puede empeorar esta reacción de enrojecimiento de la piel. Evite tomar grandes cantidades de alcohol mientras esté tomando niacina.

Otros efectos secundarios menores de la niacina y la niacinamida son molestias estomacales, gas intestinal, mareos, dolor en la boca y otros problemas.

Cuando se toma niacina en dosis más altas que 3 gramos por día, pueden ocurrir efectos secundarios más graves. Estos incluyen problemas hepáticos, gota, úlceras del tracto digestivo, pérdida de visión, un nivel alto de azúcar en la sangre, latidos irregulares del corazón y otros problemas serios. Efectos secundarios similares pueden ocurrir con grandes dosis de niacinamida.

Hay cierta preocupación acerca del riesgo de un accidente cerebrovascular en las personas que toman niacina. En un estudio a gran escala, las personas que tomaron dosis altas de niacina tuvieron un riesgo dos veces mayor de un accidente cerebrovascular en comparación con aquellas que no tomaron niacina. Pero no está claro si este resultado se debe a la niacina o a otro factor desconocido. Las investigaciones anteriores no han identificado ningún riesgo de accidente cerebrovascular relacionado con el consumo de niacina. La mayoría de los expertos creen que es demasiado pronto para sacar conclusiones acerca de la niacina y accidentes cerebro vasculares.

La niacinamida POSIBLEMENTE ES SEGURA para los niños si se usa en forma apropiada.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: La niacina y la niacinamida PROBABLEMENTE SON SEGURAS para las mujeres embarazadas y amamantando cuando se toman en las cantidades recomendadas. La cantidad de niacina recomendada para las mujeres embarazadas o amamantando es de 30 mg por día para las mujeres menores de 18 años y 35 mg para las mujeres mayores de 18 años.

Alergias: La niacina y la niacinamida pueden aumentar la severidad de las alergias debido a que liberan histamina, la sustancia química responsable de los síntomas de alergia.

Enfermedad cardiaca/angina inestable: Grandes cantidades de niacina y niacinamida pueden aumentar el riesgo de producir latidos irregulares del corazón. Use con cuidado.

Diabetes: La niacina y la niacinamida podrían aumentar el azúcar en la sangre. Las personas con diabetes que toman niacina o niacinamida deben controlar cuidadosamente su azúcar en la sangre.

Enfermedad de la vesícula: La niacina y la niacinamida podrían empeorar la enfermedad de la vesícula.

Gota: Grandes cantidades de niacina y niacinamida podrían producir un ataque de gota.

Presión arterial baja: No tome niacina o niacinamida si la presión arterial baja. Su presión arterial puede bajar demasiado.

Enfermedad del hígado: La niacina o niacinamida podría aumentar el daño al hígado. No las use si tiene una enfermedad hepática.

Enfermedad renal: La niacina se podría acumular en las personas con enfermedad renal y producir daño. No la use si tiene enfermedad renal.

Úlceras estomacales o intestinales: La niacina o niacinamida podrían empeorar las úlceras. No las use si tiene úlceras.

Cirugía: La niacina o niacinamida podrían interferir con el control del azúcar en la sangre durante y después de una cirugía. Deje de tomar niacina o niacinamida por lo menos 2 semanas antes de una cirugía programada.

¿Existen interacciones con medicamentos?

Volver al comienzo

Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Alcohol (Etanol)
La niacina puede producir enrojecimiento de la piel y comezón. El consumir alcohol junto con niacina podría empeorar el enrojecimiento de la piel y la comezón. Hay también un poco de preocupación de que el consumir alcohol junto con niacina podría aumentar la probabilidad de sufrir daño hepático.

Alopurinol (Zyloprim)
El alopurinol (Zyloprim) se usa para el tratamiento de la gota. El tomar dosis grandes de niacina podría empeorar la gota y disminuir la eficacia del alopurinol (Zyloprim).

Carbamazepina (Tegretol)
La carbamazepina (Tegretol) es descompuesta por el cuerpo. Hay un poco de preocupación de que la niacinamida podría disminuir la rapidez con la que el cuerpo descompone la carbamazepina (Tegretol). Pero no hay suficiente información para saber si esto es importante.

Clonidina (Catapres)
Tanto la clonidina como la niacina bajan la presión arterial. El tomar niacina con clonidina podría disminuir demasiado su presión arterial.

Medicamentos para la diabetes (Antidiabéticos)
El uso a largo plazo de niacina y niacinamida podría aumentar el azúcar en la sangre. Al aumentar el azúcar en la sangre, la niacina y la niacinamida podrían disminuir la eficacia de los medicamentos para la diabetes. Controle de cerca el nivel de azúcar en su sangre. Puede que sea necesario cambiar la dosis de su medicamento para la diabetes.

Algunos de los medicamentos usados para la diabetes incluyen glimepirida (Amaryl), gliburida (Diabeta, Glynase PresTab, Micronase), insulina, pioglitazona (Actos), rosiglitazona (Avandia), metformin (Glucophage), nateglinida (Starlix), repaglinida (Prandin), clorpropamida (Diabinese), glipizida (Glucotrol), tolbutamida (Orinase) y otros.

Medicamentos que se usan para bajar el colesterol (Estatinas)
La niacina puede afectar a los músculos en forma negativa. Algunos medicamentos que se usan para bajar el colesterol pueden también afectar a los músculos. El tomar niacina junto con estos medicamentos podría aumentar el riesgo de problemas musculares.

Algunos medicamentos que se usan para bajar el colesterol incluyen rosuvastatin (Crestor), atorvastatina (Lipitor), lovastatina (Mevacor), pravastatina (Pravachol), fluvastatina (Lescol) y simvastatina (Zocor).

Medicamentos que se usan para bajar el colesterol (Secuestradores de ácidos biliares)
Algunos medicamentos para bajar el colesterol llamados secuestradores de los ácidos biliares pueden disminuir la absorción por el cuerpo de la niacina y la niacinamida. Esto podría disminuir la eficacia de la niacina o de la niacinamida. Tome la niacina o la niacinamida y los medicamentos por lo menos con 4-6 horas de separación.

Algunos medicamentos que se usan para bajar el colesterol incluyen a colestiramina (Questran) y colestipol (Colestid).

Primidona (Mysoline)
La primidona es descompuesta por el cuerpo. Hay un poco de preocupación de que la niacinamida podría disminuir la rapidez con la que el cuerpo descompone la primidona (Mysoline). Pero no hay suficiente información para saber si esto es importante.

Probenecid
El probenecid se usa para el tratamiento de la gota. El tomar grandes dosis de niacina podría empeorar la gota y disminuir la eficacia del probenecid.

Sulfinpirazona (Anturane)
La sulfinpirazona (Anturane) se usa para el tratamiento de la gota. El tomar grandes dosis de niacina podría empeorar la gota y disminuir la eficacia de la sulfinpirazona (Anturane).

Menores

Preste atención a esta combinación

Aspirina
La aspirina se usa generalmente con la niacina para disminuir el enrojecimiento de la piel producido por la niacina. El tomar grandes dosis de aspirina podría disminuir la rapidez con la que el cuerpo elimina la niacina. Esto podría causar un aumento de la niacina en el cuerpo y probablemente producir efectos secundarios. Pero las dosis bajas de aspirina más comúnmente usadas para el enrojecimiento de la piel debido a la nacina no parecen ser un problema.

Parche de nicotina (Nicotina transdermal)
La niacina puede a veces producir enrojecimiento de la piel y mareos. El parche de nicotina también puede producir enrojecimiento de la piel y mareos. El tomar niacina y/o niacinamida (vitamina B3) y usar un parche de nicotina puede aumentar la posibilidad de terminar teniendo enrojecimiento de la piel y mareos.

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?

Volver al comienzo
Antioxidantes
Una combinación de niacina y el medicamento simvastatina (Zocor), que se vende bajo receta médica, aumenta el colesterol HDL (la lipoproteína de alta densidad) en las personas con enfermedad coronaria y bajos niveles de HDL. Pero si se toma niacina junto con combinaciones de antioxidantes (selenio, vitamina C, vitamina E y beta-caroteno) al parecer se elimina este aumento en el HDL. No se sabe si este efecto ocurre en aquellas personas que no tienen enfermedad coronaria.

Cromo
El tomar niacina y cromo juntos podría bajar el azúcar en la sangre. Si usted tiene diabetes y toma suplementos de cromo y niacina juntos, controle su azúcar en la sangre para asegurarse de que no baje demasiado.

El te de kombucha
Hay un poco de preocupación de que el té de Kombucha podría disminuir la absorción de la niacina. Pero se necesita estudiar esto un poco más.

Hierbas y suplementos que podrian danar el higado
La niacina, especialmente en dosis altas, puede producir daño al hígado. El tomar niacina junto con otras hierbas o suplementos que podrían dañar el hígado podría aumentar este riesgo. Algunos de estos productos incluyen androstenediona, la hoja de borraja, el chaparral, la consuelda, la dehidroepiandrosterona (DHEA), el camedrio, la kava, el aceite de poleo, la levadura roja y otras.

Zinc
El cuerpo puede producir niacina. Las personas desnutridas y que tienen deficiencia de niacina, tales como los alcohólicos crónicos, producen más niacina si toman zinc. Podría haber un mayor riesgo de efectos secundarios relacionados con la niacina tal como el enrojecimiento de la piel y la comezón si se toman el zinc y la niacina juntos.

¿Existen interacciones con alimentos?

Volver al comienzo
Bebidas calientes
La niacina puede producir enrojecimiento de la piel y comezón. Estos efectos podrían aumentar si se toma la niacina con una bebida caliente.

¿Qué dosis se utiliza?

Volver al comienzo
Las siguientes dosis han sido estudiadas en investigaciones científicas:

POR VÍA ORAL:
  • Para el colesterol alto los efectos de la niacina dependen de la dosis. Los mayores aumentos en HDL y las mayores disminuciones en los triglicéridos ocurren con 1,200-1,500 mg/día. Los mayores efectos de la niacina en el LDL ocurren con 2,000-3,000 mg/día.
  • Para la prevención de las enfermedades al corazón en las personas con colesterol alto se usan: 4 gramos de niacina diarios.
  • Para la prevención y el tratamiento de la deficiencia de vitamina B3: Las dosis de ácido nicotínico y niacinamida se consideran equivalentes. Para la deficiencia leve de vitamina B3 se dan 50-100 mg por día de niacina o niacinamida. Para la pelagra en los adultos se dan 300-500 mg de niacina o niacinamida diarios en dosis divididas. Para la pelagra en niños se dan 100-300 mg por día de niacina o niacinamida en dosis divididas. Para la enfermedad de Hartnup se usan 50-200 mg diarios de niacina o niacinamida.
  • Para reducir la pérdida de líquidos causados por la toxina del cólera: Se usan 2 gramos de niacina diarios.
  • Para la prevención de la diabetes de tipo 1 en niños con alto riesgo: Se usa 1,2 gramos/m² (área de la superficie del cuerpo) por día de niacinamida de liberación lenta y prolongada.
  • Para disminuir el progreso de la enfermedad en los casos recientemente diagnosticados de diabetes tipo 1: Se usa 25 mg/kg diarios de niacinamida.
  • Para el tratamiento de la osteoartritis: Se usan 3 gramos de niacinamida diarios en dosis divididas.
  • Para un menor riesgo de cataratas: Una ingesta diaria de aproximadamente 44 mg de niacina.
  • Para la prevención de la enfermedad de Alzheimer: Se usa 17-45 mg de niacina de los alimentos y de multivitaminas. Las fuentes alimenticias ricas en niacina incluyen la carne, el pescado, los frijoles (porotos), las nueces, el café y los granos y cereales enriquecidos. Tenga en cuenta que no hay ninguna prueba confiable que indique que el tomar un suplemento de solo niacina previene la enfermedad de Alzheimer.
La Ingesta Diaria Recomendada (RDAs) de niacina es: Para los infantes de 0-6 meses: 2 mg; los infantes de 7-12 meses: 4 mg; para los niños de 1-3 años: 6 mg; los niños de 4-8 años: 8 mg; los niños de 9-13 años: 12 mg; los hombres de 14 años y mayores: 16 mg; la mujeres embarazadas: 18 mg; las mujeres amamantando: 17 mg. La dosis máxima diaria de niacina es: Para los niños de 1-3 años: 10 mg; los niños de de 4-8 años: 15 mg; los niños de 9-13 años: 20 mg; los adultos, incluyendo las mujeres embarazadas y amamantando de 14-18 años: 30 mg; y los adultos, incluyendo las mujeres embarazadas y amamantando, mayores de de 18 años: 35 mg.

Otros nombres

Volver al comienzo
3-Pyridine Carboxamide, 3-Pyridinecarboxylic Acid, Acide Nicotinique, Acide Pyridine-Carboxylique-3, Amide de l’Acide Nicotinique, Anti-Blacktongue Factor, Antipellagra Factor, B Complex Vitamin, Complexe de Vitamines B, Facteur Anti-Pellagre, Niacin-Niacinamide, Niacin/Niacinamide, Niacinamide, Niacine, Niacine et Niacinamide, Nicamid, Nicosedine, Nicotinamide, Nicotinic Acid, Nicotinic Acid Amide, Nicotylamidum, Pellagra Preventing Factor, Vitamin B3, Vitamin PP, Vitamine B3, Vitamine PP.

Metodología

Volver al comienzo
Para saber más sobre cómo este artículo fue escrito, refiérase a la metodología metodología (http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/druginfo/natural/methodology-sp.html) de la Base exhaustiva de datos de medicamentos naturales.

Referencias

Volver al comienzo
Para ver todas las referencias de la página de Niacina y niacinamida (vitamina B3), por favor diríjase a http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/druginfo/natural/924.html.
  1. FDA statement on the AIM-HIGH trial. http://www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/ PostmarketDrugSafetyInformationforPatientsand Providers/ucm256841.htm. (Accessed 3 June 2011).
  2. NIH News. NIH stops clinical trial on combination cholesterol treatment. May 26, 2011. http://www.nih.gov/news/health/may2011/nhlbi-26.htm. (Accessed 3 June 2011).
  3. PL Detail-Document, Niacin Plus Statin to Reduce Cardiovascular Risk: AIM-HIGH Study. Pharmacist's Letter/Prescriber's Letter. July 2011.
  4. Karthikeyan K, Thappa DM. Pellagra and skin. Int J Dermatol 2002;41:476-81. View abstract.
  5. Hendricks WM. Pellagra and pellagralike dermatoses: etiology, differential diagnosis, dermatopathology, and treatment. Semin Dermatol 1991;10:282-92. View abstract.
  6. Bingham LG, Verma SB. A photodistributed rash. (Self-Assessment examination of the American Academy of Dermatology). J Am Acad Dermatol 2005;52:929-32.
  7. Nahata MC. Chloramphenicol. In: Evans WE, Schentag JJ, Jusko WJ (eds). Applied Pharmacokinetics: Principles of Therapeutic Drug Monitoring. 3rd ed., Vancouver, WA: Applied Therapeutics, Inc., 1992.
  8. Jorgensen J. Pellagra probably due to pyrazinamide: development during combined chemotherapy of tuberculosis. Int J Dermatol 1983;22:44-5. View abstract.
  9. Ding RW, Kolbe K, Merz B, et al. Pharmacokinetics of nicotinic acid-salicylic acid interaction. Clin Pharmacol Ther 1989;46:642-7. View abstract.
  10. Lyon VB, Fairley JA. Anticonvulsant-induced pellagra. J Am Acad Dermatol 2002;46:597-9. View abstract.
  1. Kaur S, Goraya JS, Thami GP, Kanwar AJ. Pellagrous dermatitis induced by phenytoin (letter). Pediatr Derm 2002;19:93. View abstract.
  2. Wood B, Rademaker M, Oakley A, Wallace J. Pellagra in a woman using alternative remedies. Australas J Dermatol 1998;39:42-4. View abstract.
  3. Bender DA, Russell-Jones R. Isoniazid-induced pellagra despite vitamin B6 supplementation (letter). Lancet 1979;2:1125-6. View abstract.
  4. Stevens H, Ostlere L, Begent R, et al. Pellagra secondary to 5-fluorouracil. Br J Dermatol 1993;128:578-80. View abstract.
  5. Swash M, Roberts AH. Reversible pellagra-like encephalopathy with ethionamide and cycloserine. Tubercle 1972;53:132. View abstract.
  6. Brooks-Hill RW, Bishop ME, Vellend H. Pellagra-like encephalopathy complicating a multiple drug regimen for the treatment of pulmonary infection due to Mycobacterium avium-intracellulare (letter). Am Rev Resp Dis 1985;131:476. View abstract.
  7. Bender DA, Earl CJ, Lees AJ. Niacin depletion in Parkinsonian patients treated with L-dopa, benserazide and carbidopa. Clinical Sci 1979;56:89-93. . View abstract.
  8. Ludwig GD, White DC. Pellagra induced by 6-mercaptopurine. Clin Res 1960;8:212.
  9. Stratigos JD, Katsambas A. Pellagra: a still existing disease. Br J Dermatol 1977;96:99-106. View abstract.
  10. Jarrett P, Duffill M, Oakley A, Smith A. Pellagra, azathioprine and inflammatory bowel disease. Clin Exp Dermatol 1997;22:44-5. View abstract.
  11. Visalli N, Cavallo MG, Signore A, et al. A multi-centre randomized trial of two different doses of nicotinamide in patients with recent-onset type 1 diabetes (the IMDIAB VI). Diabetes Metab Res Rev 1999;15:181-5. View abstract.
  12. Product information: Niaspan. Kos Pharmaceuticals. Cranbury, NJ. 2005. Available at www.niaspan.com/professional/content/pdfs/productinfo.pdf. (Accessed 3 March 2006).
  13. Schwab RA, Bachhuber BH. Delirium and lactic acidosis caused by ethanol and niacin coingestion. Am J Emerg Med 1991;9:363-5. View abstract.
  14. Ito MK. Advances in the understanding and management of dyslipidemia: using niacin-based therapies. Am J Health-Syst Pharm 2003;60(suppl 2):s15-21. View abstract.
  15. Reaven P, Witztum JL. Lovastatin, nicotinic acid and rhabdomyolysis (letter). Ann Int Med 1988;109:597-8. View abstract.
  16. Rockwell KA. Potential interaction between niacin and transdermal nicotine (letter). Ann Pharmacother 1993;27:1283-4. View abstract.
  17. Bourgeois BF, Dodson WE, Ferrendelli JA. Interactions between primidone, carbamazepine, and nicotinamide. Neurology 1982;32:1122-6. View abstract.
  18. Gillman MA, Sandyk R. Nicotinic acid deficiency induced by sodium valproate (letter). S Afr Med J 1984;65:986. View abstract.
  19. Papa CM. Niacinamide and acanthosis nigricans (letter). Arch Dermatol 1984;120:1281. View abstract.
  20. Winter SL, Boyer JL. Hepatic toxicity from large doses of vitamin B3 (nicotinamide). N Engl J Med 1973;289:1180-2. View abstract.
  21. Morris MC, Evans DA, Bianias JL, et al. Dietary niacin and the risk of incident Alzheimer's disease and of cognitive decline. J Neurol Neurosurg Psychiatry 2004;75:1093-99. View abstract.
  22. McKenney J. New perspectives on the use of niacin in the treatment of lipid disorders. Arch Intern Med 2004;164:697-705. View abstract.
  23. Raising HDL and Niacin Use. Pharmacist's Letter/Prescriber's Letter 2004;20:200504.
  24. Hoskin PJ, Stratford MR, Saunders MI, et al. Administration of nicotinamide during chart: pharmacokinetics, dose escalation, and clinical toxicity. Int J Radiat Oncol Biol Phys 1995;32:1111-9. View abstract.
  25. Fatigante L, Ducci F, Cartei F, et al. Carbogen and nicotinamide combined with unconventional radiotherapy in glioblastoma multiforme: a new modality treatment. Int J Radiat Oncol Biol Phys 1997;37:499-504. View abstract.
  26. Miralbell R, Mornex F, Greiner R, et al. Accelerated radiotherapy, carbogen, and nicotinamide in glioblastoma multiforme: report of European Organization for Research and Treatment of Cancer trial 22933. J Clin Oncol 1999;17:3143-9. View abstract.
  27. Anon. Niacinamide Monograph. Alt Med Rev 2002;7:525-9. View abstract.
  28. Schwartz ML. Severe reversible hyperglycemia as a consequence of niacin therapy. Arch Int Med 1993;153:2050-2. View abstract.
  29. Kahn SE, Beard JC, Schwartz MW, et al. Increased B-cell secretory capacity as mechanism for islet adaptation to nicotinic acid-induced insulin resistance. Diabetes 1989;38:562-8. View abstract.
  30. Rader JI, Calvert RJ, Hathcock JN. Hepatic toxicity of unmodified and time-release preparations of niacin. Am J Med 1992;92:77-81. View abstract.
  31. Figge HL, Figge J, Souney PF, et al. Nicotinic acid: a review of its clinical use in the treatment of lipid disorders. Pharmacotherapy 1988;8:287-94. View abstract.
  32. Bays HE, Dujovne CA. Drug interactions of lipid-altering drugs. Drug Saf 1998;19:355-71. View abstract.
  33. Vannucchi H, Moreno FS. Interaction of niacin and zinc metabolism in patients with alcoholic pellagra. Am J Clin Nutr 1989;50:364-9. View abstract.
  34. Urberg M, Zemel MB. Evidence for synergism between chromium and nicotinic acid in the control of glucose tolerance in elderly humans. Metabolism 1987;36:896-9. View abstract.
  35. Cheung MC, Zhao XQ, Chait A, et al. Antioxidant supplements block the response of HDL to simvastatin-niacin therapy in patients with coronary artery disease and low HDL. Arterioscler Thromb Vasc Biol 2001;21:1320-6. View abstract.
  36. Haslam RH, Dalby JT, Rademaker AW. Effects of megavitamin therapy on children with attention deficit disorders. Pediatrics 1984;74:103-11.. View abstract.
  37. Chesney CM, Elam MB, Herd JA, et al. Effect of niacin, warfarin, and antioxidant therapy on coagulation parameters in patients with peripheral arterial disease in the Arterial Disease Multiple Intervention Trial (ADMIT). Am Heart J 2000;140:631-6.. View abstract.
  38. Wink J, Giacoppe G, King J. Effect of very-low-dose naicin on high-density lipoprotein in patients undergoing long-term statin therapy. Am Heart J 2002;143:514-8.. View abstract.
  39. Wolfe ML, Vartanian SF, Ross JL, et al. Safety and effectiveness of Niaspan when added sequentially to a statin for treatment of dyslipidemia. Am J Cardiol 2001;87:476-9,A7.. View abstract.
  40. Brown BG, Zhao XQ, Chait A. Simvastatin and niacin, antioxidant vitamins, or the combination for the prevention of coronary disease. N Engl J Med 2001;345:1583-93. View abstract.
  41. Cumming RG, Mitchell P, Smith W. Diet and cataract: the Blue Mountains Eye Study. Ophthalmology 2000;10:450-6. View abstract.
  42. Kuroki F, Iida M, Tominaga M, et al. Multiple vitamin status in Crohn's disease. Correlation with disease activity. Dig Dis Sci 1993;38:1614-8. View abstract.
  43. Food and Nutrition Board, Institute of Medicine. Dietary Reference Intakes for Thiamin, Riboflavin, Niacin, Vitamin B6, Folate, Vitamin B12, Pantothenic Acid, Biotin, and Choline . Washington, DC: National Academy Press, 2000. Available at: http://books.nap.edu/books/0309065542/html/.
  44. Shalita AR, Smith JG, Parish LC, et al. Topical nicotinamide compared with clindamycin gel in the treatment of inflammatory acne vulgaris. Int J Dermatol 1995;34:434-7. View abstract.
  45. American Dietetic Association Website. Available at: www.eatright.org/adap1097.html (Accessed 16 July 1999).
  46. Lal SM, Hewett JE, Petroski GF, et al. Effects of nicotinic acid and lovastatin in renal transplant patients: a prospective, randomized, open-labeled crossover trial. Am J Kidney Dis 1995;25:616-22. View abstract.
  47. Guyton JR, Goldberg AC, Kreisberg RA, et al. Effectiveness of once-nightly dosing of extended-release niacin alone and in combination for hypercholesterolemia. Am J Cardiol 1998;82:737-43. View abstract.
  48. Vega GL, Grundy SM. Lipoprotein responses to treatment with lovastatin, gemfibrozil, and nicotinic acid in normolipidemic patients with hypoalphalipoproteinemia. Arch Intern Med 1994;154:73-82. View abstract.
  49. Vacek JL, Dittmeier G, Chiarelli T, et al. Comparison of lovastatin (20 mg) and nicotinic acid (1.2 g) with either drug alone for type II hyperlipoproteinemia. Am J Cardiol 1995;76:182-4. View abstract.
  50. Illingworth DR, Stein EA, Mitchel YB, et al. Comparative effects of lovastatin and niacin in primary hypercholesterolemia. A prospective trial. Arch Intern Med 1994;154:1586-95. View abstract.
  51. McCarty MF, Russell AL. Niacinamide therapy for osteoarthritis--does it inhibit nitric oxide synthase induction by interleukin 1 in chondrocytes? Med Hypotheses 1999;53:350-60. View abstract.
  52. Jonas WB, Rapoza CP, Blair WF. The effect of niacinamide on osteoarthritis: a pilot study. Inflamm Res 1996;45:330-4. View abstract.
  53. Polo V, Saibene A, Pontiroli AE. Nicotinamide improves insulin secretion and metabolic control in lean type 2 diabetic patients with secondary failure to sulphonylureas. Acta Diabetol 1998;35:61-4. View abstract.
  54. Greenbaum CJ, Kahn SE, Palmer JP. Nicotinamide's effects on glucose metabolism in subjects at risk for IDDM. Diabetes 1996;45:1631-4. View abstract.
  55. Pozzilli P, Browne PD, Kolb H. Meta-analysis of nicotinamide treatment in patients with recent-onset IDDM. The Nicotinamide Trialists. Diabetes Care 1996;19:1357-63. View abstract.
  56. Pozzilli P, Visalli N, Signore A, et al. Double blind trial of nicotinamide in recent-onset IDDM (the IMDIAB III study). Diabetologia 1995;38:848-52. View abstract.
  57. Visalli N, Cavallo MG, Signore A, et al. A multi-centre randomized trial of two different doses of nicotinamide in patients with recent-onset type 1 diabetes (the IMDIAB VI). Diabetes Metab Res Rev 1999;15:181-5. View abstract.
  58. Pozzilli P, Visalli N, Cavallo MG, et al. Vitamin E and nicotinamide have similar effects in maintaining residual beta cell function in recent onset insulin-dependent diabetes. Eur J Endocrinol 1997;137:234-9. View abstract.
  59. Reimers JI, Andersen HU, Pociot F. [Nicotinamide and prevention of insulin-dependent diabetes mellitus. Rationale, effects, toxicology and clinical experiences. ENDIT Group]. Ugeskr Laeger 1994;156:461-5. View abstract.
  60. Lampeter EF, Klinghammer A, Scherbaum WA, et al. The Deutsche Nicotinamide Intervention Study: an attempt to prevent type 1 diabetes. DENIS Group. Diabetes 1998;47:980-4. View abstract.
  61. Elliott RB, Pilcher CC, Fergusson DM, Stewart AW. A population based strategy to prevent insulin-dependent diabetes using nicotinamide. J Pediatr Endocrinol Metab 1996;9:501-9. View abstract.
  62. Gale EA. Theory and practice of nicotinamide trials in pre-type 1 diabetes. J Pediatr Endocrinol Metab 1996;9:375-9. View abstract.
  63. Kolb H, Burkart V. Nicotinamide in type 1 diabetes. Mechanism of action revisited. Diabetes Care 1999;22:B16-20. View abstract.
  64. Johansson JO, Egberg N, Asplund-Carlson A, Carlson LA. Nicotinic acid treatment shifts the fibrinolytic balance favourably and decreases plasma fibrinogen in hypertriglyceridaemic men. J Cardiovasc Risk 1997;4:165-71. View abstract.
  65. Briend A, Nath SK, Heyman M, Desjeux JF. Comparative effects of nicotinic acid and nicotinamide on cholera toxin-induced secretion in rabbit ileum. J Diarrhoeal Dis Res 1993;11:97-100. View abstract.
  66. Rabbani GH, Butler T, Bardhan PK, Islam A. Reduction of fluid-loss in cholera by nicotinic acid: a randomized controlled trial. Lancet 1983;2:1439-42. View abstract.
  67. National Cholesterol Education Program. Cholesterol Lowering in the Patient with Coronary Heart Disease. 1997. Available at: http://www.nhlbi.nih.gov/health/prof/heart/chol/chol_low.pdf.
  68. Darvay A, Basarab T, McGregor JM, Russell-Jones R. Isoniazid induced pellagra despite pyridoxine supplementation. Clin Exp Dermatol 1999;24:167-9. View abstract.
  69. Ishii N, Nishihara Y. Pellagra encephalopathy among tuberculous patients: its relation to isoniazid therapy. J Neurol Neurosurg Psychiatry 1985;48:628-34. View abstract.
  70. American Society of Health-System Pharmacists. ASHP Therapeutic Position Statement on the safe use of niacin in the management of dyslipidemias. Am J Health Syst Pharm 1997;54:2815-9. View abstract.
  71. Garg A, Grundy SM. Nicotinic acid as therapy for dyslipidemia in non-insulin-dependent diabetes mellitus. JAMA 1990;264:723-6. View abstract.
  72. Crouse JR III. New developments in the use of niacin for treatment of hyperlipidemia: new considerations in the use of an old drug. Coron Artery Dis 1996;7:321-6. View abstract.
  73. Knopp RH. Clinical profiles of plain versus sustained-release niacin (Niaspan) and the physiologic rationale for nighttime dosing. Am J Cardiol 1998;82:24U-28U;discussion 39U-41U. View abstract.
  74. Knopp RH, Alagona P, Davidson M, et al. Equivalent efficacy of a time-release form of niacin (Niaspan) given once-a-night versus plain niacin in the management of hyperlipidemia. Metabolism 1998;47:1097-104. View abstract.
  75. McKenney JM, Proctor JD, Harris S, Chinchili VM. A comparison of the efficacy and toxic effects of sustained- vs immediate-release niacin in hypercholesterolemic patients. JAMA 1994;271:672-7. View abstract.
  76. Gray DR, Morgan T, Chretien SD, Kashyap ML. Efficacy and safety of controlled-release niacin in dyslipoproteinemic veterans. Ann Intern Med 1994;121:252-8. View abstract.
  77. Capuzzi DM, Guyton JR, Morgan JM, et al. Efficacy and safety of an extended-release niacin (Niaspan): a long-term study. Am J Cardiol 1998;82:74-81;disc. 85U-6U. View abstract.
  78. Jungnickel PW, Maloley PA, Vander Tuin EL, et al. Effect of two aspirin pretreatment regimens on niacin-induced cutaneous reactions. J Gen Intern Med 1997;12:591-6. View abstract.
  79. Whelan AM, Price SO, Fowler SF, Hainer BL. The effect of aspirin on niacin-induced cutaneous reactions. J Fam Pract 1992;34:165-8. View abstract.
  80. Gibbons LW, Gonzalez V, Gordon N, Grundy S. The prevalence of side effects with regular and sustained-release nicotinic acid. Am J Med 1995;99:378-85. View abstract.
  81. Park YK, Sempos CT, Barton CN, et al. Effectiveness of food fortification in the United States: the case of pellagra. Am J Public Health 2000;90:727-38. View abstract.
  82. Zhao XQ, Brown BG, Hillger L, et al. Effects of intensive lipid-lowering therapy on the coronary arteries of asymptomatic subjects with elevated apolipoprotein B. Circulation 1993;88:2744-53. View abstract.
  83. Canner PL, Berge KG, Wenger NK, et al. Fifteen year mortality in Coronary Drug Project patients: long-term benefit with niacin. J Am Coll Cardiol 1986;8:1245-55. View abstract.
  84. Guyton JR, Blazing MA, Hagar J, et al. Extended-release niacin vs gemfibrozil for the treatment of low levels of high-density lipoprotein cholesterol. Niaspan-Gemfibrozil Study Group. Arch Intern Med 2000;160:1177-84. View abstract.
  85. Zema MJ. Gemfibrozil, nicotinic acid and combination therapy in patients with isolated hypoalphalipoproteinemia: a randomized, open-label, crossover study. J Am Coll Cardiol 2000;35:640-6. View abstract.
  86. Knodel LC, Talbert RL. Adverse effects of hypolipidaemic drugs. Med Toxicol 1987;2:10-32. View abstract.
  87. Brenner A. The effects of megadoses of selected B complex vitamins on children with hyperkinesis: controlled studies with long-term follow-up. J Learn Disabil 1982;15:258-64. View abstract.
  88. Shils ME, Olson JA, Shike M, Ross AC, eds. Modern Nutrition in Health and Disease. 9th ed. Baltimore, MD: Williams & Wilkins, 1999.
  89. Garg R, Malinow M, Pettinger M. Niacin treatment increases plasma homocyst(e)ine levels. Am Heart J 1999;138:1082-7. View abstract.
  90. Reimund E. Sleep deprivation-induced dermatitis: further support of nicotinic acid depletion in sleep deprivation. Med Hypotheses 1991;36:371-3. View abstract.
  91. Hardman JG, Limbird LL, Molinoff PB, eds. Goodman and Gillman's The Pharmacological Basis of Therapeutics, 9th ed. New York, NY: McGraw-Hill, 1996.
  92. Garg R, Malinow MR, Pettinger M, et al. Niacin treatment increases plasma homocysteine levels. Am Heart J 1999;138:1082-7. View abstract.
  93. McKevoy GK, ed. AHFS Drug Information. Bethesda, MD: American Society of Health-System Pharmacists, 1998.
Mostrar más referencias
Mostrar menos referencias
Documento revisado - 21/08/2014




Página actualizada 10 diciembre 2014