Omita y vaya al Contenido

Té negro


¿Qué es?

El té negro es un producto hecho de la planta Camellia sinensis. Las hojas y tallos envejecidos se utilizan con fines medicinales. El té verde, que se hace a base de hojas frescas de la misma planta, tiene algunas propiedades diferentes.

El té negro se utiliza para mejorar el estado de alerta mental, así como el aprendizaje, la memoria y la habilidad para procesar la información. También se usa para el tratamiento del dolor de cabeza y la presión arterial baja; para la prevención de las enfermedades cardiacas, incluyendo “el endurecimiento de las arterias” (arteriosclerosis) y el ataque al corazón; para la prevención de la enfermedad de Parkinson; y para reducir el riesgo de cáncer de estómago y de colon, de cáncer de pulmón, de cáncer de ovario y de cáncer de mama. También se usa para la diabetes de tipo 2, los trastornos estomacales, los vómitos, la diarrea y como un diurético para aumentar el flujo de orina. Algunas personas usan el té negro para la prevención de las caries dentales y de los cálculos renales. En combinación con otros productos, el té negro se utiliza para bajar de peso.

En los alimentos, el té negro se consume como una bebida caliente o fría.

¿Qué tan efectivo es?

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

Probablemente eficaz para...

  • El estado de alerta mental. El beber té negro y otras bebidas con cafeína durante el día ayuda a mantener a la gente alerta, incluso después de largos períodos de tiempo sin dormir.

Posiblemente eficaz para...

  • La prevención de los mareos al ponerse de pie (hipotensión ortostática) en las personas mayores. El té negro ayuda para este problema ya que aumenta la presión arterial.
  • Reducir el riesgo de ataques al corazón. Existe cierta evidencia que indica que las personas que beben té negro tienen un menor riesgo de ataque cardiaco. Y si tienen un ataque al corazón, son menos propensas a morir si han estado bebiendo té negro por lo menos durante un año.
  • Reducir el riesgo de cálculos renales. Las mujeres que beben té negro parecen tener un 8% menos riesgo de desarrollar cálculos renales.
  • Reducción del riesgo de la enfermedad de Parkinson. Hay algunas pruebas, procedentes de estudios a gran escala, que indican que las personas que consumen bebidas con cafeína como café, té y refrescos de cola tienen un menor riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson. Para los hombres, los efectos parecen depender de la dosis. Por ejemplo, los hombres que consumen un total de 421-2,716 mg de cafeína al día parecen tener la mayor reducción en el riesgo. Sin embargo, parece que hay una reducción significativa en el riesgo, incluso con un consumo de tan sólo 124-208 mg de cafeína por día. En las mujeres, los efectos no parecen estar relacionados con la dosis. El consumo moderado de cafeína (de una a cuatro tazas diarias de té negro) parece ofrecer la mayor reducción del riesgo. El beber té negro también parece reducir la incidencia de la enfermedad de Parkinson entre las personas que fuman.
  • Reducción del riesgo de cáncer de ovario. Las mujeres que beben regularmente té, ya sea té negro o té verde, parecen tener un riesgo significativamente menor de desarrollar cáncer de ovario en comparación con las mujeres que raramente o nunca toman té.
  • Reducir el riesgo de endurecimiento de las arterias (arteriosclerosis), especialmente en las mujeres.

Posiblemente ineficaz para...

  • Reducir el riesgo de cáncer de estómago, del colon y del recto.
  • Reducir el riesgo de cáncer de mama.

Insuficiente evidencia para hacer una determinación para...

  • La debilidad de los huesos (osteoporosis). Hasta el momento, hay evidencia que indica que el beber té negro podría estar vinculado con huesos más fuertes en las mujeres de 65-76 años. El beber té negro también parece estar asociado con un menor riesgo de fractura de cadera en los hombres y mujeres mayores de 50 años.
  • La diabetes de tipo 2. Algunas investigaciones sugieren que los adultos japoneses que beben una taza o más de té negro al día no tienen un riesgo menor de desarrollar diabetes de tipo 2 en comparación con los que beben menos de una taza diaria.
  • El cáncer de pulmón. Hay evidencia que indica que los hombres que ingieren más cantidad de las sustancias s químicas llamadas fitoestrógenos en la dieta, tienen hasta un 27% menor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón que los hombres que no reciben estas sustancias s químicas. El té verde y el té negro contienen fitoestrógenos.
  • Los trastornos estomacales.
  • La presión arterial alta.
  • Los vómitos.
  • La diarrea.
  • Para prevenir las caries.
  • El dolor de cabeza.
  • Reducir el riesgo de otros cánceres.
  • La promoción de la pérdida de peso.
  • Otras afecciones.
Se necesitan más pruebas para evaluar la eficacia del té negro para estos usos.

¿Cómo funciona?

Volver al comienzo
El té negro contiene 2% a 4% de cafeína, la que afecta el pensamiento y el estado de alerta, aumenta la producción de orina y puede reducir los síntomas de la enfermedad de Parkinson. También contiene antioxidantes y otras sustancias que podrían ayudar a proteger el corazón y los vasos sanguíneos.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?

Volver al comienzo
El té negro es seguro para la mayoría de los adultos. El exceso de té negro, más de cinco tazas al día, puede producir efectos adversos debido a la cafeína. Estos efectos secundarios pueden variar de leves a graves e incluyen dolor de cabeza, nerviosismo, problemas para dormir, vómitos, diarrea, irritabilidad, ritmo cardíaco irregular, temblores, acidez estomacal, mareos, zumbido en los oídos, convulsiones y confusión.

Las personas que beben té negro u otras bebidas con cafeína todo el tiempo, especialmente en grandes cantidades, pueden desarrollar una dependencia psicológica.

La cafeína PROBABLEMENTE ES SEGURA para los niños en las cantidades que se encuentran en los alimentos.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: Si está embarazada o en periodo de lactancia, el beber té negro en pequeñas cantidades probablemente no es perjudicial. No beba más de 2 tazas diarias de té negro. Esta cantidad de té proporciona aproximadamente 200 mg de cafeína. El consumir más de esta cantidad durante el embarazo ha estado relacionado con un mayor riesgo de aborto involuntario y de otros efectos negativos como son los síntomas de abstinencia a la cafeína en los recién nacidos y el bajo peso al nacer.

Si usted está amamantando, el beber más de 2 tazas diarias de té negro podría hacer que su bebé se vuelva más irritable y tenga más evacuaciones intestinales.

Anemia: El beber té negro puede empeorar la anemia en las personas con deficiencia de hierro.

Trastornos de ansiedad: La cafeína en el té negro podría empeorar estas enfermedades.

Trastornos de la coagulación: Hay razón para creer que la cafeína en el té negro podría retardar la coagulación de la sangre, aunque esto no se ha demostrado en las personas. Use la cafeína con precaución si usted tiene un trastorno de la coagulación.

Problemas cardíacos: La cafeína en el té negro puede causar latidos irregulares del corazón en algunas personas. Si usted tiene una enfermedad cardiaca, consuma cafeína con precaución.

Diabetes: La cafeína en el té negro podría afectar el azúcar en la sangre. Si usted tiene diabetes, use el té negro con precaución.

Glaucoma: El beber té negro con cafeína aumenta la presión dentro del ojo. El aumento se produce en 30 minutos y dura por lo menos 90 minutos.

Trastornos sensibles a las hormonas como el cáncer de mama, el cáncer uterino, el cáncer de ovario, la endometriosis o los fibromas uterinos: El té negro podría actuar como el estrógeno. Si tiene alguna dolencia que pueda ser agravada por la exposición a los estrógenos, no utilice el té negro.

Presión arterial alta: La cafeína en el té negro puede aumentar la presión arterial en las personas con la presión arterial alta. Sin embargo, esto no parece ocurrir en las personas que beben té negro u otros productos con cafeína con regularidad.

Huesos frágiles (osteoporosis): El beber té negro con cafeína puede aumentar la cantidad de calcio que se elimina en la orina. Esto puede debilitar los huesos. No beba más de 300 mg de cafeína por día (aproximadamente 2-3 tazas de té negro). El tomar suplementos de calcio puede ayudar a compensar la pérdida de calcio. Las mujeres mayores que tienen una enfermedad genética que afecta la forma en que usan la vitamina D, deben utilizar la cafeína con precaución.

¿Existen interacciones con medicamentos?

Volver al comienzo

Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Adenosina (Adenocard)
El té negro contiene cafeína. La cafeína en el té negro podría bloquear los efectos de la adenosina (Adenocard). La adenosina (Adenocard) se utiliza a menudo por los médicos para hacer un examen en el corazón. Esta prueba se llama una prueba del esfuerzo cardiaco. Deje de beber té negro u otros productos que contienen cafeína por lo menos 24 horas antes de una prueba del esfuerzo cardiaco.

Antibióticos (Quinolonas)
El cuerpo descompone la cafeína para deshacerse de ella. Algunos antibióticos podrían disminuir la rapidez con que el cuerpo descompone la cafeína. El tomar estos antibióticos junto con té negro puede aumentar el riesgo de efectos secundarios como el nerviosismo, el dolor de cabeza, el aumento de la frecuencia cardiaca y otros efectos secundarios.

Algunos antibióticos que disminuyen la rapidez con que el cuerpo descompone la cafeína incluyen ciprofloxacina (Cipro), enoxacina (Penetrex), norfloxacina (Chibroxin, Noroxin), esparfloxacina (Zagam), trovafloxacina (Trovan) y grepafloxacina (Raxar).

Cimetidina (Tagamet)
El té negro contiene cafeína. El cuerpo descompone la cafeína para deshacerse de ella. La cimetidina (Tagamet) puede disminuir la rapidez con que su cuerpo descompone la cafeína. El tomar cimetidina (Tagamet) junto con té negro podría aumentar el riesgo de los efectos secundarios de la cafeína incluyendo el nerviosismo, el dolor de cabeza, el pulso acelerado y otros.

Clozapina (Clozaril)
El cuerpo descompone la clozapina (Clozaril) para deshacerse de ella. La cafeína en el té negro parece disminuir la rapidez con que el cuerpo descompone la clozapina (Clozaril). El tomar té negro junto con clozapina (Clozaril) puede aumentar los efectos y efectos secundarios de la clozapina (Clozaril).

Dipiridamol (Persantine)
El té negro contiene cafeína. La cafeína en el té negro puede bloquear los efectos del dipiridamol (Persantine). El dipiridamol (Persantine) es utilizado a menudo por los médicos para hacer un examen en el corazón. Esta prueba se llama una prueba del esfuerzo cardiaco. Deje de beber té negro u otros productos que contienen cafeína por lo menos 24 horas antes de una prueba del esfuerzo cardiaco.

Disulfiram (Antabuse)
El cuerpo descompone la cafeína para deshacerse de ella. El disulfiram (Antabuse) puede disminuir la rapidez con que el cuerpo se deshace de la cafeína. El tomar té negro (que contiene cafeína) junto con disulfiram (Antabuse) podría aumentar los efectos y efectos secundarios de la cafeína, como el nerviosismo, la hiperactividad, la irritabilidad y otros.

Efedrina
Los medicamentos estimulantes aceleran el sistema nervioso. El té negro contiene cafeína. La cafeína y la efedrina son drogas estimulantes. El tomar té negro junto con efedrina podría producir demasiada estimulación y a veces graves efectos secundarios y problemas cardíacos. No tome al mismo tiempo productos que contienen cafeína y efedrina.

Estrógenos
El cuerpo descompone la cafeína en el té negro para deshacerse de ella. Los estrógenos pueden disminuir la rapidez con que el cuerpo descompone la cafeína. El tomar píldoras de estrógeno y beber té negro puede causar nerviosismo, dolor de cabeza, pulso acelerado y otros efectos secundarios. Si usted toma píldoras de estrógeno, limite su consumo de cafeína.

Algunas de las píldoras de estrógeno incluyen los estrógenos equinos conjugados (Premarin), etinil estradiol, estradiol y otros.

Fenilpropanolamina
La cafeína en el té negro puede estimular el cuerpo. La fenilpropanolamina también puede estimular el cuerpo. El tomar cafeína y fenilpropanolamina juntas podría producir demasiada estimulación y aumentar el ritmo cardíaco, la presión arterial y producir nerviosismo.

Fluvoxamina (Luvox)
El cuerpo descompone la cafeína en el té negro para deshacerse de ella. La fluvoxamina (Luvox) podría disminuir la rapidez con que el cuerpo descompone la cafeína. El tomar cafeína junto con fluvoxamina (Luvox) podría aumentar demasiado la cafeína en el cuerpo y aumentar los efectos y efectos secundarios de la cafeína.

Litio
Su cuerpo se deshace del litio en forma natural. La cafeína en el té negro puede aumentar la rapidez con que su cuerpo se deshace del litio. Si usted toma productos que contienen cafeína y está tomando litio, deje de tomar de a poco los productos con cafeína. Si dejar de tomar cafeína demasiado rápido los efectos secundarios del litio pueden aumentar.

Medicamentos estimulantes
Los medicamentos estimulantes aceleran el sistema nervioso. Al acelerar el sistema nervioso, los medicamentos estimulantes pueden hacer que usted se sienta nervioso y acelerar los latidos de su corazón. La cafeína en el té negro también puede acelerar el sistema nervioso. El beber té negro junto con medicamentos estimulantes podría producir problemas graves, como aumento del ritmo cardíaco y de la presión arterial. Evite tomar medicamentos estimulantes junto con té negro.

Algunos medicamentos estimulantes incluyen dietilpropión (Tenuate), epinefrina, fentermina (Ionamin), pseudoefedrina (Sudafed) y muchos otros.

Medicamentos para el asma (Agonistas beta-adrenérgicos)
El té negro contiene cafeína. La cafeína puede estimular el corazón. Algunos medicamentos para el asma también pueden estimular el corazón. El tomar cafeína con algunos medicamentos para el asma puede producir demasiada estimulación y causar problemas cardíacos.

Algunos medicamentos para el asma incluyen albuterol (Proventil, Ventolin, Volmax), metaproterenol (Alupent), terbutalina (Bricanyl, Brethine) e isoproterenol (Isuprel).

Medicamentos para la depresión (IMAO)
La cafeína en el té negro puede estimular el cuerpo. Algunos medicamentos utilizados para la depresión también pueden estimular el cuerpo. El beber té negro y tomar algunos medicamentos para la depresión puede producir demasiada estimulación del cuerpo y efectos secundarios graves, incluyendo latidos rápidos del corazón, presión arterial alta, nerviosismo y otros.

Algunos de estos medicamentos que se usan para la depresión incluyen fenelzina (Nardil), tranilcipromina (Parnate) y otros.

Medicamentos que retardan la coagulación de la sangre (Fármacos anticoagulantes/ antiplaquetarios)
El té negro podría retardar la coagulación sanguínea. El tomar té negro junto con medicamentos que también retardan la coagulación podría aumentar las probabilidades de aparición de moretones y sangrado.

Algunos medicamentos que retardan la coagulación de la sangre incluyen aspirina, Plavix (clopidogrel), diclofenac (Voltaren, Cataflam, otros), ibuprofeno (Advil, Motrin, otros), naproxeno (Anaprox, Naprosyn, otros), dalteparina (Fragmin), enoxaparina (Lovenox) , heparina, warfarina (Coumadin) y otros.

Pentobarbital (Nembutal)
Los efectos estimulantes de la cafeína en el té negro pueden bloquear el sueño que produce el pentobarbital.

Riluzol (Rilutek)
El cuerpo descompone el riluzol (Rilutek) para deshacerse de él. El beber té negro puede disminuir la rapidez con que el cuerpo descompone el riluzol (Rilutek) y aumentar los efectos y efectos secundarios del riluzol.

Teofilina
El té negro contiene cafeína. La cafeína funciona de manera similar a la teofilina. La cafeína también puede disminuir la rapidez con que el cuerpo se deshace de la teofilina. Esto podría causar un aumento en los efectos y efectos secundarios de la teofilina.

Verapamilo (Calan, Covera, Isoptin, Verelan)
El cuerpo descompone la cafeína en el té negro para deshacerse de ella. El verapamilo (Calan, Covera, Isoptin, Verelan) puede disminuir la rapidez con que el cuerpo se deshace de la cafeína. El beber té negro y tomar verapamilo (Calan, Covera, Isoptin, Verelan) puede aumentar el riesgo de los efectos secundarios de la cafeína como el nerviosismo, el dolor de cabeza y los latidos rápidos del corazón.

Warfarina (Coumadin)
La warfarina (Coumadin) se utiliza para retardar la coagulación sanguínea. Grandes cantidades de té negro pueden disminuir lo bien que la warfarina (Coumadin) retarda la coagulación de la sangre. La disminución de la eficacia de la warfarina (Coumadin) podría aumentar el riesgo de formación de coágulos. No está claro por qué podría ocurrir esta interacción. Asegúrese de controlar su sangre con regularidad. La dosis de la warfarina (Coumadin) puede ser que necesite ser cambiada.

Menores

Preste atención a esta combinación

Alcohol
El cuerpo descompone la cafeína en el té negro para deshacerse de ella. El alcohol puede disminuir la rapidez con el cuerpo descompone la cafeína. El tomar té negro junto con alcohol podría aumentar demasiado la cafeína en la sangre y los efectos secundarios de la cafeína como el nerviosismo, el dolor de cabeza y los latidos rápidos del corazón.

Fenotiazinas
El té negro contiene sustancias químicas llamadas taninos. Los taninos pueden unirse a muchos de los medicamentos y disminuir la cantidad de medicamento que el cuerpo absorbe. Para evitar esta interacción, evite tomar té negro 1 hora antes y por las 2 horas siguientes después de tomar los medicamentos de fenotiazina.

Algunos medicamentos de fenotiazina incluyen flufenazina (Permitil, Prolixin), clorpromazina (Thorazine), haloperidol (Haldol), proclorperazina (Compazine), tioridazina (Mellaril) y trifluoperazina (Stelazine).

Fluconazol (Diflucan)
El té negro contiene cafeína. El cuerpo descompone la cafeína para deshacerse de ella. El fluconazol (Diflucan) puede disminuir la rapidez con que el cuerpo se deshace de la cafeína. Esto podría hacer que la cafeína permanezca mucho tiempo en el cuerpo y aumentar el riesgo de efectos secundarios como nerviosismo, ansiedad e insomnio.

Medicamentos para la depresión (Antidepresivos tricíclicos)
El té negro contiene sustancias químicas llamadas taninos. Los taninos pueden unirse a muchos de los medicamentos y disminuir la cantidad de medicamento que el cuerpo absorbe. Para evitar esta interacción, evite tomar té negro 1 hora antes y por las 2 horas siguientes después de tomar los medicamentos para la depresión llamados antidepresivos tricíclicos.

Algunos medicamentos para la depresión incluyen amitriptilina (Elavil) o imipramina (Tofranil, Janimine).

Medicamentos para la diabetes (Antidiabéticos)
El té negro podría aumentar el azúcar en la sangre. Los medicamentos para la diabetes se utilizan para reducir el azúcar en la sangre. Al aumentar el azúcar en la sangre, el té negro podría disminuir la eficacia de los medicamentos para la diabetes. Controle de cerca el azúcar en la sangre. La dosis de su medicamento para la diabetes puede que necesite ser cambiada.

Algunos medicamentos utilizados para la diabetes incluyen a glimepirida (Amaryl), gliburida (DiaBeta, Glynase PresTab, Micronase), insulina, pioglitazona (Actos), rosiglitazona (Avandia), clorpropamida (Diabinese), glipizida (Glucotrol), tolbutamida (Orinase) y otros.

Mexiletina (Mexitil)
El té negro contiene cafeína. El cuerpo descompone la cafeína para deshacerse de ella. La mexiletina (Mexitil) puede disminuir la rapidez con que el cuerpo descompone la cafeína. El tomar mexiletina (Mexitil) junto con té negro podría aumentar los efectos de la cafeína y los efectos secundarios del té negro.

Píldoras anticonceptivas (Medicamentos anticonceptivos)
El cuerpo descompone la cafeína en el té negro para deshacerse de ella. Las píldoras anticonceptivas pueden disminuir la rapidez con que el cuerpo descompone la cafeína. El tomar té negro junto con píldoras anticonceptivas puede producir nerviosismo, dolor de cabeza, pulso acelerado y otros efectos secundarios.

Algunas píldoras para el control de la natalidad incluyen etinil estradiol y el levonorgestrel (Triphasil), etinil estradiol y noretindrona (Ortho-Novum 1 / 35, Ortho-Novum 7/7/7) y otros.

Terbinafina (Lamisil)
El cuerpo descompone la cafeína en el té negro para deshacerse de ella. La terbinafina (Lamisil) puede disminuir la rapidez con que el cuerpo se deshace de la cafeína y aumentar el riesgo de efectos secundarios como nerviosismo, dolor de cabeza, aumento del ritmo cardíaco y otros efectos.

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?

Volver al comienzo
Calcio
El alto consumo de cafeína en los alimentos y bebidas, incluyendo el té negro, aumenta la cantidad de calcio que se elimina en la orina.

Creatina
Existe cierta preocupación de que la combinación de cafeína, un ingrediente en el té negro, con efedra y creatina puede aumentar el riesgo de serios efectos perjudiciales. Hay un caso de un atleta que sufrió un derrame cerebral después de tomar por 6 semanas, 6 gramos de monohidrato de creatina, 400-600 mg de cafeína, 40-60 mg de efedra y varios otros suplementos. La cafeína podría también disminuir los efectos beneficiosos de la creatina en el rendimiento atlético.

Efedra (Ma huang)
La efedra y el té negro son estimulantes. Aceleran el sistema nervioso central. El uso de los dos juntos puede acelerar demasiado el sistema nervioso, aumentando el riesgo de presión arterial alta, de ataque cardíaco, de derrame cerebral, de convulsiones y de muerte. No tome té negro con efedra u otros estimulantes.

Hierbas y suplementos que contienen cafeína
El té negro contiene cafeína. El usarlo junto con otras hierbas y suplementos que contienen cafeína podría aumentar el riesgo de los efectos secundarios de la cafeína. Los productos naturales que contienen cafeína incluyen el café, el té negro, el té verde, el té oolong, la guaraná, la yerba mate, la cola y otras.

Hierbas y suplementos que podrían retardar la coagulación sanguínea
El té negro podría retardar la coagulación sanguínea. Su uso junto con otras hierbas y suplementos que también podrían retardar la coagulación sanguínea podría aumentar el riesgo de hematomas y sangrado en algunas personas. Algunas de estas hierbas incluyen a angélica, clavo de olor, salvia miltiorrhiza, ajo, jengibre, ginkgo, ginseng Panax y otros.

Hierro
El té negro podría interferir con la capacidad del cuerpo para absorber el hierro. Esto probablemente no es un problema para la mayoría de la gente, a menos que tengan deficiencia de hierro. Si este es el caso, tome el té entre las comidas en vez de con las comidas para disminuir esta interacción.

Litio
El té negro contiene cafeína. El uso de hierbas y suplementos que contienen cafeína puede acelerar la eliminación de litio del cuerpo.

Magnesio
El beber grandes cantidades de té negro puede aumentar la cantidad de magnesio que se elimina en la orina.

Naranja amarga
La naranja amarga, si se usa con cafeína o hierbas que contienen cafeína como el té negro, puede aumentar la presión arterial y el ritmo cardíaco aún en las personas que están sanas. Esto podría dañar el corazón y los vasos sanguíneos.

¿Existen interacciones con alimentos?

Volver al comienzo
Hierro
El té negro podría interferir con la capacidad del cuerpo para absorber el hierro. Esto probablemente no es un problema para la mayoría de la gente, a menos que tengan deficiencia de hierro. Si este es el caso, tome el té entre las comidas en vez de con las comidas para disminuir esta interacción.

Leche
El agregar leche al té negro parece reducir algunos de los beneficios del té para la salud del corazón. La leche podría unirse a los antioxidantes en el té e impedir su absorción. Sin embargo, no todas las investigaciones confirman este hecho. Se necesitan más pruebas para determinar cuán importante es esta interacción.

¿Qué dosis se utiliza?

Volver al comienzo
Una porción de 8 onzas de té negro proporciona 40-120 mg de cafeína, el ingrediente activo.

Las siguientes dosis han sido estudiadas en investigaciones científicas:

POR VÍA ORAL:
  • Para el dolor de cabeza o para mejorar el estado de alerta mental: una dosis típica es de hasta 250 mg de cafeína (varias tazas de té negro) por día.
  • Para reducir el riesgo de ataque al corazón y de cálculos renales: una dosis de al menos una taza por día.
  • Para prevenir el “endurecimiento de las arterias” (arteriosclerosis), 125-500 mL (1-4 tazas) de té negro preparado diariamente.
  • Para la prevención de la enfermedad de Parkinson: Los hombres que toman 421-2716 mg de cafeína total (aproximadamente 5-33 tazas de té negro) al día tienen el menor riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson, cuando se compara con otros hombres. Sin embargo, los hombres que beben por lo menos 124-208 mg de cafeína (aproximadamente 1-3 tazas de té negro) al día también tienen una probabilidad significativamente menor de desarrollar la enfermedad de Parkinson. Para las mujeres, el consumo moderado de cafeína (1-4 tazas de té negro) por día parece ser mejor.

Otros nombres

Volver al comienzo
Black Leaf Tea, Camellia sinensis, Camellia thea, Camellia theifera, Chinese Tea, English Tea, Feuille de Thé Noir, Tea, Thé Anglais, Thé Noir, Thea bohea, Thea sinensis, Thea viridis, Theaflavin, Théaflavine.

Metodología

Volver al comienzo
Para saber más sobre cómo este artículo fue escrito, refiérase a la metodología metodología (http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/druginfo/natural/methodology-sp.html) de la Base exhaustiva de datos de medicamentos naturales.

Referencias

Volver al comienzo
Para ver todas las referencias de la página de Té negro, por favor diríjase a http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/druginfo/natural/997.html.
  1. Parker DL, Hoffmann TK, Tucker MA, et al. Interaction between warfarin and black tea. Ann Pharmacother 2009;43:150-1.
  2. Savitz DA, Chan RL, Herring AH, et al. Caffeine and miscarriage risk. Epidemiology 2008;19:55-62.
  3. Weng X, Odouli R, Li DK. Maternal caffeine consumption during pregnancy and the risk of miscarriage: a prospective cohort study. Am J Obstet Gynecol 2008;198:279.e1-8.
  4. Fukuda I, Sakane I, Yabushita Y, et al. Black tea theaflavins suppress dioxin-induced transformation of the aryl hydrocarbon receptor. Biosci Biotechnol Biochem 2005;69:883-90.
  5. Kundu T, Dey S, Roy M, et al. Induction of apoptosis in human leukemia cells by black tea and its polyphenol theaflavin. Cancer Lett 2005;230:111-21.
  6. Way TD, Lee HH, Kao MC, Lin JK. Black tea polyphenol theaflavins inhibit aromatase activity and attenuate tamoxifen resistance in HER2/neu-transfected human breast cancer cells through tyrosine kinase suppression. Eur J Cancer 2004;40:2165-74.
  7. Mizuno H, Cho YY, Zhu F, et al. Theaflavin-3, 3'-digallate induces epidermal growth factor receptor downregulation. Mol Carcinog 2006;45:204-12.
  8. Chen CN, Lin CP, Huang KK, et al. Inhibition of SARS-CoV 3C-like Protease Activity by Theaflavin-3,3'-digallate (TF3). Evid Based Complement Alternat Med 2005;2:209-15.
  9. Liu S, Lu H, Zhao Q, et al. Theaflavin derivatives in black tea and catechin derivatives in green tea inhibit HIV-1 entry by targeting gp41. Biochim Biophys Acta 2005;1723:270-81.
  10. Tu YY, Tang AB, Watanabe N. The theaflavin monomers inhibit the cancer cells growth in vitro. Acta Biochim Biophys Sin (Shanghai) 2004;36:508-12.
  1. Yanagida A, Shoji A, Shibusawa Y, et al. Analytical separation of tea catechins and food-related polyphenols by high-speed counter-current chromatography. J Chromatogr A 2006;1112:195-201.
  2. Taubert D, Roesen R, Schomig E. Effect of cocoa and tea intake on blood pressure: a meta-analysis. Arch Intern Med 2007;167:626-34.
  3. Lorenz M, Jochmann N, von Krosigk A, et al. Addition of milk prevents vascular protective effects of tea. Eur Heart J 2007;28:219-23.
  4. Correa A, Stolley A, Liu Y. Prenatal tea consumption and risks of anencephaly and spina bifida. Ann Epidemiol 2000;10:476-7.
  5. Kanis J, Johnell O, Gullberg B, et al. Risk factors for hip fracture in men from southern Europe: the MEDOS study. Mediterranean Osteoporosis Study. Osteoporos Int 1999;9:45-54.
  6. Iso H, Date C, Wakai K, et al; JACC Study Group. The relationship between green tea and total caffeine intake and risk for self-reported type 2 diabetes among Japanese adults. Ann Intern Med 2006;144:554-62.
  7. Khokhar S, Magnusdottir SG. Total phenol, catechin, and caffeine contents of teas commonly consumed in the United kingdom. J Agric Food Chem 2002;50:565-70.
  8. Robinson LE, Savani S, Battram DS, et al. Caffeine ingestion before an oral glucose tolerance test impairs blood glucose management in men with type 2 diabetes. J Nutr 2004;134:2528-33.
  9. Lake CR, Rosenberg DB, Gallant S, et al. Phenylpropanolamine increases plasma caffeine levels. Clin Pharmacol Ther 1990;47:675-85.
  10. Forrest WH Jr, Bellville JW, Brown BW Jr. The interaction of caffeine with pentobarbital as a nighttime hypnotic. Anesthesiology 1972;36:37-41.
  11. Raaska K, Raitasuo V, Laitila J, Neuvonen PJ. Effect of caffeine-containing versus decaffeinated coffee on serum clozapine concentrations in hospitalised patients. Basic Clin Pharmacol Toxicol 2004;94:13-8.
  12. Watson JM, Sherwin RS, Deary IJ, et al. Dissociation of augmented physiological, hormonal and cognitive responses to hypoglycaemia with sustained caffeine use. Clin Sci (Lond) 2003;104:447-54.
  13. Winkelmayer WC, Stampfer MJ, Willett WC, Curhan GC. Habitual caffeine intake and the risk of hypertension in women. JAMA 2005;294:2330-5.
  14. Juliano LM, Griffiths RR. A critical review of caffeine withdrawal: empirical validation of symptoms and signs, incidence, severity, and associated features. Psychopharmacology (Berl) 2004;176:1-29.
  15. Leson CL, McGuigan MA, Bryson SM. Caffeine overdose in an adolescent male. J Toxicol Clin Toxicol 1988;26:407-15.
  16. Benowitz NL, Osterloh J, Goldschlager N, et al. Massive catecholamine release from caffeine poisoning. JAMA 1982;248:1097-8.
  17. Scholey AB, Kennedy DO. Cognitive and physiological effects of an "energy drink:" an evaluation of the whole drink and of glucose, caffeine and herbal flavouring fractions. Psychopharmacology (Berl) 2004;176:320-30.
  18. Haller CA, Benowitz NL, Jacob P 3rd. Hemodynamic effects of ephedra-free weight-loss supplements in humans. Am J Med 2005;118:998-1003.
  19. Larsson SC, Wolk A. Tea consumption and ovarian cancer risk in a population-based cohort. Arch Intern Med 2005;165:2683-6.
  20. Schabath MB, Hernandez LM, Wu X, et al. Dietary phytoestrogens and lung cancer risk. JAMA 2005;294:1493-1504.
  21. Gupta S, Saha B, Giri AK. Comparative antimutagenic and anticlastogenic effects of green tea and black tea: a review. Mutat Res 2002;512:37-65.
  22. Petrie HJ, Chown SE, Belfie LM, et al. Caffeine ingestion increases the insulin response to an oral-glucose-tolerance test in obese men before and after weight loss. Am J Clin Nutr 2004;80:22-8.
  23. Lane JD, Barkauskas CE, Surwit RS, Feinglos MN. Caffeine impairs glucose metabolism in type 2 diabetes. Diabetes Care 2004;27:2047-8.
  24. Vinson JA, Teufel K, Wu N. Green and black teas inhibit atherosclerosis by lipid, antioxidant, and fibrinolytic mechanisms. J Agric Food Chem 2004;52:3661-5.
  25. Bischoff HA, Stahelin HB, Dick W, et al. Effects of vitamin D and calcium supplementation on falls: a randomized controlled trial. J Bone Miner Res 2003;18:343-51.
  26. Sato J, Nakata H, Owada E, et al. Influence of usual intake of dietary caffeine on single-dose kinetics of theophylline in healthy human subjects. Eur J Clin Pharmacol 1993;44:295-8.
  27. Cannon ME, Cooke CT, McCarthy JS. Caffeine-induced cardiac arrhythmia: an unrecognised danger of healthfood products. Med J Aust 2001;174:520-1.
  28. Durrant KL. Known and hidden sources of caffeine in drug, food, and natural products. J Am Pharm Assoc 2002;42:625-37.
  29. Beach CA, Mays DC, Guiler RC, et al. Inhibition of elimination of caffeine by disulfiram in normal subjects and recovering alcoholics. Clin Pharmacol Ther 1986;39:265-70.
  30. Dews PB, O'Brien CP, Bergman J. Caffeine: behavioral effects of withdrawal and related issues. Food Chem Toxicol 2002;40:1257-61.
  31. Holmgren P, Norden-Pettersson L, Ahlner J. Caffeine fatalities--four case reports. Forensic Sci Int 2004;139:71-3.
  32. Chou T. Wake up and smell the coffee. Caffeine, coffee, and the medical consequences. West J Med 1992;157:544-53.
  33. Howell LL, Coffin VL, Spealman RD. Behavioral and physiological effects of xanthines in nonhuman primates. Psychopharmacology (Berl) 1997;129:1-14.
  34. Rakic V, Beilin LJ, Burke V. Effect of coffee and tea drinking on postprandial hypotension in older men and women. Clin Exp Pharmacol Physiol 1996;23:559-63.
  35. Heseltine D, Dakkak M, woodhouse K, et al. The effect of caffeine on postprandial hypotension in the elderly. J Am Geriatr Soc 1991;39:160-4.
  36. Castellanos FX, Rapoport JL. Effects of caffeine on development and behavior in infancy and childhood: a review of the published literature. Food Chem Toxicol 2002;40:1235-42.
  37. Institute of Medicine. Caffeine for the Sustainment of Mental Task Performance: Formulations for Military Operations. Washington, DC: National Academy Press, 2001. Available at: http://books.nap.edu/books/0309082587/html/index.html.
  38. Zheng XM, Williams RC. Serum caffeine levels after 24-hour abstention: clinical implications on dipyridamole Tl myocardial perfusion imaging. J Nucl Med Technol 2002;30:123-7.
  39. Aqel RA, Zoghbi GJ, Trimm JR, et al. Effect of caffeine administered intravenously on intracoronary-administered adenosine-induced coronary hemodynamics in patients with coronary artery disease. Am J Cardiol 2004;93:343-6.
  40. Underwood DA. Which medications should be held before a pharmacologic or exercise stress test? Cleve Clin J Med 2002;69:449-50.
  41. Smith A. Effects of caffeine on human behavior. Food Chem Toxicol 2002;40:1243-55.
  42. Stanek EJ, Melko GP, Charland SL. Xanthine interference with dipyridamole-thallium-201 myocardial imaging. Pharmacother 1995;29:425-7.
  43. Carrillo JA, Benitez J. Clinically significant pharmacokinetic interactions between dietary caffeine and medications. Clin Pharmacokinet 2000;39:127-53.
  44. Wahllander A, Paumgartner G. Effect of ketoconazole and terbinafine on the pharmacokinetics of caffeine in healthy volunteers. Eur J Clin Pharmacol 1989;37:279-83.
  45. Sanderink GJ, Bournique B, Stevens J, et al. Involvement of human CYP1A isoenzymes in the metabolism and drug interactions of riluzole in vitro. Pharmacol Exp Ther 1997;282:1465-72.
  46. Brown NJ, Ryder D, Branch RA. A pharmacodynamic interaction between caffeine and phenylpropanolamine. Clin Pharmacol Ther 1991;50:363-71.
  47. Abernethy DR, Todd EL. Impairment of caffeine clearance by chronic use of low-dose oestrogen-containing oral contraceptives. Eur J Clin Pharmacol 1985;28:425-8.
  48. May DC, Jarboe CH, VanBakel AB, Williams WM. Effects of cimetidine on caffeine disposition in smokers and nonsmokers. Clin Pharmacol Ther 1982;31:656-61.
  49. Nawrot P, Jordan S, Eastwood J, et al. Effects of caffeine on human health. Food Addit Contam 2003;20:1-30.
  50. Massey LK, Whiting SJ. Caffeine, urinary calcium, calcium metabolism and bone. J Nutr 1993;123:1611-4.
  51. Infante S, Baeza ML, Calvo M, et al. Anaphylaxis due to caffeine. Allergy 2003;58:681-2.
  52. Maron DJ, Lu GP, Cai NS, et al. Cholesterol-lowering effect of a theaflavin-enriched green tea extract: a randomized controlled trial. Arch Intern Med 2003;163:1448-53.
  53. Greenblatt DJ, von Moltke LL, Perloff ES, et al. Interaction of flurbiprofen with cranberry juice, grape juice, tea, and fluconazole: in vitro and clinical studies. Clin Pharmacol Ther 2006;79:125-33.
  54. Nix D, Zelenitsky S, Symonds W, et al. The effect of fluconazole on the pharmacokinetics of caffeine in young and elderly subjects. Clin Pharmacol Ther 1992;51:183.
  55. Johnell O, Gullberg B, Kanis JA. Risk factors for hip fracture in European women: the MEDOS Study. Mediterranean Osteoporosis Study. J Bone Miner Res 1995;10:1802-15.
  56. Kockler DR, McCarthy MW, Lawson CL. Seizure activity and unresponsiveness after hydroxycut ingestion. Pharmacotherapy 2001;21:647-51.
  57. Grandjean AC, Reimers KJ, Bannick KE, Haven MC. The effect of caffeinated, non-caffeinated, caloric and non-caloric beverages on hydration. J Am Coll Nutr 2000;19:591-600.
  58. Kamimori GH, Penetar DM, Headley DB, et al. Effect of three caffeine doses on plasma catecholamines and alertness during prolonged wakefulness. Eur J Clin Pharmacol 2000;56:537-44.
  59. Dreher HM. The effect of caffeine reduction on sleep quality and well-being in persons with HIV. J Psychosom Res 2003;54:191-8.
  60. Massey LK. Is caffeine a risk factor for bone loss in the elderly? Am J Clin Nutr 2001;74:569-70.
  61. Warburton DM, Bersellini E, Sweeney E. An evaluation of a caffeinated taurine drink on mood, memory and information processing in healthy volunteers without caffeine abstinence. Psychopharmacology (Berl) 2001;158:322-8.
  62. Nehlig A, Debry G. Consequences on the newborn of chronic maternal consumption of coffee during gestation and lactation: a review. J Am Coll Nutr 1994;13:6-21.
  63. McGowan JD, Altman RE, Kanto WP Jr. Neonatal withdrawal symptoms after chronic maternal ingestion of caffeine. South Med J 1988;81:1092-4.
  64. Bara AI, Barley EA. Caffeine for asthma. Cochrane Database Syst Rev 2001;4:CD001112.
  65. Bracken MB, Triche EW, Belanger K, et al. Association of maternal caffeine consumption with decrements in fetal growth. Am J Epidemiol 2003;157:456-66.
  66. Temme EH, Van Hoydonck PG. Tea consumption and iron status. Eur J Clin Nutr 2002;56:379-86.
  67. Checkoway H, Powers K, Smith-Weller T, et al. Parkinson's disease risks associated with cigarette smoking, alcohol consumption, and caffeine intake. Am J Epidemiol 2002;155:732-8.
  68. Michels KB, Holmberg L, Bergkvist L, Wolk A. Coffee, tea, and caffeine consumption and breast cancer incidence in a cohort of Swedish women. Ann Epidemiol 2002;12:21-6.
  69. Su LJ, Arab L. Tea consumption and the reduced risk of colon cancer -- results from a national prospective cohort study. Public Health Nutr 2002;5:419-25.
  70. Terry P, Wolk A. Tea consumption and the risk of colorectal cancer in Sweden. Nutr Cancer 2001;39:176-9.
  71. Leung LK, Su Y, Chen R, et al. Theaflavins in black tea and catechins in green tea are equally effective antioxidants. J Nutr 2001;131:2248-51.
  72. de Maat MP, Pijl H, Kluft C, Princen HM. Consumption of black and green tea had no effect on inflammation, haemostasis and endothelial markers in smoking healthy individuals. Eur J Clin Nutr 2000;54:757-63.
  73. Hodgson JM, Croft KD, Mori TA, et al. Regular ingestion of tea does not inhibit in vivo lipid peroxidation in humans. J Nutr 2002;132:55-8.
  74. Zhang M, Binns CW, Lee AH. Tea consumption and ovarian cancer risk: a case-control study in China. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev 2002;11:713-8.
  75. Choi YT, Jung CH, Lee SR, et al. The green tea polyphenol (-)-epigallocatechin gallate attenuates beta-amyloid-induced neurotoxicity in cultured hippocampal neurons. Life Sci 2001;70:603-14.
  76. Tajima K, Tominaga S. Dietary habits and gastro-intestinal cancers: a comparative case-control study of stomach and large intestinal cancers in Nagoya, Japan. Jpn J Cancer Res 1985;76:705-16.
  77. Inoue M, Tajima K, Hirose K, et al. Tea and coffee consumption and the risk of digestive tract cancers: data from a comparative case-referent study in Japan. Cancer Causes Control 1998;9:209-16.
  78. Horner NK, Lampe JW. Potential mechanisms of diet therapy for fibrocystic breast conditions show inadequate evidence of effectiveness. J Am Diet Assoc 2000;100:1368-80.
  79. Duffy SJ, Vita JA, Holbrook M, et al. Effect of acute and chronic tea consumption on platelet aggregation in patients with coronary artery disease. Arterioscler Thromb Vasc Biol 2001;21:1084-9.
  80. Zijp IM, Korver O, Tijburg LB. Effect of tea and other dietary factors on iron absorption. Crit Rev Food Sci Nutr 2000;40:371-98.
  81. Bell DG, Jacobs I, Ellerington K. Effect of caffeine and ephedrine ingestion on anaerobic exercise performance. Med Sci Sports Exerc 2001;33:1399-403.
  82. Avisar R, Avisar E, Weinberger D. Effect of coffee consumption on intraocular pressure. Ann Pharmacother 2002;36:992-5.
  83. Shahrzad S, Aoyagi K, Winter A, et al. Pharmacokinetics of gallic acid and its relative bioavailability from tea in healthy humans. J Nutr 2001;131:1207-10.
  84. Geleijnse JM, Witteman JC, Launer LJ, et al. Tea and coronary heart disease: protection through estrogen-like activity? Arch Intern Med 2000;160:3328-9.
  85. Peters U, Poole C, Arab L. Does tea affect cardiovascular disease? A meta-analysis. Am J Epidemiol 2001;154:495-503.
  86. Mukamal KJ, Maclure M, Muller JE, et al. Tea consumption and mortality after acute myocardial infarction. Circulation 2002;105:2476-81.
  87. Geleijnse JM, Launer LJ, van der Kuip DA, et al. Inverse association of tea and flavonoid intakes with incident myocardial infarction: the Rotterdam Study. Am J Clin Nutr 2002;75:880-6.
  88. Cronin JR. Green tea extract stokes thermogenesis: will it replace ephedra? Altern Comp Ther 2000;6:296-300.
  89. Ferrini RL, Barrett-Connor E. Caffeine intake and endogenous sex steroid levels in postmenopausal women. The Rancho Bernardo Study. Am J Epidemiol 1996:144:642-4.
  90. Hartman TJ, Tangrea JA, Pietinen P, et al. Tea and coffee consumption and risk of colon and rectal cancer in middle-aged Finnish men. Nutr Cancer 1998;31:41-8.
  91. Olthof MR, Hollman PC, Zock PL, Katan MB. Consumption of high doses of chlorogenic acid, present in coffee, or of black tea increases plasma total homocysteine concentrations in humans. Am J Clin Nutr 2001;73:532-8.
  92. Ardlie NG, Glew G, Schultz BG, Schwartz CJ. Inhibition and reversal of platelet aggregation by methyl xanthines. Thromb Diath Haemorrh 1967;18:670-3.
  93. Ali M, Afzal M. A potent inhibitor of thrombin stimulated platelet thromboxane formation from unprocessed tea. Prostaglandins Leukot Med 1987;27:9-13.
  94. Haller CA, Benowitz NL. Adverse cardiovascular and central nervous system events associated with dietary supplements containing ephedra alkaloids. N Engl J Med 2000;343:1833-8.
  95. Hegarty VM, May HM, Khaw K. Tea drinking and bone mineral density in older women. Am J Clin Nutr 2000;71:1003-7.
  96. Sinclair CJ, Geiger JD. Caffeine use in sports. A pharmacological review. J Sports Med Phys Fitness 2000;40:71-9.
  97. Hodgson JM, Puddey IB, Croft KD, et al. Acute effects of ingestion of black and green tea on lipoprotein oxidation. Am J Clin Nutr 2000;71:1103-7.
  98. Leenen R, Roodenburg AJ, Tijburg LB, et al. A single dose of tea with or without milk increases plasma antioxidant activity in humans. Eur J Clin Nutr 2000;54:87-92.
  99. American Academy of Pediatrics. The transfer of drugs and other chemicals into human milk (RE9403). Available at: http://aappolicy.aappublications.org/cgi/reprint/pediatrics;108/3/776.pdf.
  100. Lloyd T, Johnson-Rollings N, Eggli DF, et al. Bone status among postmenopausal women with different habitual caffeine intakes: a longitudinal investigation. J Am Coll Nutr 2000;19:256-61.
  101. Watson JM, Jenkins EJ, Hamilton P, et al. Influence of caffeine on the frequency and perception of hypoglycemia in free-living patients with type 1 diabetes. Diabetes Care 2000;23:455-9.
  102. Ross GW, Abbott RD, Petrovitch H, et al. Association of coffee and caffeine intake with the risk of parkinson disease. JAMA 2000;283:2674-9.
  103. Hagg S, Spigset O, Mjorndal T, Dahlqvist R. Effect of caffeine on clozapine pharmacokinetics in healthy volunteers. Br J Clin Pharmacol 2000;49:59-63.
  104. Electronic Code of Federal Regulations. Title 21. Part 182 -- Substances Generally Recognized As Safe. Available at: http://ecfr.gpoaccess.gov/cgi/t/text/text-idx?c=ecfr&sid= 786bafc6f6343634fbf79fcdca7061e1&rgn=div5&view= text&node=21:3.0.1.1.13&idno=21
  105. Williams MH, Branch JD. Creatine supplementation and exercise performance: an update. J Am Coll Nutr 1998;17:216-34.
  106. Briggs GB, Freeman RK, Yaffe SJ. Drugs in Pregnancy and Lactation. 5th ed. Philadelphia, PA: Lippincott Williams & Wilkins; 1998.
  107. Hindmarch I, Quinlan PT, Moore KL, Parkin C. The effects of black tea and other beverages on aspects of cognition and psychomotor performance. Psychopharmacol 1998;139:230-8.
  108. Sesso HD, Gaziano JM, Buring JE, et al. Coffee and tea intake and the risk of myocardial infarction. Am J Epidemiol 1999;149:162-7.
  109. Durlach PJ. The effects of a low dose of caffeine on cognitive performance. Psychopharmacology (Berl) 1998;140:116-9.
  110. Kaegi E. Unconventional therapies for cancer: 2. Green tea. The Task Force on Alternative Therapies of the Canadian Breast Cancer Research Initiative. CMAJ 1998;158:1033-5.
  111. Curhan GC, Willett WC, Speizer FE, Stamfer MJ. Beverage use and risk of kidney stones in women. Ann Intern Med 1998;128:534-40.
  112. Geleijnse JM, Launer LJ, Hofman A, et al. Tea flavonoids may protect against atherosclerosis: the Rotterdam Study. Arch Intern Med 1999;159:2170-4.
  113. FDA. Proposed rule: dietary supplements containing ephedrine alkaloids. Available at: www.verity.fda.gov (Accessed 25 January 2000).
  114. Dews PB, Curtis GL, Hanford KJ, O'Brien CP. The frequency of caffeine withdrawal in a population-based survey and in a controlled, blinded pilot experiment. J Clin Pharmacol 1999;39:1221-32.
  115. Nurminen ML, Niittynen L, Korpela R, Vapaatalo H. Coffee, caffeine and blood pressure: a critical review. Eur J Clin Nutr 1999;53:831-9.
  116. Migliardi JR, Armellino JJ, Friedman M, et al. Caffeine as an analgesic adjuvant in tension headache. Clin Pharmacol Ther 1994;56:576-86.
  117. Pollock BG, Wylie M, Stack JA, et al. Inhibition of caffeine metabolism by estrogen replacement therapy in postmenopausal women. J Clin Pharmacol 1999;39:936-40.
  118. Wemple RD, Lamb DR, McKeever KH. Caffeine vs caffeine-free sports drinks: effects on urine production at rest and during prolonged exercise. Int J Sports Med 1997;18:40-6.
  119. Stookey JD. The diuretic effects of alcohol and caffeine and total water intake misclassification. Eur J Epidemiol 1999;15:181-8.
  120. Fernandes O, Sabharwal M, Smiley T, et al. Moderate to heavy caffeine consumption during pregnancy and relationship to spontaneous abortion and abnormal fetal growth: a meta-analysis. Reprod Toxicol 1998;12:435-44.
  121. Eskenazi B. Caffeine—filtering the facts. N Engl J Med 1999;341:1688-9.
  122. Klebanoff MA, Levine RJ, DerSimonian R, et al. Maternal serum paraxanthine, a caffeine metabolite, and the risk of spontaneous abortion. N Engl J Med 1999;341:1639-44.
  123. The National Toxicology Program (NTP). Caffeine. Center for the Evaluation of Risks to Human Reproduction (CERHR). Available at: http://cerhr.niehs.nih.gov/common/caffeine.html.
  124. Rapuri PB, Gallagher JC, Kinyamu HK, Ryschon KL. Caffeine intake increases the rate of bone loss in elderly women and interacts with vitamin D receptor genotypes. Am J Clin Nutr 2001;74:694-700.
  125. Chiu KM. Efficacy of calcium supplements on bone mass in postmenopausal women. J Gerontol A Biol Sci Med Sci 1999;54:M275-80.
  126. Vandeberghe K, Gillis N, Van Leemputte M, et al. Caffeine counteracts the ergogenic action of muscle creatine loading. J Appl Physiol 1996;80:452-7.
  127. Wallach J. Interpretation of Diagnostic Tests. A synopsis of Laboratory Medicine. Fifth ed; Boston, MA: Little Brown, 1992.
  128. Hodgson JM, Puddey IB, Burke V, et al. Effects on blood pressure of drinking green and black tea. J Hypertens 1999;17:457-63.
  129. Wakabayashi K, Kono S, Shinchi K, et al. Habitual coffee consumption and blood pressure: A study of self-defense officials in Japan. Eur J Epidemiol 1998;14:669-73.
  130. Vahedi K, Domingo V, Amarenco P, Bousser MG. Ischemic stroke in a sportsman who consumed MaHuang extract and creatine monohydrate for bodybuilding. J Neurol Neurosurg Psychiatr 2000;68:112-3.
  131. Joeres R, Klinker H, Heusler H, et al. Influence of mexiletine on caffeine elimination. Pharmacol Ther 1987;33:163-9.
  132. Ascherio A, Zhang SM, Hernan MA, et al. Prospective study of caffeine intake and risk of Parkinson's disease in men and women. Proceedings 125th Ann Mtg Am Neurological Assn. Boston, MA: 2000;Oct 15-18:42 (abstract 53).
  133. Merhav H, Amitai Y, Palti H, Godfrey S. Tea drinking and microcytic anemia in infants. Am J Clin Nutr 1985;41:1210-3.
  134. Kulhanek F, Linde OK, Meisenberg G. Precipitation of antipsychotic drugs in interaction with coffee or tea. Lancet 1979;2:1130.
  135. Lasswell WL Jr, Weber SS, Wilkins JM. In vitro interaction of neuroleptics and tricylic antidepressants with coffee, tea, and gallotannic acid. J Pharm Sci 1984;73:1056-8.
  136. Jefferson JW. Lithium tremor and caffeine intake: two cases of drinking less and shaking more. J Clin Psychiatry 1988;49:72-3.
  137. Mester R, Toren P, Mizrachi I, et al. Caffeine withdrawal increases lithium blood levels. Biol Psychiatry 1995;37:348-50.
  138. Healy DP, Polk RE, Kanawati L, et al. Interaction between oral ciprofloxacin and caffeine in normal volunteers. Antimicrob Agents Chemother 1989;33:474-8.
  139. Carbo M, Segura J, De la Torre R, et al. Effect of quinolones on caffeine disposition. Clin Pharmacol Ther 1989;45:234-40.
  140. Harder S, Fuhr U, Staib AH, Wolff T. Ciprofloxacin-caffeine: a drug interaction established using in vivo and in vitro investigations. Am J Med 1989;87:89S-91S.
  141. Foster S, Duke JA. Eastern/Central Medicinal Plants. New York, NY: Houghton Mifflin Co., 1990.
  142. Hertog MGL, Sweetnam PM, Fehily AM, et al. Antioxidant flavonols and ischemic heart disease in a Welsh population of men: the Caerphilly Study. Am J Clin Nutr 1997;65:1489-94.
  143. McKevoy GK, ed. AHFS Drug Information. Bethesda, MD: American Society of Health-System Pharmacists, 1998.
Mostrar más referencias
Mostrar menos referencias
Documento revisado - 20/03/2012




Página actualizada 12 marzo 2014