Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000221.htm

Pancreatitis crónica

Es la inflamación del páncreas que no sana ni mejora, empeora con el tiempo y lleva a que se presente daño permanente.

Causas

El páncreas es un órgano localizado detrás del estómago que produce químicos (llamados enzimas) necesarios para digerir los alimentos. También produce las hormonas insulina y glucagón.

Cuando se presenta inflamación y cicatrización del páncreas, el órgano ya no es capaz de producir la cantidad correcta de estas enzimas. Como resultado de esto, el cuerpo tal vez no pueda digerir la grasa y elementos claves de los alimentos.

El daño a las porciones del páncreas que producen la insulina puede llevar a diabetes.

La afección es causada con mayor frecuencia por el consumo excesivo de alcohol durante muchos años. Los episodios repetitivos de pancreatitis aguda pueden llevar a pancreatitis crónica. La genética puede ser un factor en algunos casos y algunas veces la causa se desconoce.

Otras afecciones que han sido asociadas a la pancreatitis crónica:

  • Problemas autoinmunitarios (cuando el sistema inmunitario ataca al cuerpo)
  • Obstrucción del conducto pancreático o del conducto colédoco, los conductos que drenan las enzimas del páncreas
  • Complicaciones de fibrosis quística
  • Altos niveles de grasa llamada triglicéridos en la sangre (hipertrigliceridemia)
  • Hiperparatiroidismo
  • Uso de ciertos medicamentos (especialmente sulfamidas, diuréticos tiazídicos y azotioprina)

La pancreatitis crónica se presenta con más frecuencia en hombres que en mujeres y, a menudo, se presenta en personas de edades entre 30 y 40 años.

Síntomas

Dolor abdominal:

  • Mayor en el abdomen superior
  • Puede durar desde horas hasta días
  • Finalmente se puede tornar continuo
  • Puede empeorar al comer o beber
  • Puede empeorar por tomar alcohol
  • También se puede sentir en la espalda

Problemas digestivo:

  • Pérdida crónica de peso, incluso cuando los hábitos alimentarios y las cantidades son normales
  • Diarrea, náuseas y vómitos
  • Deposiciones grasosas
  • Heces de color arcilla

Se puede necesitar una laparotomía exploratoria que se puede hacer para confirmar el diagnóstico. Esto se hace con mayor frecuencia para la pancreatitis aguda. 

Pruebas y exámenes

Los exámenes para la pancreatitis abarcan:

La inflamación o los depósitos de calcio del páncreas o los cambios en los conductos de este órgano se pueden observar en:

Se puede realizar una laparotomía exploratoria para confirmar el diagnóstico de pancreatitis, pero esto generalmente se hace para la pancreatitis aguda.

Tratamiento

Las personas con dolor intenso o que están perdiendo peso posiblemente necesiten permanecer hospitalizados por:

  • Analgésicos.
  • Líquidos por vía intravenosa (IV).
  • Suspender el alimento o los líquidos por vía oral para limitar la actividad del páncreas y luego lentamente empezar una dieta oral.
  • Algunas veces, se puede introducir una sonda a través de la nariz o la boca para extraer los contenidos del estómago (succión nasogástrica). La sonda puede permanecer puesta por 1 a 2 días o algunas veces durante 1 a 2 semanas.

La dieta apropiada es importante para las personas con pancreatitis crónica con el fin de mantener un peso saludable y obtener los nutrientes correctos. Un nutricionista puede ayudarle a crear una dieta que incluya:

  • Tomar mucho líquido.
  • Reducir las grasas.
  • Consumir comidas pequeñas y frecuentes (esto ayuda a reducir los síntomas digestivos).
  • Recibir las vitaminas y calcio suficientes en la dieta o como suplementos extras.
  • Reducir la cafeína.

El médico puede prescribir enzimas pancreáticas que se deben tomar con cada comida. Las enzimas le ayudarán a digerir mejor el alimento y a aumentar de peso.

Evite fumar y tomar bebidas alcohólicas, incluso si su pancreatitis es leve.

Otros tratamientos pueden involucrar:

Se puede recomendar la cirugía si se encuentra un bloqueo. En casos graves, se puede extirpar parte o todo el páncreas.

Expectativas (pronóstico)

Ésta es una enfermedad grave que puede conducir a la incapacidad o a la muerte. El riesgo puede reducirse evitando el consumo de alcohol.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden abarcar:

  • Ascitis
  • Bloqueo (obstrucción) de las vías biliares o del intestino delgado
  • Coágulo de sangre en la vena del bazo
  • Acumulaciones de líquido en el páncreas (seudoquistes pancreáticos) que pueden resultar infectados
  • Funcionamiento deficiente del páncreas, incluso diabetes, malabsorción de grasa u otros nutrientes y absorción de vitaminas (en la mayoría de los casos las vitaminas liposolubles A,D,E o K)

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si:

  • Presenta síntomas de pancreatitis.
  • Tiene pancreatitis y los síntomas empeoran o no mejoran con el tratamiento.

Prevención

Determinar la causa de una pancreatitis aguda y tratarla rápidamente puede ayudar a prevenir que se convierta en crónica. Asimismo, el hecho de limitar la cantidad de alcohol que toma puede reducir el riesgo de padecer esta afección.

Referencias

Forsmark CE. Pancreatitis. In: Goldman L, Shafer AI, eds.Cecil Medicine.

Instrucciones para el paciente

Actualizado 2/10/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados