Omita y vaya al Contenido

Espondilitis anquilosante

Es un tipo de artritis crónica que afecta comúnmente los huesos y las articulaciones en la base de la columna, donde ésta se conecta con la pelvis.

Estas articulaciones resultan inflamadas e hinchadas. Con el tiempo, las vértebras afectadas se fusionan. 

Causas

Se desconoce la causa de la espondilitis anquilosante, pero los genes parecen jugar un papel.

La enfermedad comienza con mayor frecuencia entre los 20 y los 40 años de edad, pero se puede iniciar antes de la edad de 10 años y afecta más a los hombres que a las mujeres.

Síntomas

La enfermedad comienza con un lumbago que aparece y desaparece. Dicho lumbago está presente la mayor parte del tiempo a medida que la enfermedad progresa.

  • El dolor y la rigidez son peores en la noche, en la mañana o cuando no se está activo. La molestia lo puede despertar.
  • El dolor a menudo mejora con ejercicio o actividad.
  • El dolor de espalda puede comenzar en las articulaciones sacroilíacas (entre la pelvis y la columna). Con el tiempo, puede comprometer toda o parte de la columna.
  • La columna lumbar se vuelve menos flexible. Con el tiempo, usted puede pararse en una posición jorobada hacia adelante. 

Otras partes del cuerpo que pueden presentar rigidez abarcan:

  • Las articulaciones intercostales y el esternón, de manera que usted no puede expandir completamente el tórax.
  • Hinchazón y dolor en las articulaciones de los hombros, las rodillas y los tobillos.
  • Hinchazón del ojo.

La fatiga también es un síntoma común.

Los síntomas menos comunes abarcan: 

  • Inapetencia
  • Fiebre leve
  • Pérdida de peso

Pruebas y exámenes

Los exámenes pueden ser: 

Tratamiento

El médico puede prescribir antinflamatorios no esteroides (AINES) para reducir la inflamación y el dolor.

  • Algunos AINES se pueden comprar sin necesidad de receta como ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin) y naproxeno (Aleve, Naprosyn).
  • Otros AINES son recetados por el médico.
  • Hable con el médico o el farmacéutico antes de usar cualquier AINE.

Usted también puede necesitar medicamentos más fuertes para controlar el dolor y la hinchazón, como:

  • Terapia con corticosteroides como prednisona
  • Sulfasalazina
  • Metotrexato
  • Inhibidores del FNT (como etanercept, adalimumab, infliximab, golimumab)
La cirugía se puede hacer si el dolor o daño en las articulaciones es grave.

Los ejercicios pueden ayudar a mejorar la postura y la respiración. Asimismo, acostarse boca arriba en la noche puede ayudar a mantener la postura normal.

Expectativas (pronóstico)

El curso de la enfermedad es difícil de predecir y los síntomas pueden aparecer y desaparecer en cualquier momento. Muchas personas pueden valerse por sí mismas, a no ser que tengan mucho daño en las caderas.

En raras ocasiones, las personas pueden tener problemas con: 

  • Ritmo cardiaco anormal
  • Cicatrización o engrosamiento del tejido pulmonar
  • La válvula aórtica del corazón
  • Inflamación del intestino grueso (colitis)

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si: 

  • Tiene síntomas de espondilitis anquilosante.
  • Tiene espondilitis anquilosante y presenta nuevos síntomas durante el tratamiento.

Nombres alternativos

Espondilitis; Espondiloartropatía

Referencias

Yu D, Lories R, Inman RD. Pathogenesis of ankylosing spondylitis and reactive arthritis. In: Firestein GS, Budd RC, Gabriel SE, et al, eds. Kelley's Textbook of Rheumatology. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2012:chap 74.

Inman RD. The spondyloarthropathies. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011: chap 273.

Sidiropoulos PI, Hatemi G, Song IH, et al. Evidence-based recommendations for the management of ankylosing spondylitis: systematic literature search of the 3E Initiative in Rheumatology involving a broad panel of experts and practising rheumatologists. Rheumatology (Oxford). 2008. 47(3):355-61.

Actualizado: 4/20/2013

Versión en inglés revisada por: Gordon A. Starkebaum, MD, Professor of Medicine, Division of Rheumatology, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo