Omita y vaya al Contenido

Infección urinaria relacionada con el uso de sondas

Una sonda es un tubo en la vejiga que elimina la orina del cuerpo. Debido a que esta sonda permanece puesta por mucho tiempo, se denomina una sonda permanente. La orina drena la orina desde la vejiga hasta una bolsa fuera de su cuerpo.

Cuando usted tiene una sonda vesical permanente, es más propenso a presentar una infección urinaria en la vejiga o los riñones.

Causas

Muchos tipos de bacterias u hongos pueden causar una infección urinaria relacionada con una sonda. Este tipo de infecciones urinarias son más difíciles de tratar con antibióticos comunes. 

Las razones comunes para tener una sonda permanente son:

  • Fuga de orina (incontinencia)
  • No ser capaz de vaciar la vejiga
  • Cirugía en la vejiga, la próstata o la vagina

Durante una hospitalización, usted puede tener una sonda permanente:

  • Inmediatamente después de cualquier tipo de cirugía.
  • Si está muy enfermo y no puede controlar su orina.  

Síntomas

Otros síntomas que pueden ocurrir con una infección urinaria son:

Pruebas y exámenes

Con los exámenes de orina se buscará si hay infección:

  • El análisis de orina puede mostrar la presencia de glóbulos blancos (GB) o glóbulos rojos (GR).
  • Un urocultivo puede ayudar a determinar el tipo de bacterias en la orina y el mejor antibiótico a utilizar.

El médico puede recomendar una ecografía o una tomografía computarizada del aparato urinario.

Tratamiento

Las personas que utilizan este tipo de sonda a menudo tendrán un examen y un urocultivo anormal de la orina de la bolsa. Pero incluso si el examen es anormal, puede que usted no tenga una infección urinaria. Este hecho le dificulta al médico la decisión de si le brinda o no tratamiento.

  • Si usted también tiene síntomas de una infección urinaria, el médico probablemente lo tratará con antibióticos.
  • Si usted no tiene síntomas, el médico debe tener en cuenta otros factores al decidir si le brinda tratamiento.

Debido a que hay un riesgo de que la infección se extienda a los riñones, casi siempre se utilizan antibióticos para tratar una infección urinaria.

  • La mayoría de las veces, usted puede tomar antibióticos por vía oral. Es muy importante tomarlos todos, incluso si se siente mejor antes de terminarlos.
  • Si la infección es más grave, es posible que necesite antibióticos por vía intravenosa o IV.
  • También puede recibir medicamentos para disminuir los espasmos vesicales.

Usted necesitará más líquidos para ayudar a eliminar las bacterias de la vejiga.

  • Si se está autotratando en casa, esto puede significar beber de 2 a 3 cuartos de galón de líquido al día (pregúntele al médico si tanto líquido es seguro para usted).
  • Evite líquidos que irriten la vejiga, como el alcohol, los jugos de cítricos y bebidas que contengan cafeína.

Después de haber terminado su tratamiento, le harán otro examen de orina para verificar que las bacterias hayan desaparecido.

La sonda se debe cambiar cuando usted tenga una infección urinaria. Si tiene muchas infecciones urinarias, el médico puede retirarle la sonda permanente. El médico también puede:

  • Solicitarle que se introduzca una sonda vesical.
  • Sugerirle otros dispositivos de recolección de orina.
  • Sugerirle una cirugía, de manera que no necesite una sonda.

El médico puede recetarle un antibiótico en dosis baja para que usted lo tome cada día. Esto puede ayudar a evitar que las bacterias proliferen en la sonda.

Expectativas (pronóstico)

Las infecciones urinarias relacionadas con el uso de sondas pueden ser más difíciles de tratar que otras. Tener muchas infecciones con el tiempo puede provocar daño renal o cálculos en el riñón y en la vejiga.

Si una infección urinaria no se trata, se puede complicar y causar daño renal e infecciones más graves.  

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si tiene:

Prevención

Si usted tiene una sonda permanente, debe tomar estas medidas para ayudar a prevenir una infección:

  • Limpiar alrededor de la abertura de la sonda todos los días.
  • Limpiar la sonda con agua y jabón todos los días.
  • Limpiar bien el área rectal después de cada deposición.
  • Mantener su bolsa de drenaje más baja que la vejiga para que la orina en la bolsa no se devuelva hacia ésta.
  • Vaciar la bolsa de drenaje al menos cada 8 horas o cuando está llena.
  • Procurar que le cambien la sonda permanente al menos una vez al mes.
  • Lavarse las manos antes y después de tocar su orina.

El médico podría aconsejarle que beba más líquidos cada día. Esto no es saludable para todo mundo, así que hable con el profesional antes de hacer esto.

Nombres alternativos

ITU asociada con el uso de catéter; Infección de las vías urinarias asociada con el uso de sondas vesicales; Infección urinaria intrahospitalaria; Infección urinaria asociada con cuidados médicos; Bacteriuria asociada con catéteres (sondas)

Referencias

Fishman N, Calfee DP. Prevention and control of health care-associated infections. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier; 2011:chap 290.

Hooton TM. Nosocomial urinary tract infections. In: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, eds. Principles and Practice of Infectious Diseases. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Churchill Livingstone; 2009:chap 304.

Infectious Disease Society of America. Diagnosis, Prevention, and Treatment of Catheter-Associated Urinary Tract Infection in Adults: 2009 International Clinical Practice Guidelines from the Infectious Diseases Society of America. Clin Inf Dis. 2010;50:625-663.

Norrby SR. Approach to the patient with urinary tract infection. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier; 2011:chap 292.

Actualizado: 6/2/2014

Versión en inglés revisada por: Scott Miller, MD, Urologist in private practice in Atlanta, GA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo