Omita y vaya al Contenido

Gangrena gaseosa

Es una forma de necrosis (gangrena) potencialmente mortal.

Ver también: infección subcutánea necrosante

Causas

La gangrena gaseosa, una afección poco común en los Estados Unidos, es causada con mayor frecuencia por una bacteria llamada Clostridium perfringens. Sin embargo, también puede ser causada por los estreptococos del grupo A. El Staphylococcus aureus y el Vibrio vulnificus pueden causar infecciones similares.

El clostridio está presente en la mayoría de los lugares. A medida que las bacterias se multiplican dentro del cuerpo, producen gases y sustancias dañinas (toxinas) que pueden dañar los tejidos, las células y los vasos sanguíneos del cuerpo.

La gangrena gaseosa se presenta de manera súbita y por lo regular ocurre en el mismo de un traumatismo o una herida quirúrgica reciente. Aproximadamente 1 en 5 casos ocurre sin un factor irritante. Los pacientes que están en mayor riesgo para esto generalmente tienen una enfermedad vascular subyacente (ateroesclerosis o endurecimiento de las arterias), diabetes o cáncer de colon.

Síntomas

La gangrena gaseosa causa hinchazón muy dolorosa. La piel se torna de color rojo pálido a pardusco. Si se presiona en el tejido hinchado con los dedos de la mano, se puede sentir gas como una sensación crepitante. Los bordes del área infectada crecen tan rápidamente que los cambios se pueden ver durante unos cuantos minutos. El área puede estar completamente destruida.

Los síntomas abarcan:

  • Aire bajo la piel (enfisema subcutáneo)
  • Ampollas llenas de líquido rojo pardo
  • Secreción de los tejidos, líquido sanguinolento o rojo pardo y de olor fétido (secreción serosanguínea)
  • Aumento de la frecuencia cardíaca (taquicardia)
  • Fiebre de moderada a alta
  • Dolor moderado o intenso alrededor de una lesión cutánea
  • Piel de color pálido que luego se vuelve negruzca y cambia a un color rojo oscuro o púrpura
  • Edema progresivo alrededor de una lesión cutánea
  • Sudoración
  • Formación de vesículas, que se fusionan en ampollas grandes
  • Piel de color amarillo (ictericia)

Nota: los síntomas generalmente comienzan de manera súbita y empeoran rápidamente.

Si la afección no se trata, la persona puede padecer un choque (shock) con disminución de la presión arterial (hipotensión), insuficiencia renal, coma y finalmente la muerte.

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico, el cual puede revelar signos de choque.

Los exámenes que se pueden hacer abarcan: 

  • Cultivos de tejido y líquido para comprobar si hay clostridio.
  • Hemocultivo para determinar la bacteria causante de la infección.
  • Una tinción de gram del líquido del área infectada.
  • Una radiografía, una tomografía computarizada o una resonancia magnética del área pueden mostrar la presencia de gases en los tejidos.

Tratamiento

La cirugía se necesita rápidamente para extirpar el tejido muerto, dañado e infectado, lo que se denomina desbridamiento.

Se puede necesitar la extirpación quirúrgica (amputación) de un brazo o una pierna para controlar la diseminación de la infección. La amputación algunas veces debe hacerse antes de que todos los exámenes estén disponibles.

También se le darán antibióticos, generalmente de tipo penicilina y clindamicina. Los medicamentos se administrarán a través de una vena (por vía intravenosa). Los médicos han ensayado el oxígeno hiperbárico para esta afección, con grados de éxito variables. También se pueden recetar analgésicos.

.

Pronóstico

La gangrena gaseosa por lo regular comienza de manera repentina y rápidamente empeora. A menudo es mortal.

Posibles complicaciones

  • Coma
  • Delirio
  • Daño tisular permanente, incapacitante y deformante
  • Ictericia con daño hepático
  • Insuficiencia renal
  • Shock
  • Diseminación de la infección a través del cuerpo (sepsis)
  • Estupor

Cuándo contactar a un profesional médico

Se trata de una situación de emergencia que requiere atención médica inmediata.

Llame al médico si presenta signos de infección alrededor de una herida en la piel. Asimismo, acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si tiene síntomas de gangrena gaseosa.

Prevención

Limpie muy bien cualquier herida en la piel. Esté atento a signos de infección (como enrojecimiento, dolor, secreción o hinchazón alrededor de la herida) y consulte al médico oportunamente si estos se presentan.

Nombres alternativos

Infección tisular por clostridio; Infección de los tejidos por clostridio; Mionecrosis

Referencias

Gerding DN, Johnson S. Clostridial infections. In: Goldman L, Ausiello D, eds.Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 304.

Actualizado: 12/6/2011

Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, University of Washington, School of Medicine. Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo