Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000653.htm

Síndrome de shock tóxico

Es una enfermedad grave que se presenta con fiebre, shock y problemas con varios órganos del cuerpo.

Causas

El síndrome de shock tóxico es causado por una toxina producida por algunos tipos de bacterias estafilococos. Un problema similar, llamado síndrome tóxico similar al shock (TSLS, por sus siglas en inglés), puede ser causado por las bacterias estreptococos. No todas las infecciones por estreptococos o estafilococos causan síndrome de shock tóxico.

Los primeros casos del síndrome de shock tóxico descritos afectaban a mujeres que estaban utilizando tampones durante sus períodos (menstruación). Sin embargo, hoy en día menos de la mitad de los casos están asociados al uso de tampones. El síndrome de shock tóxico también puede ocurrir con infecciones cutáneas, quemaduras y después de cirugía. La afección también puede afectar a niños, mujeres posmenopáusicas y hombres.

Los factores de riesgo incluyen:

  • Haber dado a luz recientemente
  • Infección por Staphylococcus aureus (S. aureus), comúnmente llamada infección estafilocócica
  • Cuerpos extraños o tapones (como los que se utilizan para detener el sangrado nasal) dentro del cuerpo
  • Periodo menstrual
  • Cirugía reciente
  • Uso de tampón (particularmente si se deja por mucho tiempo)
  • Infección de una herida después de cirugía

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Confusión
  • Diarrea
  • Malestar general
  • Dolores de cabeza
  • Fiebre alta, acompañada en algunas ocasiones por escalofríos
  • Presión sanguínea baja
  • Dolores musculares
  • Náuseas y vómitos
  • Insuficiencia en órganos (generalmente los riñones y el hígado)
  • Enrojecimiento de ojos, boca y garganta
  • Crisis epilépticas o convulsiones
  • Erupción roja y generalizada que se asemeja a una quemadura solar: la descamación de la piel ocurre una o dos semanas después de la erupción, especialmente en las palmas de las manos o las plantas de los pies

Pruebas y exámenes

No existe un examen particular de diagnóstico para el síndrome de shock tóxico.

El proveedor de atención médica buscará los siguientes factores:

  • Fiebre 
  • Presión arterial baja
  • Erupción que descama después de 1 a 2 semanas 
  • Problemas con el funcionamiento de al menos tres órganos.

En algunos casos, los hemocultivos pueden ser positivos para la proliferación de S. aureus.

Tratamiento

El tratamiento incluye: 

  • La extracción de cualquier material extraño, como tampones, esponjas vaginales o tapones nasales.
  • El drenado de los sitios de infección (como heridas quirúrgicas).

El objetivo del tratamiento es mantener las funciones corporales importantes. Esto puede incluir:

  • Antibióticos para cualquier infección (se pueden administrar por vía intravenosa)
  • Diálisis (si se presentan problemas renales graves)
  • Líquidos por una vena (intravenosos)
  • Medicamentos para controlar la presión arterial
  • Gammaglobulina intravenosa en casos graves
  • Hospitalización en la unidad de cuidados intensivos (UCI) para monitoreo 

Expectativas (pronóstico)

El síndrome del shock tóxico puede ser mortal hasta en el 50% de los casos. La afección puede reaparecer en aquellas personas que sobreviven.

Posibles complicaciones

  • Daño a los órganos, incluso insuficiencia renal, cardíaca y hepática
  • Shock
  • Muerte

Cuándo contactar a un profesional médico

El síndrome del shock tóxico es una emergencia. Busque ayuda médica de inmediato si presenta una erupción, fiebre y se siente enfermo, en particular durante la menstruación y el uso de tampones, o si usted ha tenido una cirugía reciente.

Prevención

Puede disminuir su riesgo de síndrome del shock tóxico menstrual al:

  • Evitar el uso de tampones altamente absorbentes
  • Cambiar los tampones con más frecuencia
  • Utilizar tampones sólo de vez en cuando durante la menstruación

Nombres alternativos

Síndrome delshock

Referencias

Eckert LO, Lentz GM. Infections of the lower genital tract: vulva, vagina, cervix, toxic shock syndrome, endometritis, and salpingitis. In: Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, Katz VL, eds.Comprehensive Gynecology

Actualizado 7/28/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.