Omita y vaya al Contenido

Disfonía espasmódica

Consiste en la dificultad para hablar debido a los espasmos (distonía) de los músculos que controlan las cuerdas vocales.

Causas

La disfonía espasmódica algunas veces se debe al estrés psicológico. La mayoría de los casos se dan a raíz de un problema en el cerebro y el sistema nervioso. Los músculos de las cuerdas vocales se contraen, provocando que éstas se acerquen o se separen demasiado mientras que la persona está usando su voz.

La disfonía espasmódica por lo regular ocurre entre las edades de 30 y 51 años y las mujeres son más propensas a resultar afectadas que los hombres.

Algunas veces, la afección es hereditaria.

Síntomas

La voz normalmente es ronca o áspera. Puede titubear y hacer una pausa. La voz puede sonar forzada o ahogada y puede parecer como si el hablante tuviera que hacer un esfuerzo extra (conocido como disfonía del músculo aductor).

Algunas veces, la voz es susurrante o velada (disfonía del músculo abductor).

El problema puede desaparecer cuando la persona se ríe, susurra, habla con voz chillona, canta o grita.

Algunos pacientes tendrán problemas de tono muscular en otras partes del cuerpo (como el calambre de los escribientes).

Tratamiento

Los pacientes con disfonía espasmódica deben ver a un otorrinolaringólogo para verificar cambios en las cuerdas vocales y otros problemas del cerebro o del sistema nervioso.

Los tratamientos con toxina botulínica (Botox) pueden ayudar. Esta toxina proviene de un cierto tipo de bacterias. Se pueden inyectar cantidades muy pequeñas de esta toxina en los músculos alrededor de las cuerdas vocales. Este tratamiento con frecuencia ayudará durante 3 a 4 meses.

Se ha utilizado cirugía para cortar uno de los nervios que va a las cuerdas vocales con el fin de tratar la disfonía espasmódica, pero esto no es muy eficaz.

La estimulación cerebral puede servir en algunos pacientes.

Referencias

Blitzer A, Alexander RE, Grant NN. Neurologic disorders of the larynx. In: Cummings CW, Flint PW, Haughey BH, et al, eds. Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2010:chap 60.

Van Houtte E, Van Lierde K, Claeys S. Pathophysiology and treatment of muscle tension dysphonia: a review of the current knowledge. J Voice. 2011;25:202-207.

Actualizado: 5/28/2014

Versión en inglés revisada por: Joseph V. Campellone, MD, Division of Neurology, Cooper University Hospital, Camden, NJ. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo