Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000782.htm

Mononeuritis múltiple

Es un trastorno del sistema nervioso que implica daño a al menos dos áreas de nervios separados.

Causas

La mononeuritis múltiple es una forma de daño a uno o más nervios periféricos, es decir, los nervios que se encuentran por fuera del cerebro y la médula espinal. Es un grupo de síntomas (síndrome), no una enfermedad.

Sin embargo, ciertas enfermedades pueden causar la lesión o daño a los nervios que lleva a los síntomas de mononeuritis múltiple. Las afecciones comunes incluyen:

Las causas menos comunes incluyen:

Síntomas

Los síntomas dependerán de los nervios específicos comprometidos y pueden abarcar:

  • Pérdida del control de esfínteres
  • Pérdida de la sensibilidad en una o más áreas del cuerpo
  • Parálisis en una o más áreas del cuerpo
  • Hormigueo, ardor, dolor u otras sensaciones anormales en una o más áreas del cuerpo
  • Debilidad en una o más áreas del cuerpo

Pruebas y exámenes

Se necesita una historia clínica detallada para determinar la causa posible del trastorno. Los exámenes y las pruebas neuromusculares pueden revelar una pérdida de sensibilidad y movimiento debido a problemas con nervios específicos. Los reflejos pueden ser anormales.

Para diagnosticar la mononeuritis múltiple, generalmente es necesario que haya problemas con dos o más áreas nerviosas sin relación alguna. Los nervios comunes afectados son:

Los exámenes pueden abarcar:

Otros exámenes pueden abarcar:

Tratamiento

Los objetivos del tratamiento son:

  • Tratar la enfermedad que está causando el problema, si es posible
  • Brindar cuidados de apoyo para lograr el máximo de independencia
  • Controlar los síntomas (esto puede incluir el control de los niveles de glucemia para los diabéticos, suplementos nutricionales o tratamiento médico de las afecciones)

Para mejorar la independencia, los tratamientos pueden incluir

  • Terapia ocupacional
  • Ayuda ortopédica (por ejemplo, aparatos como sillas de ruedas, corsés y férulas)
  • Fisioterapia (por ejemplo, ejercicios y reentrenamiento para incrementar la fortaleza muscular)
  • Terapia vocacional

La seguridad es un elemento importante para las personas que tienen dificultades con la sensibilidad y los movimientos. La falta de control de los músculos y la disminución de la sensibilidad puede incrementar el riesgo de caídas u otras lesiones. Algunas medidas de seguridad para las personas con dificultad de movimientos son:

  • Contar con iluminación adecuada (que incluye dejar luces encendidas durante la noche)
  • Instalar pasamanos
  • Eliminar obstáculos (como alfombras sueltas que pueden resbalar sobre el piso)
  • Probar la temperatura del agua antes de bañarse
  • Usar zapatos protectores (que no sean despuntados ni de tacones altos)

Revise dentro del calzado con frecuencia para detectar arenillas o partes ásperas que puedan lesionar los pies.

Las personas con disminución en la sensibilidad deben revisarse los pies (u otras zonas afectadas) frecuentemente para detectar contusiones, laceraciones u otras lesiones que pueden pasarse por alto. Estas lesiones pueden infectarse gravemente, debido a que los nervios del dolor en la zona no envían señales de la lesión.

Las personas con mononeuropatía múltiple son propensas a que se les formen nuevas lesiones de nervios en puntos de presión como las rodillas y los codos. Deben evitar la presión sobre estas zonas, por ejemplo, no recostándose sobre los codos, ni cruzando las piernas o permaneciendo en posiciones similares.

Los medicamentos que pueden ayudar incluyen:

  • Se pueden necesitar analgésicos de venta libre (ibuprofeno o paracetamol) o medicamentos que requieren receta para controlar el dolor (neuralgia).
  • Anticonvulsivos (gabapentina, fenitoína, carbamacepina o pregabalina) o antidepresivos (amitriptilina, nortriptilina o duloxetina) que se pueden emplear para reducir los dolores punzantes.

Siempre que sea posible, evite o minimice el uso de medicamentos para reducir el riesgo de los efectos secundarios.

El posicionamiento (uso de marcos para mantener las sábanas fuera del contacto directo con una parte del cuerpo sensible) y otras medidas pueden ayudar a controlar el dolor. Los síntomas autónomos pueden ser difíciles de tratar o tal vez no respondan bien al tratamiento.

Expectativas (pronóstico)

Es posible la recuperación completa si se encuentra y se trata la causa, especialmente si el daño neurológico es limitado. Algunas personas no tienen ningún tipo de discapacidad, mientras que otras tienen una pérdida parcial o completa del movimiento, la funcionalidad o la sensibilidad.

La neuralgia puede ser bastante molesta y durar mucho tiempo. Si esto sucede, acuda a un algiólogo para analizar todas las opciones de tratamiento para el dolor disponibles para usted.

Posibles complicaciones

  • Deformidad, pérdida de tejido o masa muscular
  • Alteraciones de las funciones de órganos
  • Efectos secundarios de medicamentos
  • Lesión repetitiva o inadvertida al área afectada debido a la falta de sensibilidad
  • Problemas de pareja debidos a la impotencia

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si nota signos de mononeuritis múltiple.

Prevención

Las medidas preventivas varían dependiendo del trastorno específico. Consumir una dieta adecuada y tomar medicamentos para la diabetes puede ayudar a prevenir el desarrollo de la mononeuritis múltiple.

Nombres alternativos

Mononeuropatía múltiple; Neuropatía multifocal; Neuropatía periférica y mononeuritis múltiple

Referencias

Shy ME. Peripheral neuropathies. In: Goldman L, Ausiello D, eds.Goldman's Cecil Medicine

Actualizado 7/27/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.