Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000955.htm

Trastorno de síntomas somáticos

El trastorno de síntomas somáticos es una afección prolongada (crónica) en la cual una persona tiene síntomas físicos que involucran más de una parte del cuerpo, pero no se puede encontrar ninguna causa física.

El dolor y otros síntomas que las personas con este trastorno sienten son reales y no son creados ni fingidos a propósito

Causas

El trastorno de síntomas somáticos generalmente comienza antes de los 30 años y tiende a ser más frecuente en las mujeres que en los hombres. En el pasado, se pensaba que este trastorno estaba relacionado con el estrés emocional. Al dolor se le restaba importancia por considerarse que estaba "todo en la cabeza" de la persona.

Sin embargo, los pacientes con el trastorno de síntomas somáticos parecen experimentar dolor u otros síntomas de una manera que aumenta su nivel de dolor. El dolor y la preocupación crean un ciclo que es difícil de romper.

Las personas que tienen antecedentes de maltrato físico o abuso sexual son más propensas a padecer este trastorno, pero no toda persona que lo padece tiene una historia de maltrato.

A medida que los investigadores estudian las conexiones entre el cerebro y el cuerpo, hay más evidencia de que el bienestar emocional afecta la forma en la cual las personas perciben el dolor y otros síntomas.

El trastorno de síntomas somáticos es diferente del trastorno de ansiedad por enfermedad. Con este último, las personas se centran excesivamente en su salud. Se preocupan de que los síntomas físicos o los signos de funcionamiento normal del cuerpo significan que tienen un problema de salud, pero no se encuentra la causa física.

Síntomas

Las personas con este trastorno tienen muchas dolencias físicas que duran años. Con mucha frecuencia, las dolencias implican problemas y dolores crónicos del aparato digestivo, el sistema nervioso y el aparato reproductor.

Los síntomas a menudo interfieren con el trabajo y las relaciones interpersonales y llevan a muchas consultas con diferentes médicos.

Los síntomas a menudo empeoran con el estrés.

Algunos de los numerosos síntomas que se pueden presentar con la histeria clásica abarcan:

  • Dolor abdominal
  • Amnesia
  • Dolor de espalda
  • Distensión
  • Dolar torácio
  • Diarrea
  • Dificultad para deglutir
  • Mareos
  • Dolores de cabeza
  • Impotencia
  • Dolor articular
  • Náuseas y algunas veces vómitos
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Micción dolorosa 
  • Menstruación dolorosa
  • Dolor en las piernas o en los brazos
  • Palpitaciones
  • Parálisis o debilidad muscular 
  • Dificultad respiratoria
  • Cambios en la visión

Pruebas y exámenes

Se realizan un examen físico completo y exámenes de diagnóstico para identificar causas físicas. Los tipos de exámenes que se hacen dependen de los síntomas que tenga el paciente.

Se lleva a cabo una evaluación psicológica para identificar trastornos conexos.

Después de tener una evaluación completa, si no se encuentra ninguna causa para explicar los síntomas, se puede diagnosticar el trastorno de síntomas somáticos.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es ayudarle para que usted aprenda a controlar sus síntomas.

Tener una relación de apoyo con un médico es la parte más importante del tratamiento.

  • Usted debe tener sólo un médico de atención primaria para evitar que le hagan demasiados exámenes y procedimientos.
  • Programe citas médicas regulares para revisar los síntomas y cómo los está enfrentando. El médico debe explicarle cualquier resultado de los exámenes.
  • Hable con el médico respecto a cualquier medicamento que tome para el dolor u otros síntomas. Pregunte si debe seguir tomando estos medicamentos o probar con otros métodos de alivio de los síntomas.

Encontrar un profesional en salud mental con experiencia en el tratamiento de este trastorno con psicoterapia puede servir. La terapia conductual cognitiva (TCC), un tipo de psicoterapia, le puede ayudar a manejar el dolor u otros síntomas. Durante la terapia, usted aprenderá:

  • A reconocer lo que parece empeorar el dolor u otros síntomas.
  • A desarrollar métodos para manejar el dolor u otros síntomas.
  • A mantenerse más activo, incluso si todavía tiene dolor u otros síntomas.

Si usted tiene depresión o un trastorno de ansiedad, puede responder a los medicamentos antidepresivos.

A usted no le deben decir que los síntomas son imaginarios. Muchos médicos ahora reconocen que los síntomas físicos reales pueden ser el resultado del estrés emocional.

Posibles complicaciones

Usted puede volverse dependiente de analgésicos o sedantes.

Cuándo contactar a un profesional médico

Tener una buena relación con el médico de atención primaria ayuda. Solicite una cita si nota un cambio mayor en sus síntomas.

Prevención

La asesoría puede ayudarle a las personas que son propensas a este trastorno a aprender otras maneras de hacerle frente al estrés. Esto puede ayudar a reducir la intensidad de los síntomas.

Nombres alternativos

Síntomas somáticos y trastornos conexos; Síndrome de Briquet; Histeria clásica; Trastorno de ansiedad por enfermedad

Referencias

American Psychiatric Association.Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders

Feinstein RE, deGruy FV. Difficult patients: personality disorders and somatoform complaints. In: Rakel RE, ed.Textbook of Family Medicine

Greenberg DB, Braun IM, Cassem NH. Functional somatic symptoms and somatoform disorders. In: Stern TA, Rosenbaum JF, Fava M, et al., eds.Massachusetts General Hospital Comprehensive Clinical Psychiatry

Actualizado 9/2/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados