Omita y vaya al Contenido

Crup

Es una dificultad respiratoria y tos "perruna". El crup es una inflamación alrededor de las cuerdas vocales y es común en bebés y niños. 

Causas

El crup generalmente es causado por los virus como el de la parainfluenza, el virus sincicial respiratorio (VSR), el sarampión, el adenovirus y la influenza.

El crup tiende a presentarse en niños entre los tres meses y los cinco años de edad, pero puede ocurrir a cualquier edad. Algunos niños son más propensos a contraer el crup y lo pueden padecer varias veces. Es más común entre octubre y marzo, pero puede ocurrir en cualquier época del año.

Los casos más graves de crup pueden ser causados por bacterias. Esta afección se denomina traqueítis bacteriana.

El crup también puede ser causado por:

  • Alergias
  • Inhalar algo que irrite las vías respiratorias
  • Reflujo de ácido

Síntomas

El síntoma principal del crup es una tos que suena como el ladrido de una foca.

La mayoría de los niños tendrá síntomas de un resfriado leve por varios días antes de que la tos perruna se haga evidente. A medida que la tos se hace más frecuente, el niño puede presentar dificultad respiratoria o estridor (ruido áspero y chillón durante la inspiración).

El crup empeora de manera característica durante la noche y, con frecuencia, dura de 5 a 6 noches. La primera o las primeras dos noches casi siempre son las peores. En muy pocas ocasiones puede durar varias semanas. Si el crup dura más de una semana o reaparece con frecuencia, consulte con el médico del niño.

Pruebas y exámenes

El diagnóstico de los niños con crup generalmente se basa en la descripción de los síntomas por parte de los padres y un examen físico. Algunas veces, el médico escuchará al niño toser por teléfono para identificar el crup. En unos pocos casos, se pueden necesitar radiografías u otros exámenes.

Un examen físico puede mostrar las retracciones del tórax con la respiración. Al auscultar el tórax del niño con un estetoscopio, el médico puede escuchar:

  • Dificultad para inhalar y exhalar
  • Sibilancias
  • Disminución de los ruidos respiratorios

Un examen de la garganta puede revelar una epiglotis roja. Una radiografía del cuello puede revelar la presencia de un objeto extraño o un estrechamiento de la tráquea.

Tratamiento

La mayoría de los casos de crup o laringotraqueobronquitis aguda se pueden tratar de manera segura en casa, pero se debe llamar al médico para solicitar orientación, incluso a media noche.

Las medidas que puede tomar en el hogar abarcan:

  • Exponer a su hijo al aire frío o húmedo, como en un baño de vapor o afuera en el aire frío de la noche. Esto puede ofrecer algún alivio a la respiración.
  • Configurar un vaporizador de aire frío en la habitación del niño y utilizarlo durante unas cuantas noches.
  • Hacer que su hijo esté más cómodo, dándole paracetamol. Este medicamento también reduce la fiebre para que el niño no tenga que hacer tanto esfuerzo con la respiración.
  • Evitar los medicamentos antitusígenos, a menos que usted hable de esto con su médico primero.

El médico puede recetarle medicamentos tales como:

  • Esteroides tomados por vía oral o a través de un inhalador.
  • Antibiótico (para algunos, pero no para la mayoría de los casos).

Su hijo puede necesitar tratamiento en la sala de urgencias o permanecer hospitalizado si:

  • Tiene problemas respiratorios que no desaparecen o empeoran.
  • Se cansa demasiado debido a los problemas respiratorios.
  • Tiene la piel de color morado.
  • No está tomando suficientes líquidos.

Los medicamentos y tratamientos que se utilizan en el hospital pueden abarcar:

  • Medicamentos para la respiración administrados con un nebulizador.
  • Medicamentos esteroides administrados por vía intravenosa (IV).
  • Una tienda de oxígeno colocada sobre una cuna.
  • Líquidos administrados a través de una vena para la deshidratación.
  • Antibióticos administrados por vía intravenosa.

En raras ocasiones, se necesitará un tubo de respiración por la nariz o la boca para ayudarle a su hijo a respirar.

Expectativas (pronóstico)

El crup casi siempre es leve, pero aUn puede ser peligroso. Generalmente, suele desaparecer entre los 3 y 7 días.

El tejido que cubre la tráquea se llama la epiglotis. Si ésta resulta infectada, toda la tráquea puede hincharse y cerrarse. Ésta es una enfermedad potencialmente mortal. 

Si la obstrucción de las vías respiratorias no se trata de manera oportuna, el niño pueden presentar dificultad respiratoria grave o la respiración puede detenerse por completo.

Cuándo contactar a un profesional médico

La mayoría de los casos de crup se pueden tratar de manera segura en el hogar con apoyo médico a través del teléfono. Llame al médico si su hijo no está respondiendo al tratamiento casero o está actuando con mayor irritabilidad.

Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) si:

  • Los síntomas de crup posiblemente han sido causados por la picadura de un insecto o la inhalación de un objeto.
  • Su hijo presenta labios y piel morados.
  • Su hijo presenta babeo.
  • Su hijo tiene problemas para deglutir.
  • Se presenta estridor (un ruidos al inhalar).
  • Hay retracciones de los músculos entre las costillas al inhalar.
  • Su hijo está luchando por respirar.

Prevención

Lávese las manos con frecuencia y evite el contacto cercano con personas que tengan una infección respiratoria.

Muchos casos de crup se pueden prevenir con vacunas. Las vacunas contra la difteria, la Haemophilus influenzae (Hib) y el sarampión protegen a los niños de algunas de las más peligrosas formas de crup.

Nombres alternativos

Crup viral; Laringotraqueobronquitis aguda; Crup espasmódico

Referencias

Hall CB, McBride JT. Acute laryngotracheobronchitis (croup). In: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, eds. Principles and Practice of Infectious Diseases. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Churchill Livingstone; 2009:chap 56.

Everard ML. Acute bronchiolitis and croup. Pediatr Clin North Am. 2009;56(1):119-133.

Roosevelt GE. Acute inflammatory upper airway obstruction (croup, epiglottitis, laryngitis, and bacterial tracheitis). In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier; 2011:chap 377.

Actualizado: 5/14/2014

Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo