Omita y vaya al Contenido

Hernia umbilical

Es una protuberancia hacia afuera (protrusión) del revestimiento abdominal o de parte de los órganos abdominales a través del área alrededor del ombligo.

Causas

Una hernia umbilical en un bebé ocurre cuando el músculo a través del cual pasa el cordón umbilical no se cierra por completo después del nacimiento.

Las hernias umbilicales son comunes en los bebés y ocurren con una frecuencia ligeramente mayor en los bebés de raza negra. La mayoría de las hernias umbilicales no están relacionadas con ninguna enfermedad. Algunas hernias están asociadas con afecciones raras, como el síndrome de Down.

Síntomas

Una hernia puede variar de menos de uno a más de cinco centímetros de diámetro.

Se presenta una hinchazón blanda sobre el ombligo que protruye cuando el bebé está sentado, llora o hace un esfuerzo. La protuberancia puede ser plana cuando el bebé está quieto y acostado boca arriba. Las hernias umbilicales generalmente son indoloras.

Pruebas y exámenes

El médico generalmente encuentra la hernia durante un examen físico.

Tratamiento

La mayoría de las hernias en los niños sanan por sí solas. La cirugía para reparar la hernia se necesita sólo en los siguientes casos:

  • La hernia no sana después de que el niño cumple los 3 o 4 años. 
  • El intestino u otros tejidos protruyen y pierden su riego sanguíneo (resultan estrangulados), lo cual es una situación de emergencia que requiere cirugía de inmediato.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de las hernias umbilicales mejoran sin tratamiento cuando el niño tiene de 3 a 4 años. Si se requiere cirugía, ésta generalmente es efectiva.

Posibles complicaciones

El estrangulamiento del tejido del intestino es poco común, pero es grave y requiere cirugía inmediata.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al médico o acuda al servicio de urgencias si el bebé está muy irritable o parece tener dolor abdominal intenso o si la hernia se torna sensible, inflamada o cambia de color.

Prevención

No se conoce ninguna forma de prevenir una hernia umbilical. El hecho de drenar o fajar una hernia umbilical no hace que ésta desaparezca.

Referencias

Carlo WA. The umbilicus. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Saunders; 2011:chap 99.

Actualizado: 8/22/2013

Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo