Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001033.htm

Quiste o tumor benigno de oído

Son protuberancias o tumores benignos en el oído.

Causas

Los quistes sebáceos son el tipo más común de quistes que se observan en el oído. Estas protuberancias en forma de saco están compuestas de células cutáneas muertas y aceites producidos por las glándulas sebáceas en la piel.

Los lugares en donde es probable que se encuentren abarcan:

  • Detrás del oído
  • En el conducto auditivo externo
  • En el lóbulo de la oreja
  • En el cuero cabelludo

La causa exacta se desconoce. Los quistes pueden aparecer cuando la producción de aceites en una glándula cutánea es más rápida que su excreción de dicha glándula.

Los tumores óseos benignos del conducto auditivo externo (exostosis y osteomas) pueden ser causados por un crecimiento exagerado del hueso. La exposición repetitiva al agua fría puede aumentar el riesgo de formación de tumores óseos benignos de dicho conducto.

Síntomas

Los síntomas de los quistes abarcan:

  • Dolor (si los quistes están en el conducto auditivo externo o se infectan)
  • Protuberancias pequeñas y suaves de la piel sobre o en la parte posterior o anterior del oído

Los síntomas de los tumores benignos abarcan:

Nota: Es posible que no se manifieste ningún síntoma.

Pruebas y exámenes

Los tumores y quistes benignos se detectan generalmente durante un examen rutinario del oído. Este tipo de examen puede incluir pruebas auditivas (audiometría) y una prueba del oído medio (timpanometría). Cuando el médico ausculta el oído, puede observar quistes o tumores benignos dentro del conducto auditivo externo.

Algunas veces, se necesita una tomografía computarizada.

Esta enfermedad también puede alterar los resultados de los siguientes exámenes:

Tratamiento

No se necesita tratamiento si el quiste o el tumor no es doloroso y no afecta la audición.

Si un quiste se vuelve doloroso, es posible que esté infectado. El tratamiento puede incluir antibióticos o su extirpación.

Los tumores óseos benignos pueden aumentar de tamaño con el tiempo. Se puede necesitar cirugía si un tumor benigno es doloroso, interfiere con la audición o lleva a infecciones auditivas frecuentes.

Expectativas (pronóstico)

Los quistes y tumores benignos del oído son de crecimiento lento y a menudo desaparecen espontáneamente.

Posibles complicaciones


  • Hipoacusia si el tumor es grande.
  • Infección de los quistes.
  • Infección del conducto auditivo externo.
  • Cera atrapada en el conducto auditivo externo.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si padece:

  • Síntomas de un quiste o tumor benigno del oído
  • Molestia, dolor o hipoacusia

Nombres alternativos

Quiste de oído; Tumor de oído; Tumores del oído; Quistes del oído; Exostosis; Osteomas; Tumor óseo del conducto auditivo externo

Referencias

O'Handley JG, Tobin EJ, Shah AR. Otorhinolaryngology. In: Rakel RE, ed.Textbook of Family Medicine

Nicolai P, Castelnuovo P. Benign tumors of the sinonasal tract. In: Cummings CW, Flint PW, Haughey BH, et al, eds.Otolaryngology: Head & Neck Surgery.

Warren FM III, Shelton C, Wiggins RH III. Neuroradiology of the temporal bone and skull base. In: Cummings CW, Flint PW, Haughey BH, et al, eds.Otolaryngology: Head & Neck Surgery.

Actualizado 8/4/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados