Omita y vaya al Contenido

Fuga del LCR

La fuga o filtración de LCR (líquido cefalorraquídeo) es un escape del líquido que rodea el cerebro y la médula espinal.

Causas

Cualquier ruptura o agujero en la membrana que rodea el cerebro y la médula espinal (duramadre) puede dejar que se escape el líquido que rodea esos órganos.

Este líquido se denomina líquido cefalorraquídeo (LCR). Cuando se escapa hacia afuera, la presión alrededor del cerebro y la médula espinal disminuye.

Las causas de la fuga a través de la duramadre abarcan:

  • Ciertas cirugías de la cabeza, el cerebro o la columna
  • Traumatismo craneal
  • Colocación de sondas para administrar anestesia epidural o analgésicos
  • Punción raquídea (punción lumbar)

Algunas veces no se puede encontrar ninguna causa. Esto se denomina fuga espontánea de LCR.

Síntomas

Los síntomas pueden abarcar:

  • Un dolor de cabeza que empeora al incorporarse y mejora al acostarse. Puede estar asociado con:
    • sensibilidad a la luz
    • náuseas
    • rigidez en el cuello
  • Drenaje de LCR del oído (rara vez)
  • Drenaje de LCR de la nariz (rara vez)

Pruebas y exámenes

El diagnóstico generalmente se basa en los antecedentes de lesión, cirugía o punción lumbar.

Los exámenes pueden abarcar:

  • con medio de contraste
  • Mielografía por tomografía computarizada 
  •  o la columna
  • Examen con radioisótopos del líquido cefalorraquídeo para rastrear la fuga

Tratamiento

Dependiendo de la causa de la fuga, muchos casos desaparecen por sí solos después de unos pocos días. Generalmente se recomienda guardar reposo completo durante algunos días. Tomar más líquidos, especialmente bebidas con cafeína, puede ayudar a reducir o detener la fuga y puede aliviar el dolor de cabeza.

El dolor de cabeza se puede tratar con analgésicos y líquidos. Si este dolor persiste por más de una semana después de haberse realizado una punción lumbar, se puede llevar a cabo un procedimiento para bloquear el orificio a través del cual se está presentando la fuga de líquido. Esto se denomina parche sanguíneo, debido a que se puede utilizar un coágulo de sangre para tapar la fuga. En la mayoría de los casos, esto hace que desaparezcan los síntomas. En raras ocasiones, se necesita cirugía para reparar una ruptura en la duramadre y detener el dolor de cabeza.

Los síntomas de infección (fiebre, escalofríos o cambios en el estado mental) que ocurren después de cirugía en el cerebro o la médula espinal o una punción lumbar son una urgencia médica y necesitan tratamiento con antibióticos.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico es usualmente bueno dependiendo de la causa y en la mayoría de los casos se presenta una curación espontánea sin síntomas perdurables.

Si la fuga de LCR sigue reapareciendo, la presión alta del líquido cefalorraquídeo (hidrocefalia) podría ser la causa y debe tratarse.

Posibles complicaciones

Se pueden presentar complicaciones si la causa es una cirugía o un traumatismo. Las infecciones después de una cirugía o traumatismo pueden llevar a que se presenten meningitis y complicaciones graves, como la hinchazón del cerebro.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si:

  • Tiene dolor de cabeza que empeora al incorporarse, particularmente si ha tenido un traumatismo craneal reciente, una cirugía o un parto con anestesia epidural.
  • Tiene una traumatismo craneal moderado y luego presenta un dolor de cabeza que empeora al incorporarse o tiene una secreción de líquido claro y delgado por la nariz o el oído.

Prevención

La mayoría de fugas de LCR son una complicación de una cirugía o punción raquídea. El médico debe usar la aguja más pequeña posible al realizar una punción raquídea. 

Nombres alternativos

Hipotensión intracraneal

Referencias

DeAngelis LM. Tumors of the central nervous system and intracranial hypertension and hypotension. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 195.

Garza I, Swanson JW, Cheshire WP Jr, et al. Headache and other craniofacial pain. In: Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, Mazziotta JC, eds. Bradley’s Neurology in Clinical Practice. 6th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2012:chap 69.

Stippler M. Trauma of the nervous system: craniocerebral trauma. In: Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J. Bradley’s Neurology in Clinical Practice. 6th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2012:chap 50B.

Actualizado: 8/28/2012

Versión en inglés revisada por: Luc Jasmin, MD, PhD, Department of Neurosurgery at Cedars-Sinai Medical Center, Los Angeles, and Department of Anatomy at UCSF, San Francisco, CA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo