Omita y vaya al Contenido

Contractura isquémica de Volkmann

Es una deformidad de la mano, los dedos de la mano y la muñeca causada por una lesión a los músculos del antebrazo.

Ver también: síndrome compartimental

Causas

La contractura de Volkmann ocurre cuando hay falta de flujo sanguíneo (isquemia) al antebrazo, lo cual generalmente se presenta cuando hay aumento de presión debido a una hinchazón, una afección que se denomina síndrome compartimental.

Un traumatismo en el brazo, incluyendo una lesión por aplastamiento o fractura, puede llevar a que se presente hinchazón que comprima los vasos sanguíneos y puede disminuir el flujo sanguíneo al brazo. Una disminución prolongada en el flujo de sangre ocasiona daño a los nervios y músculos, haciendo que se acorten y se vuelvan rígidos (cicatrización).

Cuando el músculo se acorta, tira de la articulación en el extremo del músculo, justo como lo haría si se contrajera normalmente, pero debido a que dicho músculo está rígido, la articulación permanece doblada y no puede estirarse. Esta afección se denomina contractura.

En la contractura de Volkmann, los músculos del antebrazo están gravemente lesionados, lo cual lleva a deformidades por contracturas en los dedos de la mano, la mano y la muñeca.

Hay tres niveles de gravedad en la contractura de Volkmann:

  • Leve: contractura de dos o tres dedos únicamente sin o con poca pérdida de la sensibilidad.
  • Moderada: todos los dedos están flexionados y el pulgar se pega a la palma de la mano; la muñeca se puede quedar pegada en flexión y generalmente hay algo de pérdida de sensibilidad en la mano.
  • Grave: todos los músculos en el antebrazo que flexionan y extienden la muñeca y los dedos están comprometidos. Se trata de una afección sumamente incapacitante.

La lesión que generalmente causa esta afección es una fractura de codo en los niños. Otras afecciones médicas que pueden causar un incremento en la presión en el antebrazo son, entre otras:

  • Mordeduras de animales
  • Cualquier fractura del antebrazo
  • Trastornos hemorrágicos
  • Quemaduras
  • Ejercicio excesivo
  • Inyección de ciertos medicamentos en el antebrazo

Síntomas

El síntoma principal es el dolor que no mejora con el reposo o con analgésicos y que sigue empeorando con el tiempo. Si se deja que la presión persista, habrá:

  • Disminución en la sensibilidad
  • Palidez de la piel
  • Debilidad

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico. Si usted padece el síndrome compartimental en el antebrazo, experimentará dolor intenso cuando el médico le mueva los dedos de la mano hacia arriba y hacia abajo. Es posible que el antebrazo esté muy hinchado y brillante. Igualmente, sentirá dolor cuando se le apriete el antebrazo.

El diagnóstico se puede confirmar con un examen que mide directamente la presión en el área, lo cual implica introducir una aguja en el área afectada. La aguja va pegada a un medidor de presión. Hay un nivel de presión específico que confirma el diagnóstico del síndrome compartimental.

Tratamiento

Si existe una fractura en el antebrazo o el codo, usted debe usar un cabestrillo o una férula para mantener el área inmovilizada y elevar el brazo por encima del nivel corazón, lo cual ayuda a prevenir un daño posterior e inflamación excesiva.

El mejor tratamiento es la cirugía temprana para liberar la presión en el antebrazo antes de que se presente cualquier lesión permanente en los músculos y los nervios. La cirugía reconstructiva para alargar y algunas veces transferir los músculos es necesaria para tratar de recuperar algo de funcionalidad en la mano.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico de una persona depende de la gravedad y etapa de la enfermedad en el momento en que se inicie el tratamiento.

Si la cirugía para aliviar la presión se realiza antes de que se presente un daño permanente, entonces el desenlace clínico generalmente es excelente. Las heridas por lo general se dejan abiertas (cubiertas con un apósito estéril) y se cierran más tarde (generalmente de 48 a 72 horas después), durante una segunda cirugía, una vez que haya desaparecido la inflamación. Algunas veces, se necesitan varias cirugías para cerrar la herida sin peligro.

Si hay presión alta en el antebrazo durante un período de tiempo prolongado, se puede presentar daño permanente a los músculos y los nervios. Si un nervio permanece comprimido por un tiempo superior a 12 a 24 horas, por lo general resultará dañado en forma permanente.

Las personas con contracturas musculares leves que involucran sólo unos cuantos dedos tienen una mayor posibilidad de retornar al funcionamiento normal. Las personas que pierden el funcionamiento normal de todos los músculos que mueven los dedos de la mano y la muñeca necesitan una cirugía reconstructiva mayor y no tienen una recuperación completa.

Posibles complicaciones

Cuanto más severa sea la contractura, peor será el funcionamiento de la mano y la muñeca. En casos graves, la mano puede no trabajar del todo y uno puede tener una pérdida de la sensibilidad en el área.

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con el médico si ha sufrido una lesión en el codo o el antebrazo y presenta hinchazón, entumecimiento y dolor continuo.

Nombres alternativos

Contractura isquémica

Referencias

Jobe MT. Compartment syndromes and Volkmann contracture. In: Canale ST, Beaty JH, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 11th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier;2007:chap 71.

Hensinger RN. Complications of fractures in children. In: Green NE, Swiontkowski MF, eds. Skeletal Trauma in Children. 4th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2008:chap 6.

Marshall ST, Browner BD. Emergency care of musculoskeletal injuries. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL,eds. Sabiston Textbook of Surgery. 19th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2012:chap 20.

Actualizado: 8/11/2012

Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director and Director of Didactic Curriculum, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington. C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo