Omita y vaya al Contenido

Trastornos circulatorios vertebrobasilares

Son afecciones en las cuales se encuentra interrumpido el riego sanguíneo a la parte posterior del cerebro.

Causas

Dos arterias vertebrales se unen para formar la arteria basilar. Estos son los principales vasos sanguíneos que le suministran circulación a la parte posterior del cerebro.

Las zonas en la parte posterior del cerebro que reciben sangre de estas arterias son necesarias para mantener viva a una persona. Estas zonas controlan la respiración, la frecuencia cardíaca, la deglución, la visión, el movimiento y la postura o el equilibrio. Todas las señales del sistema nervioso provenientes de otras partes del cerebro que se dirigen al resto del cuerpo, y las señales que van del cuerpo de vuelta al cerebro, pasan por la parte posterior del cerebro.

Muchas afecciones diferentes pueden reducir o interrumpir el flujo sanguíneo en la parte posterior del cerebro. Las  más comunes son: el tabaquismo, la hipertensión arterial, la diabetes y los niveles de colesterol altos. Estos son similares a los factores de riesgo para cualquier accidente cerebrovascular

Los trastornos vasculares vertebrobasilares también pueden ser provocados por una ruptura en la pared de una arteria. En ocasiones, coágulos de sangre del corazón viajan a las arterias vertebrobasilares y provocan un accidente cerebrovascular (ataque cerebral).

Otras causas menos comunes de los trastornos vasculares vertebrobasilares incluyen las enfermedades del tejido conectivo, la inflamación de los vasos sanguíneos (vasculitis) y problemas en las vértebras del cuello.

Síntomas

Los síntomas comunes pueden incluir:

  • Dificultad para pronunciar palabras
  • Dificultad para deglutir
  • Visión doble o pérdida de la visión
  • Entumecimiento u hormigueo casi siempre en la cara o el cuero cabelludo
  • Mala articulación del lenguaje
  • Caídas repentinas (ataques por caídas)
  • Vértigo (sensación de que las cosas giran alrededor)
  • Pérdida de la memoria

Otros síntomas que se pueden presentar incluyen:

  • Problemas con el control de esfínteres
  • Dificultad para caminar (marcha inestable)
  • Dolor de cabeza
  • Hipoacusia
  • Debilidad muscular
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor en el cuello
  • Dolor en una o más partes del cuerpo, que empeora con el contacto y las temperaturas bajas
  • Falta de coordinación
  • Somnolencia o sueño del cual la persona no se puede despertar
  • Movimientos súbitos y descoordinados
  • Sudoración en la cara, los brazos y las piernas

Pruebas y exámenes

Se le pueden realizar las siguientes pruebas, según la causa:

Tratamiento

Los síntomas vertebrobasilares que aparecen súbitamente son una emergencia que debe atenderse lo antes posible. El tratamiento es similar al de un accidente cerebrovascular (ataque cerebral).

Para tratar y prevenir la afección, su proveedor de atención médica podría recomendar:

  • Tomar anticoagulantes, como por ejemplo aspirina, warfarina (Coumadin) o clopidogrel (Plavix) para disminuir el riesgo de un accidente cerebrovascular
  • Cambiar su alimentación y medicación para bajar el colesterol y controlar la presión arterial de mejor manera
  • Ejercicio
  • Bajar de peso
  • Dejar de fumar

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico depende de:

  • La magnitud del daño cerebral
  • Qué funciones corporales resultaron afectadas
  • La rapidez con la que recibe tratamiento
  • La rapidez con la que se recupera

Cada persona tiene un tiempo de recuperación y necesidad de atención a largo plazo diferente. Los problemas para moverse, pensar y hablar con frecuencia mejoran en las primeras semanas o meses. Algunas personas seguirán mejorando por meses o años.

Posibles complicaciones

Las complicaciones de los trastornos circulatorios vertebrobasilares son el accidente cerebrovascular y sus complicaciones. Estas incluyen:

  • Insuficiencia respiratoria (que puede requerir el uso de una máquina para ayudar al paciente a respirar)
  • Problemas pulmonares (especialmente infecciones del pulmón)
  • Ataque cardíaco
  • Falta de líquidos en el cuerpo (deshidratación) y problemas de deglución (algunas veces requieren alimentación con sonda)
  • Problemas con el movimiento y con la sensibilidad, que incluyen parálisis y entumecimiento
  • Formación de coágulos en las piernas
  • Pérdida de la visión

También pueden presentarse complicaciones ocasionadas por los medicamentos o por la cirugía.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al 911 (en los Estados Unidos) o al número local de emergencias o acuda a la sala de emergencias si tiene cualquier síntoma de un trastorno circulatorio vertebrobasilar.

Nombres alternativos

Insuficiencia vertebrobasilar; Isquemia de circulación posterior

Referencias

Biller J, Love BB, Schneck MJ. Vascular diseases of the nervous system. In: Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, Mazziotta JC, eds. Bradley's Neurology in Clinical Practice. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 51A.

Furie KL, Kasner SE, Adams RJ, et al. Guidelines for the prevention of stroke in patients with stroke or transient ischemic attack: a guideline for healthcare professionals from the American Heart Association/American Stroke Association. Stroke. 2011;42:227-276.

Goldstein LB, Bushnell CD, Adams RJ, et al. Guidelines for the primary prevention of stroke: a guideline for healthcare professionals from the American Heart Association/American Stroke Association. Stroke. 2011;42:517-584.

Actualizado: 9/3/2014

Versión en inglés revisada por: Joseph V. Campellone, MD, Department of Neurology, Cooper University Hospital, Camden, NJ. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2015 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo