Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001474.htm

Forúnculos

Son infecciones que afectan a grupos de folículos pilosos y tejido cutáneo adyacente.

Las afecciones conexas abarcan:

Causas

Los forúnculos son muy comunes. En la mayoría de los casos son causados por las bacterias Staphylococcus aureus. También pueden ser provocados por otras bacterias u hongos que se encuentran en la superficie de la piel. El daño al folículo piloso permite que la infección penetre más profundamente dentro del folículo y en el tejido por debajo de éste.

Los forúnculos pueden darse en los folículos pilosos de cualquier parte del cuerpo. Son más comunes en la cara, el cuello, la axila, las nalgas y los muslos. Puede haber uno o muchos forúnculos.

Síntomas

Un forúnculo puede empezar como una parte sensible, inflamada y de color rojo o rosáceo en una zona firme piel. Con el tiempo, se sentirá como un globo lleno de agua o quiste.

El dolor empeora a medida que éste se llena de pus y tejido muerto. El dolor disminuye cuando el forúnculo drena. Éste puede drenar por sí solo. Más frecuentemente, sin embargo, es necesario abrirlo para que drene.

Los principales síntomas de un forúnculo incluyen:

  • Una protuberancia del tamaño de una arveja (chícharo), pero que puede ser hasta del tamaño de una pelota de golf
  • Núcleos blancos o amarillos (pústulas)
  • Diseminación a otras zonas de la piel o fusión con otros forúnculos
  • Crecimiento rápido
  • Exudado, supuración o formación de costra

Otros síntomas pueden incluir:

Pruebas y exámenes

Los proveedores de atención médica generalmente pueden diagnosticar un forúnculo con base en su apariencia. Se puede enviar una muestra de células del forúnculo al laboratorio para realizar un cultivo con el fin de buscar estafilococos u otras bacterias.

Tratamiento

Los forúnculos pueden sanar por sí solos después de un período de picazón y de dolor leve. Sin embargo, es más común que se vuelvan más dolorosos a medida que se acumula pus.

Los forúnculos generalmente necesitan abrirse y drenar con el fin de que sanen. Esto, casi siempre, sucede al cabo de dos semanas. Usted debe:

  • Aplicar compresas húmedas y calientes en el forúnculo varias veces al día para acelerar el drenado y la curación.
  • Nunca debe apretar un forúnculo ni tratar de cortar para abrirlo en casa. Hacerlo puede diseminar la infección.
  • Seguir aplicando compresas húmedas y calientes sobre la zona después de que el forúnculo se abra.

Se puede necesitar cirugía para drenar (limpiar) los forúnculos profundos o grandes. Consiga tratamiento por parte de su proveedor de atención médica si:

  • Un forúnculo dura más de dos semanas.
  • Un forúnculo reaparece.
  • Tiene un forúnculo en la columna o en la mitad del rostro.
  • El forúnculo se presenta con fiebre u otros síntomas.
  • El forúnculo causa dolor.

Es importante mantener un forúnculo limpio. Para conseguirlo:

  • Limpie los forúnculos y cambie los apósitos que los cubren con frecuencia.
  • Lávese muy bien las manos después de tocar un forúnculo.
  • No reutilice ni comparta las toallas para la cara y las manos. Lave las prendas de vestir, las toallas para manos y para el cuerpo, las sábanas u otros artículos que hayan tocado zonas infectadas en agua muy caliente.
  • Deseche los apósitos usados en una bolsa sellada para que el líquido del forúnculo no entre en contacto con ningún otro elemento.

Su proveedor de atención médica puede darle antibióticos por vía oral o en inyección si el forúnculo es grave o si reaparece.

Los jabones o cremas antibacterianas son de poca utilidad una vez que el forúnculo ya se ha formado.

Expectativas (pronóstico)

Algunas personas tienen infecciones repetitivas de forúnculos y no son capaces de prevenirlos.

Los forúnculos pueden ser muy dolorosos si ocurren en zonas como el conducto auditivo externo o la nariz.

Los forúnculos que aparecen cerca uno de otro pueden expandirse y unirse, lo que causa una afección llamada ántrax.

Posibles complicaciones

Pueden presentarse las siguientes complicaciones:

  • Absceso de piel, médula espinal, cerebro, riñones u otros órganos
  • Infección en el cerebro
  • Infección en el corazón
  • Infección en los huesos
  • Infección en la sangre o tejidos (sepsis)
  • Infección en la médula espinal
  • Diseminación de la infección a otras partes del cuerpo o superficies de la piel
  • Cicatrización permanente

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si los forúnculos:

  • Aparecen en el rostro o la columna vertebral.
  • Reaparecen.
  • No sanan con tratamiento casero después de una semana.
  • Se presentan junto con fiebre, vetas rojas diseminándose desde la úlcera (llaga), gran acumulación de líquido en la zona u otros síntomas de infección.

Prevención

Lo siguiente puede ayudar a prevenir la diseminación de la infección:

  • Jabones antibacterianos
  • Enjuagues antisépticos (desinfectantes)
  • Mantenerse limpio (como el lavado minucioso de las manos)

Nombres alternativos

Furúnculo (divieso)

Referencias

Habif TM. Bacterial infections. In: Habif TP, ed.Clinical Dermatology

Millett CR, Halpern AV, Reboli AC, et al. Bacterial diseases. In: Bolognia JL, Jorizzo JL, Schaffer JV, et al, eds.Dermatology

Actualizado 12/2/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.