Omita y vaya al Contenido

Trastorno de vinculación reactiva de la lactancia o la primera infancia

Es un problema con la interacción social que ocurre cuando se descuidan las necesidades emocionales y físicas básicas de un niño, particularmente cuando el niño es un bebé.

Causas

El trastorno de vinculación reactiva es causado por el maltrato o el descuido de las necesidades de un bebé con relación a:

  • Los lazos emocionales con un cuidador ya sea primario o secundario
  • El alimento
  • La seguridad física
  • El contacto

Se puede descuidar a un bebé o a un niño cuando:

  • El cuidador padece retardo mental.
  • El cuidador carece de destrezas para la crianza.
  • Los padres están separados.
  • Los padres son adolescentes.

Un cambio frecuente en los cuidadores (por ejemplo, en orfanatos u hogares sustitutos) es otra causa de este trastorno.

Los niños adoptados de orfanatos extranjeros resultan comúnmente afectados, particularmente si fueron alejados de sus padres biológicos durante las primeras semanas de vida.

Síntomas

En un niño, los síntomas pueden abarcar:

  • Rechazar al cuidador.
  • Evitar el contacto físico.
  • Dificultad para ser consolado.
  • No hacer distinciones al socializar con extraños.
  • Resistirse a la interacción social.
  • Desear estar solo.

El cuidador con frecuencia descuida en el niño:

  • Las necesidades emocionales básicas para el bienestar, la estimulación y el afecto.
  • Las necesidades físicas básicas como el alimento, el aseo y el juego.

Pruebas y exámenes

Este trastorno se diagnostica con:

  • Una historia clínica completa
  • Un examen físico
  • Una evaluación psiquiátrica

Tratamiento

El tratamiento tiene dos partes. La primera meta es garantizar que el niño esté en un ambiente seguro donde tenga satisfechas sus necesidades físicas y emocionales.

Una vez que se ha logrado esto, el siguiente paso es modificar la relación entre el cuidador y el niño, en caso de que el primero haya causado el problema. Unas clases sobre destrezas con respecto a la crianza pueden ayudar con esto. Estas destrezas le dan al cuidador la capacidad de satisfacer las necesidades del niño y establecer lazos afectivos con él.

El cuidador debe someterse también a una asesoría para solucionar cualquier problema actual, como drogadicción o violencia familiar. Los servicios sociales de protección del menor deben hacer un seguimiento a la familia para constatar que el niño esté en un ambiente seguro y estable.

Los padres que adoptan bebés o niños pequeños de orfanatos extranjeros deben ser conscientes de que esta situación puede suceder y ser sensibles a las necesidades del niño con relación a la constancia, al afecto físico y al amor.

Estos niños pueden sentir miedo de la gente y al principio sentirse abrumados con el afecto físico. Los padres deben tratar de no sentir esto como un rechazo, dado que es una respuesta normal en alguien que ha sido maltratado para evitar el contacto. Con frecuencia, se deben dar abrazos, pero sin forzarlos.

Se debe realizar una evaluación de la salud mental, la cual será últil en el desarrollo de un plan de tratamiento.

Expectativas (pronóstico)

La intervención adecuada puede mejorar el pronóstico.

Posibles complicaciones

Sin tratamiento, esta condición puede afectar permanentemente la interacción social del niño. Esta afección puede estar relacionada con:

Cuándo contactar a un profesional medico

Este trastorno se identifica generalmente cuando un progenitor (o padre potencial) está en alto riesgo de descuidar al niño o cuando un padre adoptivo tiene dificultades para manejar a un niño recién adoptado.

Si la persona ha adoptado un niño recientemente de un orfanato extranjero u otra situación en donde se haya presentado descuido y el niño exhibe estos síntomas, debe acudir al médico.

Prevención

El reconocimiento oportuno de este trastorno es muy importante para el niño. A los padres que estén en alto riesgo de descuidar a sus hijos se les debe brindar capacitación sobre los cuidados durante la crianza. A la familia se le debe hacer un seguimiento, ya sea por parte de un trabajador social o de un médico para garantizar que las necesidades del niño sean satisfechas.

Referencias

American Academy of Adolescent and Child Psychiatry. Facts for families, No. 85: Reactive attachment disorder. 2011. Available at http://www.aacap.org/App_Themes/AACAP/docs/facts_for_families/85_reactive_attachment_disorder.pdf. Accessed May 14, 2014.

American Psychiatric Association. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders. 5th ed. Arlington, VA: American Psychiatric Publishing. 2013.

Schechter DS. Disturbances of attachment and parental psychopathology in early childhood. Child Adolesc Psychiatr Clin N Am. 2009;18:665-86.

Actualizado: 5/14/2014

Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo