Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001621.htm

Meibomianitis

Es una inflamación de las glándulas meibonianas, un grupo de glándulas en los párpados que segregan aceites (sebáceas). Estas glándulas tienen orificios diminutos para segregar aceites sobre la superficie de la córnea.

Causas

Cualquier afección que ocasione el incremento en la densidad de las secreciones oleaginosas de las glándulas meibonianas permitirá la acumulación de los excesos de aceite en los bordes de los párpados. Esto permite la proliferación excesiva de bacterias que normalmente están presentes en la piel.

Estos problemas pueden ser causados por alergia, cambios hormonales de la adolescencia o afecciones generales de la piel como la rosácea y el acné.

La meibomianitis a menudo está asociada con blefaritis, la cual puede causar una acumulación de una sustancia similar a la caspa en la base de las pestañas.

Síntomas

  • Hinchazón y enrojecimiento de los bordes del párpado
  • Síntomas de resequedad en los ojos
  • Borrosidad ligera de la visión que se aclara al parpadear, debido al exceso de aceite en las lágrimas
  • Frecuentes orzuelos

Pruebas y exámenes

La meibomianitis se puede diagnosticar por medio de un examen de los ojos. No se requieren pruebas especiales.

Tratamiento

El tratamiento normal consiste en:

  • Limpieza cuidadosa de los bordes de los párpados.
  • Aplicar calor húmedo en el ojo afectado.

Estos tratamientos generalmente reducirán los síntomas.

El médico puede prescribir un ungüento antibiótico para aplicar en el borde del párpado.

Otros tratamientos pueden abarcar:

  • Exprimir la glándula meibomiana (realizado por un oftalmólogo) para ayudar a limpiar las glándulas de secreciones.
  • Inserción de un pequeño tubo (cánula) dentro de cada abertura de la glándula para lavar el aceite espeso.
  • Varias semanas del antibiótico tetraciclina.
  • Lipoflow, un dispositivo que calienta automáticamente el párpado y ayuda a destapar las glándulas. 

Cualquier afección cutánea general, como el acné o la rosácea, también puede requerir tratamiento.

Expectativas (pronóstico)

La meibomianitis no es una afección que amenace la visión; sin embargo, puede ser una causa crónica y recurrente de irritación ocular. Muchas personas encuentran que los tratamientos son frustrantes, debido a que los resultados a menudo no son inmediatos; sin embargo, el tratamiento con frecuencia ayudará a reducir los síntomas.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si el tratamiento no conduce a la mejoría o si se desarrollan orzuelos.

Prevención

Mantener el párpado limpio al igual que el tratamiento de las afecciones generales conexas de la piel ayudará a prevenir la meibomianitis. 

Nombres alternativos

Disfunción de las glándulas meibomianas

Referencias

Foster CS. The eye in skin and mucous membrane disorders. In: Tasman W, Jaeger EA, eds.Duane’s Ophthalmology

Lane SS, DuBiner HB, Epstein RJ, et al. A new system, the LipiFlow, for the treatment of meibomian gland dysfunction.Cornea

Actualizado 9/3/2012

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.