Omita y vaya al Contenido

Hablar con los niños acerca de la muerte

La muerte es un concepto difícil de comprender para los niños, y los adultos acongojados a menudo se sienten confundidos e inseguros sobre la forma de darle al niño una respuesta de apoyo. La mayoría de los niños piden muchas explicaciones y tienen muchas preguntas con relación a la muerte, como: ¿Qué sucede cuando una persona muere? ¿Adónde van los muertos?, entre las más comunes.

Hablar de la muerte es extremadamente difícil para muchos adultos. Para esto se requiere reconocer que la muerte es un proceso natural para todas las personas. Los niños pueden tener problemas para visualizar la muerte y pueden desarrollar temores acerca de lo que pasa después de la muerte, lo que se siente cuando uno se muere y lo que podría sucederles si sus padres fallecen. Los padres deben tratar de hablar abiertamente acerca de la muerte con sus hijos en caso de que ellos pregunten o si la situación lo amerita.

El tema de la muerte se debe hablar en forma clara y en un lenguaje que el niño pueda entender a su edad y grado de desarrollo. El concepto de muerte varía con la edad y es algo que se debe tener en cuenta.

Edades de 0 a 2 años:

  • La muerte se ve como una separación o abandono.
  • No hay una comprensión cognoscitiva de la muerte.
  • Se siente desesperación por la interrupción en el cuidado que se recibe.

Edades de 2 a 6 años:

  • Con frecuencia el niño cree que la muerte es reversible o temporal.
  • Se puede percibir la muerte como un castigo.
  • Se presentan pensamientos mágicos de que los deseos se vuelvan realidad; se puede sentir culpabilidad por haber tenido sentimientos negativos hacia la persona que murió y creer que eso fue la causa de la muerte.

Edades de 6 a 11 años:

  • Se da una comprensión gradual del carácter irreversible y definitivo de la muerte.
  • Se demuestra razonamiento concreto con capacidad de comprender la relación causa y efecto.

Edades de 11 años o más:

  • Comprensión de que la muerte es irreversible, universal e inevitable.
  • Se tiene pensamiento abstracto y filosófico.

Los miembros de la familia deben saber que mostrar sentimientos de shock, incredulidad, culpa, tristeza e ira no sólo son normales, sino que ayudan y el hecho de compartir con el niño estos sentimientos, al igual que los recuerdos de la persona que ha muerto, reducen la sensación de soledad que el niño experimenta. Es necesario tranquilizar a los niños y asegurarles que tendrán amor y cuidado constante de un adulto. Además, se les debe tranquilizar y convencer de que ellos no son culpables ni pudieron evitar la muerte del ser querido.

La tristeza es un proceso que se revela con el tiempo. El shock inicial y la negación pueden cambiar a tristeza e ira que pueden durar semanas o meses, aunque algunos niños parecen no mostrar respuesta emocional hacia la muerte, lo que puede ser desconcertante para algunos miembros de la familia. Entre los comportamientos normales se pueden mencionar:

  • Shock
  • Llanto
  • Tristeza
  • Ira
  • Culpa
  • Aumento del apego
  • Desobediencia
  • Falta de interés en la escuela
  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Disminución del apetito
  • Regresión temporal a comportamientos más infantiles
  • Dolencias físicas

Entre los signos que muestran que hay un problema o trastorno están:

  • Negarse a aceptar el hecho durante mucho tiempo
  • Períodos repetitivos de llanto
  • Depresión incapacitante
  • Pensamientos suicidas
  • Ira persistente
  • Aflicción constante
  • Aislamiento social
  • Ansiedad severa de separación
  • Delincuencia o promiscuidad
  • Desmejoramiento en el rendimiento escolar
  • Dificultad permanente para dormir
  • Trastornos alimentarios
  • Evitar los sentimientos durante un largo período

En caso de presentarse los anteriores signos, se recomienda llevar al niño al médico, a un especialista en salud mental o un religioso.

LIBROS RECOMENDADOS ACERCA DE LA MUERTE DE UN FAMILIAR

  • Accident, por Carol Carrick (6-8 años)
  • Beat the Turtle Drum, por Constance C. Greene (10-14 años)
  • The Dead Bird, por Margaret Wise-Brown (3-5 años)
  • The Magic Moth, por Virginia Lee (10-12 años)
  • A Taste of Blackberries, por Doris B. Smith (8-9 años)
  • When Dinosaurs Die: A Guide to UnderstandingDeath, por Laurene Krasny Brown y Marc Brown (4-8 años)

PAUTAS PARA LOS CUIDADORES:

  • How Do We Tell The Children? Helping Children Understand and Cope with Separation and loss, por Dan Schaefer y Christine Lyons, and David Peretz.
  • Lifetimes: The Beautiful Way to Explain Death to Children, por Bryan Mellonie y Robert Ingpen.
  • Straight Talk About Death With Teenagers, por Earl A. Grollman.

TEMAS RELACIONADOS:

Nombres alternativos

Aflicción en la infancia por la muerte de un pariente

Referencias

Levetown M. Communicating with children and families: from everyday interactions to skill in conveying distressing information. Pediatrics. 2008;121:e1441-e1460.

Actualizado: 5/2/2011

Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo