Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001967.htm

Bebés y las vacunas

Las vacunas son importantes para mantener saludable a su hijo. Este artículo aborda la forma de mitigar el dolor causado por las vacunas en los bebés.

Información

Los padres con frecuencia se preguntan cómo hacer menos dolorosas las vacunas para sus bebés. Casi todas las vacunas (también llamadas vacunaciones) es necesario aplicarlas dentro del músculo o bajo la piel utilizando una aguja y una jeringa. El hecho de reducir el nivel de ansiedad de su hijo puede ser la mejor forma de ayudar a disminuir su dolor.

Aquí van algunos consejos:

ANTES DE LA VACUNA

Coménteles a los niños mayores que la vacuna se necesita para mantenerlos seguros y saludables. El hecho de saber con anticipación lo que se ha de esperar puede tranquilizar al niño.

Explíquele al niño que no hay problema si llora, pero sugiérale que trate de ser valiente. Explíquele que a usted tampoco le gustan las vacunas, pero que también intenta ser valiente. Felicite al niño después de que la vacuna haya terminado, sea que haya llorado o no.

Planee algo divertido para hacer después. Una salida al parque, comer afuera u otro entretenimiento después de la vacuna puede hacer que la próxima sea menos atemorizante.

Algunos médicos usan un analgésico en aerosol o en crema antes de aplicar la vacuna.

CUANDO SE ESTÁ APLICANDO LA VACUNA

Haga presión en el área antes aplicar la vacuna.

Cálmese y no permita que el niño vea si usted está alterado o ansioso. El niño notará si usted se encoge antes de la vacuna. Hable serenamente y utilice palabras reconfortantes.

Siga las instrucciones del médico sobre cómo sostener a su hijo para estabilizar la pierna o el brazo que recibirá la inyección.

Distraiga al niño soplando burbujas o dándole un juguete. O señale una imagen en la pared, hágalo contar o decir el "abecedario", o cuéntele algo divertido.

QUÉ SE PUEDE ESPERAR EN CASA

Después de aplicar la inyección, se puede colocar un trozo de tela húmeda y fresca en el sitio de la vacuna para ayudar a reducir el dolor.

Mover o usar frecuentemente el brazo o la pierna que ha recibido la vacuna también puede ayudar a reducir el dolor.

Darle al niño paracetamol o ibuprofeno puede ayudar a aliviar los síntomas menores y comunes después de las vacunas. Siga las instrucciones en el empaque respecto a cómo administrarle al niño el medicamento o llame al médico de su hijo para solicitar instrucciones.

Los efectos secundarios de las inyecciones varían según el tipo de vacuna que se aplicó, pero generalmente son leves. Llame al médico de su hijo de inmediato si el niño:

  • Presenta fiebre alta.
  • No puede calmarse.
  • Se torna mucho menos activo de lo normal

Nombres alternativos

Vacunas y los bebés; Bebés y vacunas; Bebés y las vacunaciones

Referencias

Centers for Disease Control and Prevention. Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP) Recommended Immunization Schedules for Persons Aged 0 Through 18 Years - United States, 2014.MMWR.

Centers for Disease Control and Prevention.Parent’s Guide to Childhood Immunizations.

Actualizado 2/26/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.