Omita y vaya al Contenido

Intoxicación con naftalina

La naftalina es una sustancia sólida blanca con un olor fuerte. La intoxicación con esta sustancia destruye o cambia los glóbulos rojos, de manera que no pueden transportar oxígeno. Esto puede provocar daño a los órganos.

Esto es sólo para fines de información y no para usarse en el tratamiento o manejo de una exposición tóxica real. Si usted resulta expuesto, debe llamar al número local de emergencias (tal como 911 en los Estados Unidos) o al Centro Nacional de Toxicología (National Poison Control Center), a la línea 1-800-222-1222.

Elemento tóxico

Naftalina.

Dónde se encuentra

  • Repelente de polillas
  • Desodorante para tazas de baños

Síntomas

Es posible que no se presenten problemas estomacales sino hasta dos días después de entrar en contacto con el tóxico. Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor abdominal
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Diarrea

La persona también puede tener fiebre. Con el tiempo, también se pueden presentar los siguientes síntomas:

NOTA: las personas con una afección llamada deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa son más vulnerables a los efectos de la naftalina.

Antes de llamar a emergencias

Determine la siguiente información:

  • Edad, peso y estado de la persona
  • Nombre del producto (con sus ingredientes y concentración, si se conocen)
  • Hora en que fue ingerido
  • Cantidad ingerida

Centro de Toxicología

Si sospecha de una posible intoxicación, busque atención médica urgente de inmediato. Llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos).

Se puede llamar al Centro Nacional de Toxicología (National Poison Control Center) al 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita nacional le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones. Ellos le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. NO es necesario que se trate de una emergencia. Puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Si es posible, lleve consigo el recipiente de la sustancia al hospital.

Ver: Número de emergencia del Centro de Toxicología

Lo que se puede esperar en la sala de urgencias

El proveedor de atención médica medirá y vigilará los signos vitales de la persona, incluso la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial. Los síntomas se tratarán en la forma apropiada.

Se llevarán a cabo exámenes de sangre y orina.

Las personas que han ingerido muchas bolas de naftalina recientemente pueden ser forzadas a vomitar.

Otros tratamientos pueden incluir:

  • Carbón activado para evitar que el tóxico se absorba en el sistema digestivo.
  • Soporte para la respiración y las vías respiratorias, incluso oxígeno. En casos extremos se puede introducir una sonda a través de la boca hasta los pulmones para evitar la succión.
  • Radiografía del tórax.
  • ECG (electrocardiograma o trazado cardíaco).
  • Líquidos por vía intravenosa (IV).
  • Laxantes para ayudar a que el tóxico pase rápidamente por el cuerpo.
  • Medicamentos para tratar los síntomas y neutralizar el efecto del tóxico.

Expectativas (pronóstico)

Puede tomar algunas semanas o más recuperarse de algunos de los efectos del tóxico.

Si la persona presenta convulsiones y coma, el pronóstico no es bueno.

Nombres alternativos

Bolas de naftalina (naftaleno); Bolas de alcanfor contra las polillas; Alcanfor de alquitrán

Referencias

Cantilena LR. Clinical toxicology. In: Klaassen CD, ed. Casarett and Doull's Toxicology: The Basic Science of Poisons. 8th ed. New York, NY: McGraw-Hill Education; 2013:chap 33.

Kulig K. General approach to the poisoned patient. In: Marx J, ed. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2013:chap 147.

Levine MD, Zane R. Chemical injuries. In: Marx J, ed. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2013:chap 64.

Actualizado: 11/2/2014

Versión en inglés revisada por: Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2015 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo