Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003555.htm

Crioglobulinas

Las crioglobulinas son anticuerpos proteínicos anormales. Este artículo describe el examen de sangre utilizado para buscarlas.

En el laboratorio, las crioglobulinas salen de la solución en la sangre cuando una muestra de sangre se enfría por debajo 37º C (98.6º F). Las crioglobulinas se disuelven nuevamente cuando la muestra se calienta.

Las crioglobulinas vienen en tres tipos diferentes, pero en el 90% de los casos la causa es la hepatitis C. La enfermedad en la cual se encuentran las crioglobulinas se denomina crioglobulinemia.

Forma en que se realiza el examen

Debido a que son sensibles a la temperatura, las crioglobulinas son muy difíciles de detectar con precisión. La muestra de sangre se debe recoger de una manera especial y el examen sólo debe hacerse en laboratorios que estén equipados para ello. Es importante que el laboratorio permita que la muestra de sangre coagule y que la centrifugue a 37 grados centígrados. Es recomendable aprender el método correcto de realizar la prueba de manera que pueda verificar con el laboratorio para asegurarse de que están siguiendo el procedimiento adecuado.

La sangre se extrae de una vena. En la mayoría de los casos, se usa una vena de la parte interior del codo o del dorso de la mano. La sangre NO debe sacarse de un catéter que tenga heparina dentro. El sitio se limpia con un desinfectante (antiséptico). El proveedor de atención médica enrolla una banda elástica alrededor de la parte superior del brazo con el fin de aplicar presión en la zona y hacer que la vena se llene de sangre.

Luego, el proveedor de atención médica introduce suavemente una aguja en la vena y recoge la sangre en un frasco hermético o en un tubo pegado a la aguja. La banda elástica se retira del brazo. El frasco debe encontrarse a temperatura ambiente o a temperatura corporal antes de utilizarse. Los frascos que estén por debajo de la temperatura ambiente pueden arrojar resultados imprecisos.

Una vez que se ha recogido la muestra de sangre, se retira la aguja y se cubre el sitio de punción para detener cualquier sangrado. El frasco lleno debe colocarse inmediatamente en un recipiente con temperatura controlada para mantenerlo a la temperatura del cuerpo.

Preparación para el examen

Es recomendable llamar con anticipación para pedir que la muestra de sangre sea tomada por un técnico de laboratorio que tenga experiencia recolectando sangre para esta prueba.

Lo que se siente durante el examen

Algunas personas sienten molestia cuando se inserta la aguja. Después, puede haber algo de sensación pulsátil.

Razones por las que se realiza el examen

Este examen casi siempre se realiza cuando una persona tiene síntomas de una afección relacionada con crioglobulinas. Las crioglobulinas están asociadas con crioglobulinemia. También se presentan en otras enfermedades que afectan la piel, las articulaciones, los riñones y el sistema nervioso.

Resultados normales

Normalmente, no hay crioglobulinas.

Nota: los rangos de los valores normales pueden variar ligeramente entre diferentes laboratorios. Hable con el médico acerca del significado de los resultados específicos de su examen.

Los ejemplos anteriores muestran las mediciones comunes para los resultados de estas pruebas. Algunos laboratorios usan diferentes medidas o podrían evaluar diferentes muestras.

Significado de los resultados anormales

Un resultado positivo puede indicar:

Otra afección por la cual se puede realizar el examen es:

Riesgos

Los riesgos asociados con la extracción de sangre son leves, pero pueden incluir:

  • Sangrado excesivo
  • Desmayo o sensación de mareo
  • Hematoma (acumulación de sangre debajo de la piel)
  • Infección (un riesgo leve cada vez que se presenta ruptura de la piel)

Referencias

Ferri FF. Cryoglobulimenia. In: Ferri FF, ed.Ferri's Clinical Advisor 2015.

Actualizado 1/20/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.