Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003813.htm

Angiografía pulmonar

Es un examen para ver cómo fluye la sangre a través del pulmón.

Una angiografía es un examen imagenológico que utiliza rayos X y un colorante especial para ver el interior de las arterias. Las arterias son los vasos sanguíneos que trasportan la sangre desde el corazón.

Forma en que se realiza el examen

El examen se realiza en un hospital. A usted se le pide acostarse en una mesa donde se toman los rayos X.

  • Antes de que comience el examen, le aplican un sedante suave para ayudarlo a relajarse.
  • Se limpia una zona de su cuerpo, casi siempre el brazo o la ingle, y se insensibiliza con anestesia local.
  • El radiólogo introduce una aguja o hace una pequeña incisión en una vena en la zona que se ha limpiado e inserta una sonda (tubo) hueca y delgada llamada catéter.
  • El catéter se coloca a través de la vena y cuidadosamente se lleva hasta y a través de las cámaras derechas del corazón y hacia la arteria pulmonar, que va a los pulmones. El médico puede ver en vivo imágenes de rayos X de la zona en un monitor similar a un televisor y usarlas como guía.
  • Una vez que el catéter está en su lugar, se inyecta el tinte (material de contraste) en el catéter. Se toman radiografías para ver cómo se desplaza el tinte a través de las arterias pulmonares. El tinte ayuda a destacar cualquier bloqueo en el flujo sanguíneo.

El pulso, la presión arterial y la respiración se vigilan durante el procedimiento. Se fijan las derivaciones del electrocardiograma (ECG) con cinta a los brazos y las piernas para monitorear su corazón.

Después de tomar las radiografías, se retiran la aguja y el catéter.

Se aplica presión al sitio de punción durante 20 a 45 minutos para detener el sangrado. Después de ese tiempo, se revisa la zona y se aplica un vendaje apretado. Usted debe mantener la pierna estirada durante 6 horas después del procedimiento.

En contadas ocasiones, se pueden administrar medicinas a los pulmones cuando se ha encontrado un coágulo de sangre durante el procedimiento.

Preparación para el examen

Usted no debe comer ni beber nada durante 6 a 8 horas antes del examen.

Se le solicitará que use una bata hospitalaria y firme una autorización para el procedimiento. Retire las joyas de la zona que se va a examinar.

Coméntele al médico:

  • Si está embarazada.
  • Si alguna vez ha tenido alguna reacción alérgica al material de contraste para los rayos X o a sustancias yodadas.
  • Si es alérgico a alguna medicina.
  • Qué medicinas está tomando (incluso cualquier preparación herbaria).
  • Si alguna vez ha tenido algún problema de sangrado.

Lo que se siente durante el examen

La mesa de rayos X puede sentirse fría. Pida que le presten una manta o una almohada si se siente incómodo. Puede sentir una punzada breve cuando le aplican la anestesia y un pinchazo breve y agudo a medida que se inserta el catéter.

Se puede sentir algo de presión a medida que el catéter sube hasta los pulmones. El medio de contraste puede causar una sensación de calor y sofoco. Esto es normal y usualmente desaparece al cabo de unos pocos segundos.

Se puede presentar algo de sensibilidad y hematomas en el sitio de la inyección después del examen.

Razones por las que se realiza el examen

El examen se usa para detectar coágulos de sangre (embolia pulmonar) y otras obstrucciones en el flujo sanguíneo que llega a los pulmones. La mayoría de las veces, su proveedor de atención ya habrá intentado con otros exámenes para diagnosticar un coágulo de sangre en los pulmones.

La angiografía pulmonar también puede usarse para ayudar a diagnosticar:

  • Malformaciones arteriovenosas del pulmón.
  • Estrechamiento congénito (presente desde nacimiento) de los vasos pulmonares.
  • Aneurismas de las arterias pulmonares.
  • Hipertensión pulmonar; presión arterial alta en las arterias de los pulmones.

Resultados normales

La radiografía muestra estructuras normales de acuerdo con la edad de la persona.

Significado de los resultados anormales

Los resultados anormales pueden deberse a:

  • Aneurismas de los vasos pulmonares.
  • Coágulo de sangre en los pulmones (embolia pulmonar).
  • Vaso sanguíneo estrecho.
  • Hipertensión pulmonar primaria.
  • Tumor en el pulmón.

Riesgos

Una persona puede presentar un ritmo cardíaco anormal durante este examen. El equipo de atención médica monitoreará su corazón y puede tratar cualquier ritmo anormal que se desarrolle.

Otros riesgos incluyen:

  • Reacción alérgica al medio de contraste.
  • Daño al vaso sanguíneo a medida que se introducen la aguja y el catéter.
  • Coágulo de sangre que viaja al pulmón y ocasiona una embolia.
  • Sangrado excesivo o coágulo de sangre donde se introduce el catéter, el cual puede reducir la circulación a la pierna.
  • Ataque cardíaco o accidente cerebrovascular.
  • Hematoma (una acumulación de sangre en el sitio de la perforación con la aguja).
  • Lesión a los nervios en el sitio de punción.
  • Daño renal a causa del medio de contraste.

Hay baja exposición a la radiación. Los rayos X se controlan y se regulan para suministrar la menor cantidad de exposición a la radiación necesaria para producir una imagen. La mayoría de los expertos piensa que el riesgo es bajo comparado con los beneficios.

Las mujeres embarazadas y los niños son más sensibles a los riesgos de la exposición a los rayos X.

Consideraciones

La angiografía por tomografía computarizada (TC) del tórax (pecho) ha reemplazado ampliamente este examen.

Nombres alternativos

Arteriografía pulmonar; Angiograma pulmonar; Angiografía de los pulmones

Referencias

Jackson JE, Meaney JFM. Angiography. In: Adam A, Dixon AK, Gillard JH, Schaefer-Prokop CM, eds.Grainger & Allison's Diagnostic Radiology: A Textbook of Medical Imaging

Actualizado 12/26/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados