Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/004000.htm

Cambios en la producción hormonal por el envejecimiento

El sistema endocrino está conformado por órganos y tejidos productores de hormonas. Las hormonas son químicos naturales producidos en un lugar, secretados dentro del torrente sanguíneo y luego utilizados por otros órganos y sistemas destinatarios.

Las hormonas controlan los órganos destinatarios. Algunos sistemas orgánicos poseen sus propios sistemas de control interno en lugar de las hormonas o junto con ellas.

A medida que envejecemos, se presentan cambios naturales en la forma en la que se controlan los sistemas corporales. Algunos tejidos destinatarios se vuelven menos sensibles a la hormona que los controla. La cantidad de hormonas producidas también puede cambiar.

Los niveles sanguíneos de algunas hormonas aumentan, los de otras disminuyen y los de algunas otras permanecen inalterados. Las hormonas también se descomponen (metabolizan) más lentamente.

Muchos de los órganos que producen hormonas son controlados por otras hormonas. El envejecimiento también provoca cambios en este proceso. Por ejemplo, un tejido endocrino puede producir menos de sus hormonas de lo que lo hacía a una edad más joven o puede producir la misma cantidad, pero a una tasa más lenta.

CAMBIOS POR EL ENVEJECIMIENTO

El hipotálamo se encuentra ubicado en el cerebro. Esta región produce hormonas que controlan las demás estructuras en el sistema endocrino. La cantidad de estas hormonas reguladoras permanece casi igual, pero la respuesta por parte de los órganos endocrinos puede cambiar a medida que envejecemos.

La hipófisis también se encuentra ubicada en el cerebro. Esta glándula alcanza su tamaño máximo cuando las personas llegan a la mediana edad y luego se vuelve gradualmente más pequeña. Consta de 2 partes:

  • La parte trasera (posterior) almacena hormonas producidas en el hipotálamo.
  • La parte frontal (anterior) produce hormonas que afectan el crecimiento de la glándula tiroidea (TSH), la corteza suprarrenal, los ovarios, los testículos y las mamas.

La glándula tiroidea está localizada en el cuello. Esta glándula produce las hormonas que ayudan a controlar el metabolismo. Con la edad, dicha glándula puede volverse protuberante (nodular). El metabolismo disminuye con el tiempo, comenzando alrededor de los 20 años de edad. Debido a que las hormonas tiroideas se producen y se descomponen (metabolizan) a la misma tasa, las pruebas de la función tiroidea generalmente siguen siendo normales. En algunas personas los niveles de hormonas tiroideas pueden elevarse, lo que lleva a un aumento del riesgo de morir por enfermedades cardiovasculares.

Las paratiroides son cuatro glándulas pequeñas ubicadas alrededor de la tiroides. La hormona paratiroidea afecta los niveles de calcio y fosfato, los cuales afectan la fortaleza ósea. Los niveles de las hormonas paratiroideas se elevan con la edad, lo cual puede contribuir a la osteoporosis.

El páncreas produce la insulina. Esta ayuda al azúcar (glucosa) a ir desde la sangre hasta el interior de las células, donde se puede utilizar como energía.

El nivel promedio de glucosa en ayunas se eleva de 6 a 14 miligramos por decilitro (mg/dL) cada 10 años después de los 50 años conforme las células se vuelven menos sensibles a los efectos de la insulina. 

Las glándulas suprarrenales están localizadas justo encima de los riñones. La corteza suprarrenal es la capa superficial que produce las hormonas aldosterona, cortisol y dehidroepiandrosterona.

  • La aldosterona regula el equilibrio de líquidos y electrólitos.
  • El cortisol es la hormona de "respuesta al estrés". Además, afecta la descomposición de la glucosa, las proteínas y las grasa y tiene efectos antinflamatorios y antialérgicos.

La secreción de aldosterona disminuye con la edad. Esta disminución puede contribuir al mareo y a un descenso en la presión arterial con los cambios súbitos de posición (hipotensión ortostática). La secreción de cortisol también disminuye con la edad, pero el nivel de esta hormona en la sangre permanece casi igual. Los niveles de dehidroepiandrosterona también disminuyen. Los efectos de esta caída en el cuerpo no son claros.

Los ovarios y los testículos tienen dos funciones. Producen las células reproductivas (óvulo y espermatozoide). También producen las hormonas sexuales que controlan las características sexuales secundarias, como las mamas y el vello facial.

  • Con la edad, los hombres en ocasiones presentan un nivel reducido de testosterona.
  • Las mujeres presentan menores niveles de estradiol y otras hormonas de estrógenos después de la menopausia.

EFECTO DE LOS CAMBIOS

En términos generales, con la edad algunas hormonas disminuyen, otras permanecen sin cambios y algunas aumentan. Entre las que usualmente disminuyen están:

En las mujeres, los niveles de estrógeno y prolactina generalmente disminuyen de manera considerable.

Las hormonas que normalmente permanecen invariables o que sólo disminuyen ligeramente incluyen:

  • Cortisol
  • Epinefrina
  • Insulina
  • Hormonas tiroideas T3 y T4

Los niveles de testosterona generalmente disminuyen gradualmente medida que los hombres envejecen.

Entre las hormonas que se pueden incrementar están:

TEMAS RELACIONADOS:

Referencias

Goodman NE, Cobin RH, Ginzburg SB, et al. American Association of Clinical Endocrinologists Medical Guidelines for Clinical Practice for the Diagnosis and Treatment of Menopause.Endocr Pract

Minaker KL. Common clinical sequelae of aging. In: Goldman L, Schafer AI, eds.Goldman's Cecil Medicine

Seimer C, Olesen JB, Hansen ML, et al. Subclinical and overt thyroid dysfunction and risk of all-cause mortality and cardiovascular events: a large population study.J Clin Endocrinol Metab

Actualizado 9/15/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados