Omita y vaya al Contenido

Cambios en los pulmones con la edad

Los pulmones tienen dos funciones principales: una es obtener el oxígeno del aire que va hacia el cuerpo y la otra eliminar el dióxido de carbono del cuerpo. El oxígeno es necesario para que el cuerpo trabaje apropiadamente. El dióxido de carbono es un producto de desecho que el cuerpo produce cuando utiliza el oxígeno. 

RespiraciónMire éste video sobre:Respiración

Durante la respiración, el aire entra y sale de los pulmones. Cuando usted inhala, el aire fluye a través de las vías respiratorias hasta los pulmones. Las vías respiratorias están hechas de tejido elástico. Bandas de músculo y otros tejidos de soporte envuelven cada vía respiratoria para ayudar a mantenerla abierta.

El aire sigue fluyendo hacia los pulmones hasta llenar los pequeños sacos de aire llamados alvéolos. La sangre circula alrededor de estos sacos de aire a través de pequeños vasos sanguíneos. El oxígeno pasa hacia el torrente sanguíneo en el lugar donde los vasos sanguíneos y los sacos de aire se encuentran. También es allí donde el dióxido de carbono pasa del torrente sanguíneo a los pulmones para ser exhalado (espirado).   

Intercambio de gasesMire éste video sobre:Intercambio de gases

Cambios con la edad y sus efectos sobre los pulmones 

Cambios en los huesos y los músculos del tórax y la columna vertebral: 

  • Los huesos se vuelven más delgados y cambian de forma. Esto puede cambiar la forma de su caja torácica. Como resultado, la caja torácica tiene menor capacidad de expandirse y contraerse durante la respiración.
  • El músculo que ayuda a la respiración, el diafragma, se debilita y puede impedir que usted inhale y exhale suficiente aire.

Estos cambios en los huesos y los músculos provocan un menor nivel de oxígeno en la sangre que irriga el cuerpo. Además, se elimina menos dióxido de carbono del cuerpo. Se pueden presentar síntomas como cansancio y dificultad para respirar.

Cambios en el tejido pulmonar: 

  • Los músculos y otros tejidos que se encuentran cerca a las vías respiratorias pierden su capacidad para mantenerlas abiertas por completo. Esto hace que dichas vías respiratorias se cierren fácilmente.
  • El envejecimiento también provoca que los alvéolos pierdan su forma y se hinchen.
Estos cambios en el tejido pulmonar pueden permitir que el aire quede atrapado en sus pulmones. No hay suficiente oxígeno que ingrese a los capilares y se elimina menos dióxido de carbono. Esto hace que la respiración sea difícil. 

Cambios en el sistema nervioso: 

  • En las personas mayores, la parte del cerebro que controla la respiración puede perder parte de su función. Los pulmones no son capaces de obtener suficiente oxígeno y no hay suficiente dióxido de carbono que salga de ellos. La respiración se vuelve más difícil.
  • Los nervios de las vías respiratorias que desencadenan la tos no son tan sensibles como antes a las partículas como el humo o los microbios. Se pueden acumular grandes cantidades de partículas en los pulmones y son difíciles de expulsar.
Cambios en el sistema inmunitario: 
  • A medida que usted envejece, su sistema inmunitario puede debilitarse. Esto significa que su cuerpo tiene menor capacidad de combatir las infecciones pulmonares y otras enfermedades.
  • Los pulmones igualmente son menos capaces de recuperarse después de la exposición al humo u otras partículas nocivas.

Problemas comunes

Como resultado de estos cambios, las personas mayores tienen un aumento del riesgo de: 

  • Infecciones pulmonares, como neumonía y bronquitis
  • Dificultad para respirar
  • Bajo nivel de oxígeno, lo que reduce la capacidad del cuerpo para combatir las enfermedades
  • Patrones anormales de respiración, lo que da lugar a problemas como la  apnea del sueño  (episodios de suspensión de la respiración durante el sueño)

Prevención

Para disminuir los efectos del envejecimiento sobre los pulmones: 

  • No fume. Fumar daña los pulmones y acelera su envejecimiento.
  • Haga ejercicio físico para mejorar la función pulmonar.
  • Esté activo. Acostarse en la cama o sentarse durante largos períodos de tiempo permite que el moco se acumule en los pulmones, lo cual lo pone a usted en riesgo de infecciones pulmonares. Esto es especialmente cierto después de una cirugía o cuando usted está enfermo.
A medida que usted envejezca, tendrá otros cambios, entre ellos:  

Referencias

Minaker KL. Common clinical sequelae of aging. In: Goldman L,Schafer AI, eds. Goldman’s Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 24.

Sharma G, Goodwin J. Effect of aging on respiratory system physiology and immunology. Clin Interv Aging. 2006;1(3):253-260.

Janssens J-P. Aging of the respiratory system: impact on pulmonary function tests and adaptation to exertion. Clin Chest Med. 2006;26:469-484.

Actualizado: 11/10/2012

Versión en inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo