Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/004018.htm

Cambios en el sueño por el envejecimiento

El sueño normalmente ocurre en varias etapas. El ciclo del sueño incluye: 

  • Períodos de sueño profundo y ligero en los que no se sueña.
  • Algunos períodos de sueño activo (sueño con movimientos oculares rápidos o MOR). 

Este ciclo de sueño se repite varias veces durante la noche.

CAMBIOS CON EL ENVEJECIMIENTO

Con la edad, los patrones de sueño tienden a cambiar. La mayoría de las personas encuentran que el proceso de envejecimiento los lleva a tener dificultades para conciliar el sueño. Se despiertan con más frecuencia durante la noche y se levantan más temprano por la mañana.

El tiempo total de sueño se mantiene igual o disminuye ligeramente (6.5 a 7 horas por noche). Puede ser más difícil quedarse dormido y usted puede pasar más tiempo total en la cama. La transición entre el sueño y despertarse con frecuencia es abrupta, lo que hace que las personas mayores sientan que tienen un "sueño más ligero" que cuando eran jóvenes.

Se pasa menos tiempo durmiendo profundamente y sin soñar. Las personas mayores se despiertan en promedio de 3 a 4 veces cada noche. También son más conscientes del hecho de estar despierto.

Las personas mayores se despiertan con más frecuencia porque pasan menos tiempo en el sueño profundo. Otras causas incluyen la necesidad de levantarse a orinar (nicturia), ansiedad e incomodidad y dolor por enfermedades crónicas.

EFECTO DE LOS CAMBIOS

La dificultad para dormir es un problema molesto. El insomnio crónico es una de las principales causas de accidentes automovilísticos y depresión. Debido a que el sueño de las personas mayores es más liviano y se despiertan con mayor frecuencia, pueden sentirse privadas de sueño, aun cuando su tiempo total para dormir no haya cambiado.

La privación del sueño con el tiempo puede ocasionar confusión y otros cambios mentales. Sin embargo, esto se puede tratar. Usted puede disminuir los síntomas cuando duerme lo suficiente.

Los problemas del sueño también son un síntoma común de depresión. Consulte a un proveedor de atención médica para averiguar si la depresión u otro problema de salud está afectando su sueño.

PROBLEMAS COMUNES

  • El insomnio es uno de los problemas más comunes en las personas de edad avanzada.
  • También se pueden presentar otros trastornos del sueño como por ejemplo síndrome de las piernas inquietas, narcolepsia o hipersomnio.
  • La apnea del sueño, en donde la respiración se detiene por un tiempo durante el sueño, puede causar problemas graves.

PREVENCIÓN

Las personas de edad avanzada responden de una manera diferente a las medicinas en comparación con los adultos jóvenes. Es muy importante consultar con un proveedor de atención médica antes de tomar somníferos. En lo posible, evite dichas medicinas. Sin embargo, las medicinas antidepresivas pueden ser de mucha ayuda si la depresión afecta su sueño. Algunos antidepresivos no ocasionan los mismos efectos secundarios que los somníferos.

Algunas veces, un antihistamínico suave funciona mejor que una pastilla para dormir para aliviar el insomnio a corto plazo; sin embargo, la mayoría de los expertos no recomiendan estos tipos de medicinas para los ancianos.

Use los medicamentos para dormir (como las benzodiazepinas) únicamente de acuerdo con las recomendaciones y sólo durante un corto tiempo. Algunas de estas medicinas pueden llevar a la dependencia (necesidad de tomar la droga para desempeñarse) o adicción (uso compulsivo a pesar de las consecuencias adversas). Algunas de estas drogas se acumulan en el cuerpo. Se pueden presentar efectos tóxicos como confusión, delirio, caídas si los toma por mucho tiempo.

Usted puede adoptar medidas para estimular el sueño:

  • Un refrigerio ligero a la hora de ir a la cama puede ser de gran ayuda. Muchas personas encuentran que la leche tibia aumenta la somnolencia, dado que contiene un aminoácido natural similar a un sedante.
  • Evite estimulantes como la cafeína (que se encuentra en el café, el té, las bebidas de cola y el chocolate) durante al menos 3 o 4 horas antes de acostarse.
  • NO tome siestas durante el día.
  • Haga ejercicio (en forma moderada) en las tardes. 
  • Evite la estimulación excesiva, como los juegos de computadora o programas televisivos violentos, antes de irse a dormir. Practique técnicas de relajación a la hora de ir a la cama.
  • Intente acostarse a la misma hora todas las noches y despertarse a la misma hora todas las mañanas.
  • Utilice la cama solamente para dormir o para la actividad sexual.
  • Evite los productos de tabaco, especialmente antes de irse a dormir.
  • Pregunte a su proveedor de atención si alguna de las medicinas que toma pueden afectar su sueño.

En caso de no poder conciliar el sueño después de 20 minutos, levántese y realice una actividad tranquila como leer o escuchar música.

Cuando se sienta con sueño, regrese a la cama e inténtelo de nuevo. Si aún no puede conciliar el sueño en 20 minutos, repita el proceso.

Beber alcohol a la hora de acostarse puede hacer que uno sienta sueño; sin embargo, es mejor evitarlo, debido a que puede hacerlo despertar más tarde en la noche.

TEMAS RELACIONADOS

Referencias

Minaker KL. Common clinical sequelae of aging. In: Goldman L, Schafer AI, eds.Goldman's Cecil Medicine

Weilburg JB. Approach to the patient with insomnia. In: Gorell AH, Mulley AG, Jr., eds.Primary Care Medicine: Office Evaluation and Management of the Adult Patient

Actualizado 9/15/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.