Omita y vaya al Contenido

Terapia trombolítica

Es el uso de fármacos para romper o disolver los coágulos de sangre, que son la principal causa tanto de ataques cardíacos como de accidentes cerebrovasculares.

Información

Los medicamentos trombolíticos están aprobados para el tratamiento inmediato de accidente cerebrovascular y ataque cardíaco. El fármaco más comúnmente usado para esta terapia es el activador del plasminógeno tisular natural (tPA), pero otros fármacos pueden cumplir la misma función.

De acuerdo con la Asociación Estadounidense de Cardiología (American Heart Association, AHA), usted tiene mayores probabilidades de sobrevivir y recuperarse de ciertos tipos de ataque cardíaco si recibe un fármaco trombolítico dentro de las 12 horas posteriores al comienzo del ataque.

Lo ideal es que usted reciba los medicamentos trombolíticos dentro de los primeros 90 minutos después de llegar al hospital para el tratamiento.

ATAQUES CARDÍACOS

Un coágulo puede bloquear las arterias que van al corazón. Esto puede causar un ataque cardíaco cuando parte del músculo muere debido a la falta de oxígeno suministrado por la sangre.

Los trombolíticos funcionan disolviendo rápidamente un coágulo grande, lo que ayuda a restablecer el flujo sanguíneo al corazón y a prevenir un daño al músculo cardíaco. Los trombolíticos pueden detener un ataque cardíaco que de otro modo sería mortal.

El medicamento restablece parte del flujo sanguíneo al músculo cardíaco en la mayoría de los pacientes. Sin embargo, es posible que el flujo sanguíneo no sea completamente normal y aún se puede presentar una pequeña cantidad de músculo dañado. Se puede necesitar un tratamiento adicional, como el cateterismo cardíaco o la angioplastia.

El médico basará las decisiones acerca de si le administra un medicamento trombolítico en muchos factores, los cuales abarcan antecedentes personales de dolor torácico y los resultados de un electrocardiograma.

Otros factores que se emplean para determinar si usted es un buen candidato para los tromobolíticos abarcan:

  • Edad (los pacientes mayores tienen mayores riesgos de complicaciones)
  • Sexo
  • Historia clínica, incluso antecedentes de ataques cardíacos previos, diabetes, presión arterial baja o aumento de la frecuencia cardíaca.

Generalmente, los trombolíticos no se administran si usted:

  • Tiene un traumatismo craneal reciente
  • Tiene problemas de sangrado
  • Tiene úlceras hemorrágicas
  • Está en embarazo
  • Tiene cirugía reciente
  • Ha tomado anticoagulantes como Coumadin
  • Sufre un traumatismo
  • Padece hipertensión arterial incontrolable (grave)

ACCIDENTES CEREBROVASCULARES

La mayoría de los accidentes cerebrovasculares son causados cuando coágulos de sangre viajan a un vaso sanguíneo en el cerebro y bloquean el flujo de sangre a esa área. Para los accidentes cerebrovasculares de esta naturaleza (accidentes cerebrovasculares isquémicos), se pueden emplear trombolíticos para ayudar a disolver rápidamente el coágulo. La administración de trombolíticos dentro de un lapso de tres horas después del inicio de los primeros síntomas del accidente cerebrovascular puede ayudar a limitar el daño y la discapacidad que éste causa.

La decisión de administrar el fármaco se basa en:

  • Una tomografía computarizada del cerebro para constatar que no haya sangrado.
  • Un examen físico que muestre un accidente cerebrovascular significativo.
  • La historia clínica.

Como en los ataques cardíacos, generalmente no se administran trombolíticos si usted tiene uno de los otros problemas de salud que aparecen en la lista de arriba.

Los trombolíticos no se administran a alguien que esté presentando un accidente cerebrovascular hemorrágico (significa que ha habido sangrado en el cerebro). Podrían empeorarlo, al causar un aumento del sangrado.

Existen diversos fármacos empleados para la terapia trombolítica, pero los trombolíticos se utilizan con más frecuencia. Otros fármacos abarcan:

  • Lanoteplasa
  • Reteplasa
  • Estafilocinasa
  • Estreptocinasa (SK)
  • Tenecteplasa
  • Urocinasa

ALTERNATIVAS

Las alternativas a la terapia trombolítica incluyen terapias de intervención hechas a través de sondas como la angioplastia con globo (PTCA, por sus siglas en inglés), con o sin stent, trombectomía (extracción del coágulo). 

RIESGOS 

La hemorragia o sangrado es el riesgo más común y es potencialmente mortal.

El sangrado menor de las encías o de la nariz se puede presentar en aproximadamente 25% de las personas que reciben el fármaco. El sangrado cerebral se presenta en alrededor del 1% de las veces. Este riesgo es el mismo para los pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular que para los que han sufrido un ataque cardíaco.

LLAME A UN MÉDICO O AL NÚMERO LOCAL DE EMERGENCIAS (911 en los Estados Unidos)

Los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares son emergencias y cuanto más rápido se administre el tratamiento con trombolíticos, mayor será la probabilidad de un buen pronóstico.

Nombres alternativos

Activador del plasminógeno tisular; TPA; ATP; Alteplasa; Reteplasa; Tenecteplasa; Fármaco trombolítico activasa; Trombolíticos; Terapia de revascularización

Referencias

Anderson JL. ST segment elevation acute myocardial infarction and complications of myocardial infarction. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier; 2011:chap 73.

Antman EM, Morrow DA. ST-segment elevation myocardial infarction: management. In: Bonow RO, Mann DL, Zipes DP, Libby P, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 55.

Kushner FG, Hand M, Smith SC Jr, et al. 2009 Focused Updates: ACC/AHA Guidelines for the Management of Patients With ST-Elevation Myocardial Infarction (updating the 2004 Guideline and 2007 Focused Update) and ACC/AHA/SCAI Guidelines on Percutaneous Coronary Intervention (updating the 2005 Guideline and 2007 Focused Update): a report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. Circulation. 2009 Dec 1;120(22):2271-306. Epub 2009 Nov 18.

Zivin JA. Ischemic cerebrovascular disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier; 2011:chap 414.

Actualizado: 6/18/2012

Versión en inglés revisada por: Michael A. Chen, MD, PhD, Assistant Professor of Medicine, Division of Cardiology, Harborview Medical Center, University of Washington Medical School, Seattle, Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo