Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/007239.htm

Alimentación parenteral total en bebés

La alimentación parenteral total (APT) es un método de alimentación que no pasa por el tubo digestivo. Los líquidos se administran en una vena y esto suministra la mayor parte de los nutrientes que el cuerpo requiere. El método se utiliza cuando una persona no puede o no debe recibir alimentos o líquidos por vía oral.

A los bebés recién nacidos prematuros o enfermos se les puede administrar alimentación parenteral total antes de comenzar con otros alimentos. También pueden recibir este tipo de alimentación cuando no pueden absorber los nutrientes a través del tubo digestivo por un período prolongado. Este tipo de alimentación suministra una mezcla de líquidos, electrólitos, calorías, aminoácidos, vitaminas, minerales y a menudo grasas en una vena del bebé. Este método de alimentación puede ser de salvamento para los bebés muy pequeños o muy enfermos y puede proveer un mejor nivel de nutrición que las alimentaciones intravenosas regulares, las cuales suministran sólo azúcares y sales.

A los bebés que reciben este tipo de alimentación se los debe examinar para verificar que estén obteniendo la nutrición apropiada. Los exámenes de sangre y orina pueden ayudarle al equipo médico a saber qué cambios se necesitan.

¿CÓMO SE SUMINISTRA LA ALIMENTACIÓN PARENTERAL TOTAL?

Con frecuencia, se coloca una vía intravenosa en una vena en la mano, el pie o el cuero cabelludo del bebé. Una vena grande en el ombligo (vena umbilical) también se puede usar para tal efecto. Algunas veces, se usa una vía IV más larga, llamada vía central o catéter central insertado periféricamente (PICC, por sus siglas en inglés) para alimentaciones intravenosas prolongadas.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS?

La alimentación parenteral total es de gran beneficio para los bebés que no pueden recibir nutrición de otras formas; sin embargo, este tipo de alimentación puede ocasionar niveles demasiado altos o bajos de azúcares, grasas o electrólitos en la sangre.

Se pueden presentar problemas debido al empleo de la APT o de vías intravenosas. La vía intravenosa se puede soltar o se pueden formar coágulos. Una posible complicación de una vía intravenosa central es una grave infección llamada sepsis. Los bebés que reciben alimentación parenteral total serán examinados con frecuencia por el equipo médico.

El uso prolongado de la alimentación parenteral total puede llevar a problemas hepáticos.

Información

La alimentación parenteral total (APT) es un método de alimentación que no pasa por el tubo digestivo. Los líquidos se administran en una vena y esto suministra la mayor parte de los nutrientes que el cuerpo requiere. El método se utiliza cuando una persona no puede o no debe recibir alimentos o líquidos por vía oral.

A los bebés recién nacidos prematuros o enfermos se les puede administrar alimentación parenteral total antes de comenzar con otros alimentos. También pueden recibir este tipo de alimentación cuando no pueden absorber los nutrientes a través del tubo digestivo por un período prolongado. Este tipo de alimentación suministra una mezcla de líquidos, electrólitos, calorías, aminoácidos, vitaminas, minerales y a menudo grasas en una vena del bebé. Este método de alimentación puede ser de salvamento para los bebés muy pequeños o muy enfermos y puede proveer un mejor nivel de nutrición que las alimentaciones intravenosas regulares, las cuales suministran sólo azúcares y sales.

A los bebés que reciben este tipo de alimentación se los debe examinar para verificar que estén obteniendo la nutrición apropiada. Los exámenes de sangre y orina pueden ayudarle al equipo médico a saber qué cambios se necesitan.

¿CÓMO SE SUMINISTRA LA ALIMENTACIÓN PARENTERAL TOTAL?

Con frecuencia, se coloca una vía intravenosa en una vena en la mano, el pie o el cuero cabelludo del bebé. Una vena grande en el ombligo (vena umbilical) también se puede usar para tal efecto. Algunas veces, se usa una vía IV más larga, llamada vía central o catéter central insertado periféricamente (PICC, por sus siglas en inglés) para alimentaciones intravenosas prolongadas.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS?

La alimentación parenteral total es de gran beneficio para los bebés que no pueden recibir nutrición de otras formas; sin embargo, este tipo de alimentación puede ocasionar niveles demasiado altos o bajos de azúcares, grasas o electrólitos en la sangre.

Se pueden presentar problemas debido al empleo de la APT o de vías intravenosas. La vía intravenosa se puede soltar o se pueden formar coágulos. Una posible complicación de una vía intravenosa central es una grave infección llamada sepsis. Los bebés que reciben alimentación parenteral total serán examinados con frecuencia por el equipo médico.

El uso prolongado de la alimentación parenteral total puede llevar a problemas hepáticos.

Referencias

American Society for Parenteral and Enteral Nutrition - Professional Association. Guidelines for the use of parenteral and enteral nutrition in adult and pediatric patients. JPEN J Parenter Enteral Nutr. Jan-Feb 2002;26(1 Suppl): 1SA-6SA.

American Society for Parenteral and Enteral Nutrition - Professional Association. Normal requirements - pediatrics. JPEN J Parenter Enteral Nutr. Jan-Feb 2002;26(1 Suppl):25SA-32SA.

Parenteral nutrition. In: Pediatric Nutrition Handbook. 6th ed. Elk Grove Village, IL: American Academy of Pediatrics; 2009; chap 22.

Nombres alternativos

Líquidos intravenosos en bebés; APT en bebés; Líquidos por vía intravenosa en bebés; Hiperalimentación en bebés

Actualizado 6/9/2013

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados