Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/007388.htm

Cerclaje gástrico laparoscópico

Es una cirugía para ayudar a bajar de peso. El cirujano coloca una banda alrededor de la parte superior del estómago para crear una bolsa pequeña que contenga el alimento. La banda reduce la cantidad de alimento que usted puede comer, haciéndolo sentir lleno después de ingerir pequeñas cantidades de comida.

Después de la cirugía, el médico puede ajustar la banda para hacer que el alimento pase más lenta o más rápidamente a través del estómago.

La cirugía de derivación gástrica es un tema relacionado.

Descripción

Usted recibirá anestesia general antes de esta cirugía. Estará dormido y no podrá sentir dolor.

La cirugía se hace usando una cámara diminuta que se pone en el abdomen. Este tipo de cirugía se denomina laparoscopia. La cámara se denomina laparoscopio. Le permite al cirujano ver dentro del abdomen. En esta cirugía:

  • El cirujano hará de 1 a 5 incisiones quirúrgicas pequeñas en el abdomen. A través de estas pequeñas incisiones, el cirujano colocará una cámara y los instrumentos necesarios para llevar a cabo la cirugía.
  • El cirujano colocará una banda alrededor de la parte superior del estómago para separarla de la parte inferior. Esto crea una pequeña bolsa que tiene una abertura estrecha hacia la parte inferior y más grande del estómago.
  • La cirugía no implica ningún corte ni colocación de grapas dentro del abdomen.
  • Puede demorar sólo de 30 a 60 minutos si el cirujano ha realizado muchos de estos procedimientos.

Cuando usted coma después de que lo operen, la pequeña bolsa se llenará rápidamente. Usted se sentirá lleno después de comer sólo una pequeña cantidad de alimento. El alimento en la pequeña bolsa superior se vaciará lentamente hacia la parte principal del estómago.

La cirugía para bajar de peso puede aumentar el riesgo de cálculos biliares. El médico le puede recomendar hacerse una colecistectomía (cirugía para extirpar la vesícula biliar) antes o durante su cirugía.

Por qué se realiza el procedimiento

La cirugía para bajar de peso puede ser una opción si usted es gravemente obeso y no ha podido adelgazar a través de la dieta y el ejercicio.

El cerclaje gástrico laparoscópico no es un “remedio rápido” para la obesidad. Cambiará enormemente su estilo de vida. Usted debe hacer dieta y ejercicio después de esta cirugía. De no hacerlo, puede tener complicaciones o pérdida de peso insuficiente.

Las personas que se someten a esta cirugía deben estar mentalmente equilibradas y no ser dependientes del alcohol o de las drogas ilícitas.

Los médicos a menudo utilizan las siguientes mediciones del índice de masa corporal (IMC) para identificar pacientes que muy probablemente pueden beneficiarse de la cirugía para bajar de peso. Un IMC normal está entre 18.5 y 25. Este procedimiento se le puede recomendar si usted tiene:

  • Un IMC de 40 o más. Esto por lo regular significa que los hombres tienen 100 libras de sobrepeso y que las mujeres están 80 libras por encima de su peso ideal.
  • Un IMC de 35 o más y una enfermedad seria que podría mejorar bajando de peso. Algunas de estas afecciones son apnea del sueño, diabetes tipo 2, hipertensión arterial y cardiopatía.

Riesgos

Los riesgos de la anestesia y de cualquier cirugía incluyen:

Los riesgos por el cerclaje gástrico son:

  • Erosión de la banda gástrica a través del estómago (si esto sucede, se debe retirar).
  • La banda gástrica puede salirse parcialmente del lugar.
  • Gastritis (inflamación del revestimiento del estómago), acidez gástrica o úlceras estomacales.
  • Infección en el puerto de acceso, lo cual puede requerir antibióticos o cirugía.
  • Lesión en el estómago, los intestinos u otros órganos durante la cirugía.
  • Nutrición deficiente.
  • Cicatrización dentro del abdomen, lo cual podría llevar a un bloqueo intestinal.
  • El cirujano tal vez no pueda alcanzar el puerto de acceso para apretar o aflojar la banda (se necesitaría una cirugía menor para arreglar este problema).
  • El puerto de acceso puede girarse y quedar de cabeza, haciendo imposible el acceso (se necesitaría una cirugía menor para arreglar este problema).
  • El entubado cerca del puerto de acceso se puede perforar accidentalmente durante el acceso de una aguja. En este caso, la banda no podrá apretarse (se necesitaría una cirugía menor para arreglar este problema).
  • Vómitos por comer más de lo que la bolsa del estómago puede contener.

Antes del procedimiento

El cirujano le pedirá que se haga exámenes y consulte a sus otros proveedores de atención antes de someterse a la cirugía. Algunos de estos son:

  • Exámenes de sangre, ecografía de la vesícula biliar y otros exámenes para verificar que usted esté suficientemente sano para someterse a la operación.
  • Clases para ayudarlo a comprender lo que sucede durante la cirugía, lo que debe esperar posteriormente y qué riesgos o problemas pueden ocurrir después.
  • Un examen físico completo.
  • Asesoría nutricional.
  • Consulta con un profesional en salud mental para verificar que usted esté emocionalmente listo para la cirugía mayor. Usted debe ser capaz de hacer cambios importantes en su estilo de vida después de la cirugía.
  • Consultas con su proveedor de atención médica para asegurarse de que otros problemas de salud que usted pueda tener, tales como diabetes, hipertensión arterial y problemas cardíacos o pulmonares estén controlados.

Si usted es fumador, debe dejar de fumar varias semanas antes de la cirugía y no volver a fumar después de la operación. El tabaquismo retarda la recuperación y aumenta los riesgos de problemas. Coméntele a su proveedor si necesita ayuda para dejar de fumar.

Coméntele siempre a su proveedor:

  • Si está o podría estar embarazada.
  • Qué fármacos, vitaminas, hierbas y otros suplementos está tomando, incluso los que haya comprado sin una receta.

Durante la semana anterior a la cirugía:

  • Se le puede solicitar que deje de tomar ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin), vitamina E, warfarina (Coumadin) y cualquier otro fármaco que dificulte la coagulación de la sangre.
  • Pregunte qué fármacos tomar incluso el día de la cirugía.

En el día de la cirugía:

  • NO coma ni beba nada después de medianoche la noche anterior a la cirugía.
  • Tome los fármacos que el médico le recomendó con un sorbo pequeño de agua.

Su proveedor de atención médica le dirá a qué hora debe llegar al hospital.

Después del procedimiento

Usted probablemente se irá a casa el día de la cirugía. Muchas personas pueden empezar sus actividades normales 1 o 2 días después de irse a casa. La mayoría de las personas se toman 1 semana libre del trabajo.

Usted consumirá líquidos y alimentos en puré durante 2 o 3 semanas después de la cirugía. Lentamente le irá agregando alimentos blandos y luego alimentos regulares a su dieta. Hacia la sexta semana después de la cirugía, probablemente podrá comer alimentos regulares.

La banda está hecha de un caucho especial (caucho silástico). En su interior tiene un globo inflable. Esto permite ajustar la banda. Usted y el médico pueden decidir aflojarla o apretarla en el futuro, de manera que usted pueda ingerir más o menos alimento.

La banda va conectada a un puerto de acceso que está bajo la piel en su abdomen. Se puede apretar colocando una aguja dentro del puerto y llenando el globo (banda) con agua.

El cirujano puede hacer que la banda esté más apretada o más suelta en cualquier momento después de realizar esta cirugía. Se puede apretar o aflojar si usted:

  • Está teniendo problemas para comer
  • No está perdiendo el peso suficiente
  • Está vomitando después de comer

Expectativas (pronóstico)

La pérdida de peso final con el cerclaje gástrico no es tan grande como con otras cirugías para bajar de peso. La pérdida de peso promedio es de aproximadamente un tercio a la mitad del peso extra que usted está cargando. Esto puede ser suficiente para muchas personas. Hable con el médico respecto a cuál procedimiento es el mejor para usted.

En la mayoría de los casos, el peso se reducirá más lentamente que con otras cirugías para bajar de peso. Usted debe seguir bajando de peso por hasta 3 años.

Perder el peso suficiente después de la cirugía puede mejorar muchas enfermedades que usted también podría tener, tales como:

  • Asma
  • Enfermedad del reflujo gastroesofágico (ERGE)
  • Hipertensión arterial
  • Colesterol alto
  • Apnea del sueño
  • Diabetes tipo 2

Pesar menos también debe facilitarle mucho más la movilización y la realización de las actividades cotidianas.

Esta cirugía sola no es una solución para bajar de peso. Puede entrenarlo para comer menos, pero usted todavía tiene que hacer gran parte del trabajo. Para bajar de peso y evitar complicaciones a raíz del procedimiento, será necesario que siga las pautas de ejercicios y alimentación que su proveedor de atención médica y el dietista le dieron.

Nombres alternativos

Lap-Band®; LAGB; Cerclaje o banda gástrica ajustable por vía laparoscópica; Cirugía bariátrica con cerclaje gástrico laparoscópico

Referencias

Blackburn GL, Hutter MM, Harvey AM, Apovian CM, Boulton HR, et al. Expert panel on weight loss surgery: executive report update.Obesitywww.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19396063

Jensen MD, Ryan DH, Apovian CM, Ard JD, Comuzzie AG, Donato KA et al. 2013 AHA/ACC/TOS guideline for the management of overweight and obesity in adults: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines and The Obesity Society. PMID: 24239920www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24239920

Leslie D, Kellogg TA, Ikramuddin S. Bariatric surgery primer for the internist: keys to the surgical consultation.Med Clin North Amwww.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17509383

Richards WO. Morbid obesity. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds.Sabiston Textbook of Surgery

Actualizado 10/14/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados