Omita y vaya al Contenido

Cirugía de tiroides retroesternal

La glándula tiroides normalmente está situada en la parte frontal del cuello. La tiroides retroesternal se refiere a la localización anormal de toda o parte de la glándula tiroides por debajo del esternón.

Este artículo aborda la cirugía para una tiroides retroesternal.

Descripción

El bocio retroesternal siempre es una posibilidad en pacientes que tienen una masa que sobresale en el cuello. Un bocio retroesternal generalmente no causan ningún síntoma durante años. A menudo se detecta cuando se toma una radiografía del tórax por otra razón. Cualquier tipo de síntoma por lo general se debe a la presión sobre las estructuras vecinas, como la tráquea y el esófago.

La cirugía para extirpar completamente el bocio se recomienda incluso si usted no tiene síntomas.

Durante la cirugía:

  • Usted recibe anestesia general, lo cual hará que quede inconsciente y no pueda sentir dolor.
  • Usted se acuesta boca arriba con el cuello ligeramente extendido.
  • El cirujano hace una incisión de 3 a 4 pulgadas (7.5 a 10 cm) en el cuello para determinar si la masa se puede extirpar sin abrir el pecho. La mayoría de las veces, la cirugía se puede hacer de esta manera.
  • Si la masa está muy profunda en el pecho, el cirujano hará una incisión quirúrgica a lo largo de la mitad del esternón y extirpará luego todo el bocio. Se puede dejar un tubo puesto durante un tiempo para drenar el líquido y la sangre. Éste por lo general se retira en 1 o 2 días.

Por qué se realiza el procedimiento

Esta cirugía se realiza para eliminar por completo la masa. Si no se extirpa, puede ejercer presión sobre las vías respiratorias y el tubo digestivo (esófago).

Si el bocio retroesternal ha estado allí por mucho tiempo, usted puede tener dificultad para tragar los alimentos, dolor leve en la zona del cuello y dificultad para respirar.

Si el médico piensa que usted puede tener una tiroides retroesternal, le harán los siguientes exámenes antes de cualquier cirugía: 

  • Examen de calcio en la sangre
  • Tomografía computarizada o resonancia magnética del cuello y el tórax
  • Pruebas de la función tiroidea
  • Esofagografía para inspeccionar el esófago 
  • Pruebas de la función pulmonar para ver si hay bloqueo de las vías respiratorias

Riesgos

Los riesgos de la anestesia son: 

  • Reacciones alérgicas a los medicamentos
  • Problemas respiratorios

Los riesgos de la cirugía de la tiroides retroesternal son:

  • Sangrado
  • Daño a las glándulas paratiroides, lo que ocasiona un bajo nivel de calcio
  • Daño a la tráquea
  • Perforación del esófago
  • Parálisis de las cuerdas vocales
  • Infección de la herida

Antes del procedimiento

Es posible que usted necesite que le hagan exámenes que muestren exactamente dónde se encuentra la glándula tiroides. Esto le ayudará al cirujano a encontrar el tumor durante la cirugía. Le pueden hacer una tomografía computarizada, una ecografía u otros exámenes imagenológicos.

También necesitará medicamentos para la tiroides o tratamientos con yodo durante 1 a 2 semanas antes de la cirugía.

Coméntele al médico o al personal de enfermería sobre todos los medicamentos que toma, incluso los que haya comprado sin una receta. Esto incluye las hierbas y suplementos.

Desde varios días hasta una semana antes de la cirugía, le pueden solicitar que deje de tomar medicamentos que le dificulten la coagulación de la sangre, como:

  • Ácido acetilsalicílico (aspirin)
  • Clopidogrel (Plavix)
  • Ibuprofeno (Advil, Motrin)
  • Naproxeno (Aleve, Naprosyn)
  • Warfarina (Coumadin)

Probablemente se le pedirá que deje de comer o beber en algún momento la noche antes o el día de la cirugía. El médico o el personal de enfermería le darán instrucciones específicas.

Pregúntele al médico qué medicamentos debe tomar incluso el día de la cirugía.

Si fuma, trate de dejar el hábito. Su tiempo de recuperación será más corto si no fuma. Pídale ayuda al médico o al personal de enfermería.

El médico o el personal de enfermería le dirán a qué hora debe llegar al hospital. No olvide llegar a tiempo.

Después del procedimiento

Puede que usted tenga un drenaje en el cuello después de la cirugía. Éste drenará el líquido que se acumula en el área y se retirará al cabo de un día más o menos.

Es posible que deba permanecer en el hospital de un día para otro después de la cirugía, de manera que una enfermera pueda vigilar si hay algún sangrado, cambios en el nivel de calcio o problemas respiratorios.

Usted tal vez pueda irse a su casa al día siguiente si la cirugía se realizó a través del cuello. Si le abrieron el pecho, puede que deba permanecer en el hospital durante varios días.

La mayoría de los pacientes son capaces de levantarse y caminar en el día después de la cirugía. A usted le debe tomar unas 3 a 4 semanas para recuperarse por completo.

Usted puede tener dolor después de la cirugía. Pídale al médico o al personal de enfermería instrucciones sobre cómo tomar medicamentos después de que se vaya a su casa.

Siga las instrucciones para cuidarse después de regresar a su casa.

Expectativas (pronóstico)

Un paciente generalmente se recupera después de extirparle la tiroides retroesternal y ésta por lo regular no reaparece. La adición de sal yodada a las comidas puede ayudar a prevenir una recurrencia.

Los síntomas suelen desaparecer inmediatamente si no hay complicaciones de la cirugía.

Nombres alternativos

Cirugía para tiroides subesternal; Cirugía para bocio mediastínico

Referencias

Randolph GW, Shin JJ, Grillo HC, et al. The surgical management of goiter: Part II. Surgical treatment and results. Laryngoscope. 2011;121(1):68-76.

Shin JJ, Grillo HC, Mathisen D, et al. The surgical management of goiter: Part I. Preoperative evaluation. Laryngoscope. 2011;121(1):60-67.

Smith PW, Salomone LJ, Hanks JB. Thyroid. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 19th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Saunders; 2012:chap 38.

Actualizado: 4/9/2014

Versión en inglés revisada por: Debra G. Wechter, MD, FACS, General Surgery practice specializing in breast cancer, Virginia Mason Medical Center, Seattle, Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de MedlinePlus

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo