Omita y vaya al Contenido

Vacuna contra la gripe (Vacuna contra la influenza, inactivada o recombinante), 2014-2015 - lo que usted necesita saber

Todo el siguiente contenido se ha tomado en su totalidad de la Declaración de información de la vacuna (Vaccine Information Statement, VIS) del CDC sobre la vacuna inactiva contra la influenza:http://www.immunize.org/vis/spanish_flu_inactive.pdf

Información de revisión del CDC para la VIS de la vacuna inactiva contra la influenza:

  • Fecha de emisión de VIS: 19 de agosto de 2014

Fuente del contenido: Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias

Información

¿Por qué es necesario vacunarse?

La gripe o influenza es una enfermedad contagiosa que se propaga a lo largo de los Estados Unidos cada invierno, generalmente, entre octubre y mayo.

La influenza es causada por los virus de la influenza y se transmite principalmente al toser, estornudar y mediante un contacto cercano.

Todas las personas pueden contraer influenza, pero el riesgo de contraerla es mayor en los niños. Los síntomas se presentan de forma repentina y pueden durar varios días. Estos pueden incluir los siguientes:

  • fiebre/escalofríos
  • dolor de garganta
  • dolores musculares
  • fatiga
  • tos
  • dolor de cabeza
  • rinorrea o congestión nasal

La influenza puede afectar a algunas personas mucho más que a otras. Entre estas se incluyen los niños pequeños, las personas mayores de 65 años, las mujeres embarazadas y las personas con ciertas afecciones de salud, como enfermedades cardíacas, pulmonares o renales, trastornos del sistema nervioso o un sistema inmunitario debilitado. La vacunación contra la influenza es especialmente importante para estas personas y para todas las que están en contacto cercano con ellas.

La influenza también puede provocar neumonía y empeorar las afecciones médicas existentes. En los niños, puede causar diarrea y convulsiones.

Cada año, miles de personas mueren por influenza en los Estados Unidos, y muchas más son hospitalizadas.

La vacuna contra la influenza es la mejor protección contra la influenza y sus complicaciones. La vacuna contra la influenza también ayuda a prevenir el contagio de la influenza de persona a persona.

Inactivadas y recombinantes vacunas contra la influenza

Usted recibirá una vacuna contra la influenza inyectable, la cual puede ser una vacuna "inactivada" o "recombinante". Estas vacunas no contienen ningún virus de influenza vivo. Se aplican mediante inyección con una aguja y suelen llamarse "vacuna contra la influenza".

Una vacuna contra la influenza diferente, con virus vivos, atenuada (debilitada) se administra a través de las fosas nasales en forma de aerosol. Esta vacuna se describe en una Hoja de información sobre vacunas por separado.
Se recomienda vacunarse contra la influenza una vez al año. Algunos niños de entre 6 meses y 8 años de edad podrían necesitar dos dosis al año.

Los virus de la influenza cambian constantemente. La vacuna contra la influenza anual se fabrica para proteger contra 3 o 4 virus que probablemente causen la enfermedad ese año. Si bien la vacuna contra la influenza no puede prevenir todos los casos de influenza, es la mejor defensa contra la enfermedad.

Luego de la vacunación, la protección demora unas 2 semanas en desarrollarse y dura entre varios meses a un año.
Algunas enfermedades que no son causadas por el virus de la influenza suelen confundirse con influenza. La vacuna contra la influenza no previene estas enfermedades. Solo puede prevenir la influenza.

Algunas vacunas contra la influenza inactivadas contienen una cantidad muy pequeña de un conservante hecho a base de mercurio, que se llama timerosal. Estudios han demostrado que el timerosal presente en las vacunas no es perjudicial, pero existen vacunas contra la influenza que no contienen conservantes.

Algunas personas no deben recibir esta vacuna

Informe lo siguiente a la persona que le aplique la vacuna:

  • Si tiene alguna alergia severa que representa un riesgo para la vida. Si alguna vez tuvo una reacción alérgica que representa un riesgo para la vida después de haber recibido una dosis de la vacuna contra la influenza o si tiene una alergia severa a cualquier parte de esta vacuna, que incluye, por ejemplo, alergia a la gelatina, los antibióticos o los huevos, es posible que le recomienden no recibir la vacuna. La mayoría de los tipos de vacuna contra la influenza, pero no todos, contienen una pequeña cantidad de proteínas de huevo.
  • Si alguna vez tuvo el síndrome de Guillain-Barré (Guillain-Barré Syndrome, GBS) (una enfermedad severa que causa parálisis). Algunas personas con antecedentes de GBS no deben recibir esta vacuna. Esto debe ser analizado con su médico.
  • Si no se siente bien. Por lo general, puede recibir la vacuna contra la influenza cuando tiene una enfermedad leve, pero es posible que se le recomiende que espere hasta sentirse mejor. Debe regresar cuando se sienta mejor.

Riesgos de una reacción a la vacuna

Con una vacuna, como con cualquier medicamento, hay probabilidades de que se produzcan efectos secundarios. Generalmente, son leves y desaparecen por sí solos.

Problemas que pueden producirse después de la aplicación de cualquier vacuna:

  • Después de cualquier procedimiento médico, incluida la vacunación, pueden presentarse desmayos breves. Sentarse o acostarse por cerca de 15 minutos puede ayudar a evitar desmayos y lesiones causadas por una caída. Informe a su médico si se siente mareado o si tiene cambios en la visión o zumbido en los oídos.
  • Después de una vacunación, con muy poca frecuencia, puede tener dolor severo en el hombro y rango de movilidad reducido en el brazo donde se aplicó la inyección.
  • Las reacciones alérgicas severas derivadas de una vacuna son muy poco frecuentes y se calculan en menos de 1 en un millón de dosis. Si se produjera una reacción alérgica, generalmente debería presentarse en el término de unos minutos a algunas horas después de la vacunación.

 Problemas leves después de la aplicación de una vacuna contra la influenza inactivada: 

  • dolor, enrojecimiento o hinchazón en el lugar donde se aplicó la inyección
  • ronquera
  • dolor, enrojecimiento o comezón en los ojos
  • tos
  • fiebre
  • dolores
  • dolor de cabeza
  • comezón
  • fatiga

Si se producen estos problemas, suelen comenzar poco tiempo después de la inyección y duran 1 o 2 días.

Problemas moderados después de la aplicación de una vacuna contra la influenza inactivada:

Los niños pequeños que reciben la vacuna contra la influenza y la vacuna antineumocócica (PCV13) al mismo tiempo pueden tener mayor riesgo de tener convulsiones por fiebre. Consulte al médico para obtener más información. Informe al médico si un niño que recibe la vacuna contra la influenza ha tenido convulsiones alguna vez.

La vacuna contra la influenza inactivada no contiene virus de influenza vivos, de modo que no se puede contraer influenza a causa de esta vacuna.

Al igual que con cualquier medicamento, hay una probabilidad muy remota de que una vacuna cause una lesión grave o la muerte. La seguridad de las vacunas siempre está siendo monitoreada. Para obtener más información, visite: www.cdc.gov/vaccinesafety/.

¿Qué hago si ocurre una reacción grave?

¿A qué debo prestar atención?

Debe prestar atención a cualquier aspecto que le preocupe, como signos de una reacción alérgica severa, fiebre muy alta o cambios de comportamiento.

Los signos de una reacción alérgica severa pueden incluir urticaria, hinchazón de la cara y la garganta, dificultad para respirar, pulso acelerado, mareos y debilidad. Estos podrían comenzar entre algunos minutos y algunas horas después de la vacunación.

¿Qué debo hacer?

  • Si cree que es una reacción alérgica severa u otra emergencia que no puede esperar, llame al 9-1-1 y lleve a la persona al hospital más cercano. De lo contrario, llame a su médico.
  • Luego, la reacción se debe reportar al Sistema de reporte de eventos adversos derivados de las vacunas (Vaccine Adverse Event Reporting System, VAERS). El médico debe presentar este reporte o puede hacerlo usted mismo a través del sitio web del VAERS en: www.vaers.hhs.gov o llamando al 1-800-822-7967.

El VAERS no proporciona asesoramiento médico.

Programa Nacional de Compensación por Lesiones Ocasionadas por Vacunas

El Programa Nacional de Compensación por Lesiones Ocasionadas por Vacunas (Vaccine Injury Compensation Program, VICP) es un programa federal que se creó para compensar a las personas que pueden haber tenido lesiones ocasionadas por determinadas vacunas.

Las personas que consideren que pueden haber tenido lesiones ocasionadas por una vacuna pueden informarse sobre el programa y sobre cómo presentar una reclamación llamando al 1-800-338-2382 o visitando el sitio web del VICP en: www.hrsa.gov/vaccinecompensation. Hay un plazo para presentar una reclamación de compensación.

¿Dónde puedo obtener más información?

  • Pregúntele a su proveedor de cuidados de la salud.
  • Llame al departamento de salud local o estatal.

Comuníquese con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC): 

  • Llame al 1-800-232-4636 (1-800-CDC-INFO) o
  • Visite el sitio web de los CDC en: www.cdc.gov/flu

Referencias

Vaccine information statement: Influenza vaccine What You Need to Know (Flu Vaccine, Inactivated or Recombinant), 2014-2015. Centers for Disease Control and Prevention website at http://www.cdc.gov/vaccines/hcp/vis/vis-statements/flu.html. Accessed August 25, 2014.

Actualizado: 3/5/2014

Versión en inglés revisada por: Editorial update 09/09/2014. David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo