Omita y vaya al Contenido

La demencia y la conducción

Si su ser querido tiene demencia, decidir cuándo ya no puede volver a conducir puede ser difícil. Puede reaccionar de diferentes maneras:

  • Puede ser consciente de que tiene problemas y puede sentirse aliviado por dejar de conducir.
  • Puede sentir que le están quitando su independencia.

Signos de que la conducción tal vez ya no sea segura

Las personas con signos de demencia deben someterse a exámenes de conducción regulares. Aun cuando aprueben un examen de conducción, éste debe repetirse a los 6 meses.

Si su ser querido no desea que usted se involucre en su problema de conducción, consiga ayuda del médico, de un abogado o de otros miembros de la familia.

Incluso antes de que usted observe problemas para conducir en alguien con demencia, busque signos de que la persona puede estar en riesgo de manejar de manera peligrosa, como:

  • Olvidar hechos recientes.
  • Altibajos en el estado anímico o enfadarse con mayor facilidad.
  • Problemas para realizar más de una tarea a la vez.
  • Problemas para calcular distancias.
  • Dificultad para tomar decisiones y resolver problemas.
  • Confundirse con más facilidad.

Los signos de que la conducción puede estar volviéndose más peligrosa son:

  • Perderse en carreteras familiares.
  • Reaccionar más lentamente en el tráfico.
  • Manejar con demasiada lentitud o detenerse sin razón.
  • No notar las señales de tránsito o no prestarles atención.
  • Arriesgarse en la carretera.
  • Desviarse hacia otros carriles.
  • Inquietarse más en el tráfico.
  • Raspar o abollar el automóvil.
  • Tener dificultad para estacionarse.

Medidas a tomar

Puede ayudar el hecho de establecer límites cuando empiecen los problemas para conducir.

  • Evite las carreteras muy transitadas o no maneje en los momentos del día cuando el tráfico es más pesado.
  • No maneje cuando haya mal clima.
  • No conduzca distancias largas.
  • Maneje únicamente en carreteras a las que la persona esté acostumbrada.

Los cuidadores deben tratar de disminuir la necesidad de la persona de manejar sin hacerla sentir aislada. Solicítele a alguien que traiga los comestibles, las comidas o los medicamentos a su casa. Consiga un barbero o un peluquero que haga visitas a domicilio. Convenga con la familia y los amigos para que hagan visitas y salgan con ellas durante unas pocas horas a la vez.

Planee otras maneras de llevar a su ser querido a otros lugares. Los miembros de la familia o amigos, autobuses, taxis y servicios de transporte para ancianos pueden estar disponibles.

A medida que aumente el peligro para los demás o para su ser querido, es posible que sea necesario evitar que puedan usar el automóvil. Algunas maneras de hacer esto son:

  • Esconder las llaves.
  • Dejar preparadas llaves del auto que no permitan encenderlo.
  • Desactivar el automóvil de manera que no arranque.
  • Vender el automóvil.
  • Guardar el automóvil lejos de la casa.

Referencias

Dave J, Hecht M. Dementia. In: Frontera, WR, Silver JK, Rizzo TD Jr, eds. Essentials of Physical Medicine and Rehabilitation. 2nd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2008:chap 119.

Iverson DJ, Gronseth GS, Reger MA, Classen S, Dubinsky RM, Rizzo M. Practice parameter update: evaluation and management of driving risk in dementia. Neurology. 2010;74:1316-1324.

Actualizado: 5/20/2014

Versión en inglés revisada por: Joseph V. Campellone, M.D., Division of Neurology, Cooper University Hospital, Camden, NJ. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo