Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000084.htm

Mantenerse activo con diabetes

Hay muchos beneficios por el hecho de estar activo. Si usted tiene diabetes, mantenerse activo puede:

  • Ayudar a controlar su azúcar en la sangre
  • Ayudar a controlar su peso
  • Mantener sanos el corazón, los pulmones y los vasos sanguíneos

Usted puede pensar que sólo un ejercicio vigoroso es útil, pero esto no es cierto. Aumentar su actividad diaria en cualquier cantidad puede ayudar a mejorar su salud. Y hay muchas maneras de agregarle más ejercicio a su día.

Mantenerse activo en el hogar

Una de las mejores medidas que usted puede tomar es levantarse y comenzar a moverse. Cualquier tipo de actividad es mejor que nada.

Limpie la casa. Cuando esté al teléfono, camine. Tome descansos cortos y frecuentes para levantarse y caminar un poco cuando esté usando una computadora.

Salga de su casa y realice tareas domésticas, tales como cultivar un huerto o jardín, barrer las hojas y lavar el automóvil. Juegue afuera con sus hijos o nietos. Lleve el perro a dar un paseo.

Mantenerse activo fuera del hogar

Para muchas personas con diabetes, un programa de actividades fuera del hogar es una grandiosa opción.

  • Hable con su médico acerca de sus planes y analice qué actividades son adecuadas para usted.
  • Visite el gimnasio o un centro de acondicionamiento físico y pídale a un instructor que le muestre cómo utilizar el equipo. Elija un gimnasio que tenga una atmósfera que usted disfrute y que le brinde muchas opciones en términos de actividades y lugares.
  • Verifique que esté utilizando el calzado y equipo adecuados.
  • Comience lentamente. Un error común es intentar hacer demasiadas cosas muy rápido. Esto puede provocar lesiones musculares y articulares.
  • Involucre a amigos o familiares. La actividad en grupo o con compañeros suele ser más divertida y motivante.

Ir de compras, hacer mandados y trabajar

Cuando vaya a hacer mandados:

  • Camine lo más que pueda.
  • Si conduce, estacione su automóvil en la parte más alejada del estacionamiento.
  • No use ventanillas de servicio al automóvil. Bájese del auto y camine dentro del restaurante o el establecimiento.
  • En el supermercado, camine por todos los pasillos, aun cuando sepa que algunos de ellos no tienen nada de lo que usted desea.

En el trabajo:

  • Camine hasta el puesto de los compañeros en lugar de llamarlos o enviarles correos electrónicos.
  • Tome las escaleras en lugar del ascensor.
  • Póngase de pie y camine mientras hace llamadas telefónicas.
  • Estírese o camine en lugar de tomar un descanso para café o un refrigerio.
  • Durante el almuerzo, camine hasta el banco o la oficina de correos o haga otros mandados o diligencias que le permitan movilizarse.

Al final de su viaje diario entre la casa y el trabajo, bájese del tren o el autobús una parada antes y camine el resto del trayecto al trabajo o a la casa.

Si quiere averiguar cuánta actividad está alcanzando durante el día, use un podómetro. Estos dispositivos se sujetan a la ropa y cuentan el número de pasos que usted da. Una vez que sepa cuántos pasos en promedio camina al día, trate de dar más pasos cada día. La meta para una mejor salud debe ser de alrededor de 10,000 pasos al día o progresivamente más pasos de los que dio el día anterior.

Riesgos para la salud

Hay algunos riesgos para salud al comenzar un nuevo programa de actividades. Siempre consulte con su médico antes de empezar.

Las personas con diabetes corren un mayor riesgo de tener problemas cardíacos. Ellas no siempre sienten las señales de advertencia de un ataque al corazón. Pregúntele al médico si necesita exámenes para cardiopatía, especialmente si:

  • También tiene presión arterial alta.
  • También tiene el colesterol alto.
  • Fuma.
  • Tiene antecedentes de enfermedades del corazón en su familia.

Las personas con diabetes que tienen sobrepeso o son obesas corren un mayor riesgo de tener artritis u otros problemas en las articulaciones. Hable con su médico si ha tenido dolor articular con actividad en el pasado.

Algunas personas que son obesas pueden desarrollar erupciones en la piel cuando comienzan nuevos ejercicios.

Las personas con diabetes y daño a nervios en los pies necesitan ser muy cuidadosas al iniciar nuevas actividades. Revísese los pies diariamente en busca de enrojecimiento, ampollas o callos que estén empezando a formarse. Asegúrese de que sus uñas estén recortadas.

Actualizado 8/5/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados