Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000194.htm

Alta tras enfermedad de Crohn

Usted estuvo en el hospital porque padece la enfermedad de Crohn. Se trata de una inflamación de las capas superficiales y profundas del intestino delgado, del intestino grueso o ambos.

Es posible que le hayan practicado exámenes, pruebas de laboratorio y radiografías. El interior de su recto y su colon pueden haber sido examinados usando una sonda flexible (colonoscopia). Es posible que se haya tomado una muestra de su tejido (biopsia).

Le pueden haber solicitado no comer ni beber nada y lo pueden haber alimentado únicamente por medio de una vía intravenosa. Asimismo, usted puede haber recibido nutrientes especiales a través de una sonda de alimentación.

También es probable que haya empezado a tomar nuevos medicamentos para tratar la enfermedad de Crohn.

Las cirugías que le pueden haber hecho incluyen reparación de fístula, resección del intestino delgado o ileostomía.

Qué esperar en el hogar

Después de una reagudización de la enfermedad de Crohn, usted puede sentirse más cansado y con menos energía que antes. Esto debe mejorar. Pregúntele a su proveedor de atención médica acerca de cualquier efecto secundario de los nuevos medicamentos. Usted debe ver a su proveedor de atención con regularidad. También puede necesitar pruebas de sangre frecuentes, especialmente si está tomando nuevas medicinas.

Si lo mandaron a casa con una sonda de alimentación, necesitará aprender a usar y limpiar la sonda y la zona de la piel donde esta ingresa al cuerpo.

Dieta

Cuando usted recién regrese casa, le pueden pedir que tome únicamente líquidos o que coma alimentos diferentes a los que normalmente consume. Pregúntele a su proveedor de atención en qué momento puede comenzar su alimentación regular.

Usted debe seguir una dieta saludable y bien equilibrada. Es importante que obtenga suficientes calorías, proteínas y nutrientes importantes de una variedad de grupos de alimentos.

Ciertos alimentos y bebidas pueden empeorar los síntomas. Estos alimentos pueden causarle problemas constantemente o sólo durante una reagudización. Trate de evitar los alimentos que empeoran sus síntomas.

  • Si su cuerpo no digiere bien los lácteos, limítelos. Pruebe con quesos bajos en lactosa como el suizo y el cheddar, y un producto enzimático como el Lactaid, para ayudar a descomponer la lactosa. Si debe abandonar el consumo de productos lácteos, hable con un dietista acerca de cómo obtener el calcio suficiente.
  • El exceso de fibra puede empeorar los síntomas. Trate de consumir frutas y verduras horneadas o en compota si comerlas crudas le produce malestar. Consuma alimentos bajos en fibra si eso no ayuda lo suficiente.
  • Evite los alimentos conocidos por ocasionar gases, como frijoles, alimentos picantes, repollo, brócoli, coliflor, jugos de fruta cruda y frutas, especialmente cítricos.
  • Evite o limite el consumo de alcohol y de cafeína. Pueden empeorar la diarrea.

Coma cantidades más pequeñas y con más frecuencia. Beba bastantes líquidos.

Pregúntele a su proveedor de atención acerca de las vitaminas y los minerales adicionales que puede necesitar:

  • Suplementos de hierro (si está anémico)
  • Suplementos nutricionales
  • Suplementos de calcio y vitamina D para ayudar a mantener huesos fuertes
  • Inyecciones de vitamina de B12 para prevenir la anemia.

Hable con un dietista, sobre todo si usted baja de peso o si su dieta es muy limitada.

Estrés

Usted puede sentirse preocupado por la posibilidad de tener un accidente intestinal, sentirse avergonzado o incluso triste o deprimido. Otros hechos estresantes en su vida, tales como una mudanza, la pérdida del trabajo o la pérdida de un ser amado pueden causar problemas con la digestión.

Estas son sugerencias para ayudarle a manejar la enfermedad de Crohn:

  • Únase a un grupo de apoyo. Pregúntele a su proveedor de atención acerca de los grupos en su área.
  • Haga ejercicio. Hable con su proveedor de atención acerca de un plan de ejercicios que sea adecuado para usted.
  • Pruebe con la biorretroalimentación para reducir la tensión muscular y disminuir la frecuencia cardíaca, ejercicios de respiración profunda, hipnosis u otras maneras de relajarse. Los ejemplos incluyen el yoga, escuchar música, leer o tomar un baño caliente en la bañera.
  • Busque la ayuda de un profesional en salud mental.

Tratamiento con medicamentos

Su proveedor de atención médica puede recetarle algunos fármacos para ayudar a aliviar sus síntomas. Con base en la gravedad de su enfermedad de Crohn y en la manera en la que usted responda al tratamiento, su proveedor puede recomendar uno o más de estos medicamentos:

  • Los antidiarreicos pueden ayudarle cuando tenga una diarrea profusa. La loperamida (Imodium) puede comprarse sin necesidad de receta. Siempre hable con su proveedor de atención antes de usar estos fármacos.
  • Los suplementos de fibra pueden ayudarle con los síntomas. Usted puede comprar psyllium en polvo (Metamucil) o metilcelulosa (Citrucel) sin necesidad de receta. Consulte con su proveedor de atención sobre estos productos.
  • Siempre consulte con su proveedor de atención antes de usar cualquier laxante.
  • Usted puede usar el paracetamol (Tylenol) para el dolor leve. Fármacos como el ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin) o naproxeno (Aleve, Naprosyn) pueden empeorar sus síntomas. Hable con su proveedor de atención sobre los medicamentos que puede utilizar. También es posible que necesite una receta de analgésicos más fuertes.

Hay muchos tipos de fármacos que pueden ayudar a prevenir o tratar ataques de la enfermedad de Crohn.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si usted tiene:

  • Cólicos o dolor en la parte baja del estómago
  • Diarrea con sangre, a menudo con mucosidad o pus
  • Diarrea que no puede controlarse con cambios en la alimentación y fármacos
  • Pérdida de peso (en cualquier persona) y problemas para subir de peso (en los niños)
  • Sangrado, secreción o úlceras en el recto
  • Fiebre inexplicable que dura más de 2 o 3 días o fiebre superior a 100.4° F (38º C)
  • Náuseas y vómitos que duran más de un día
  • Úlceras cutáneas o lesiones que no sanan
  • Dolor articular que le impide hacer sus actividades cotidianas
  • Efectos secundarios de cualquier medicamento recetado para su enfermedad

Nombres alternativos

Enfermedad intestinal inflamatoria (enfermedad de Crohn) - alta; Enteritis regional - alta; Ileitis - alta; Ileocolitis granulomatosa - alta: Colitis - alta

Referencias

Dassopoulos T, Sultan S, Falck-Ytter YT, Inadomi JM, Hanauser SB. American Gastroenterological Association Institute technical review on the use of thiopurines, methotrexate, and anti-tnf-a biologic drugs for the induction and maintenance of remission in inflammatory crohn's disease.Gastroenterologywww.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24267475

Sandborn WJ.Crohn's disease evaluation and treatment: clinical decision tool.Gastroenterologywww.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25046160

Sands BE, Siegal CA. Crohn's disease. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds.Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease

Actualizado 12/2/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados