Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000342.htm

Uso de un caminador

Es posible que necesite usar un caminador si no puede caminar sin ayuda o si se siente inestable estando de pie. Esto puede suceder a causa de una lesión o cirugía de la pierna o una afección médica que provoque:

  • Coordinación o equilibrio deficiente
  • Riesgo de caídas
  • Falta de fuerza en las piernas
  • Articulaciones inestables

Dependiendo de la causa de su inestabilidad, puede tener que utilizar un caminador de manera permanente o por un período breve conforme se recupera y recobra sus fuerzas. Un caminador puede brindarle apoyo y ayudarle a mantenerse estable.

Hay muchos tipos de caminadores.

  • Algunos no tienen ninguna rueda; algunos tienen 2 o 4.
  • Usted también puede conseguir un caminador con frenos, una canasta para llevar cosas y un banco para sentarse.
  • Cualquier caminador que use debe ser fácil de plegar para que pueda transportarlo fácilmente.

Elija el tipo de caminador que se adapte mejor a sus necesidades.

Si ha sufrido una lesión o se ha sometido a una cirugía, su cirujano o fisioterapeuta le ayudarán a decidir qué tipo de caminador es mejor para usted.

Lo básico del caminador

Si su caminador tiene ruedas, usted lo empujará hacia adelante para avanzar. Si no tiene ruedas, entonces tendrá que alzarlo y ponerlo frente a usted para avanzar.

Todas las cuatro puntas o ruedas del caminador necesitan estar en el suelo antes de recostar su peso sobre este.

Mire hacia adelante cuando esté caminando, no abajo a sus pies.

Use una silla con apoyabrazos para que sentarse y pararse sea más fácil.

Verifique que el caminador se haya ajustado a su estatura. Los mangos deben estar al nivel de las caderas. Los codos deben estar ligeramente flexionados cuando agarre los mangos.

Pídale ayuda al médico si está teniendo problemas para usar el caminador.

Cómo desplazarse con un caminador

Siga estos pasos para desplazarse con su caminador:

  1. Empuje o levante el caminador unas pocas pulgadas o el largo de un brazo frente a usted.
  2. Verifique que los cuatro extremos o ruedas de su caminador estén tocando el suelo antes de dar un paso.
  3. Si una pierna es más débil que la otra, dé un paso hacia adelante primero con su pierna débil. Si le operaron ambas piernas, empiece con la pierna que se siente más débil.
  4. Luego, dé un paso hacia adelante con la otra pierna, poniéndola al frente de la pierna más débil.

Repita los pasos 1 a 4 para avanzar. Vaya lentamente y camine con buena postura, manteniendo la espalda derecha.

Pararse

Siga estos pasos cuando se incorpore desde una posición en la que esté sentado:

  1. Ponga al caminador delante de usted, con el lado abierto frente a usted.
  2. Verifique que todas las cuatro puntas o ruedas de su caminador estén tocando el suelo.
  3. Reclínese ligeramente hacia adelante y use los brazos para ayudar a pararse. NO hale ni incline el caminador para ayudar a pararse. Use los apoyabrazos de la silla o las barandas si están disponibles y pida ayuda si la necesita.
  4. Agarre los mangos del caminador.
  5. Usted posiblemente necesite dar un paso hacia adelante para pararse derecho.
  6. Antes de empezar a caminar, párese hasta que se sienta estabilizado y esté listo para avanzar.

Sentarse con un caminador

Siga estos pasos al sentarse:

  1. Retroceda hacia su silla, cama o inodoro hasta que el asiento le toque la parte posterior de las piernas.
  2. Verifique que las cuatro puntas o ruedas de su caminador estén tocando el suelo.
  3. Estire una mano hacia atrás y agarre el apoyabrazos, la cama o el inodoro que está detrás de usted. Si le operaron ambas piernas, primero estire una mano hacia atrás y luego la otra.
  4. Si le practicaron una cirugía, reclínese hacia el frente y mueva la pierna que le operaron hacia adelante.
  5. Siéntese lentamente y luego deslícese hacia atrás hasta quedar en posición.

Subir o bajar un peldaño o andén

Al subir o bajar escaleras:

  1. Coloque su caminador sobre el peldaño o andén delante de usted si va a subir. Colóquelo abajo del peldaño o andén si va a bajar.
  2. Verifique que las cuatro puntas o ruedas estén tocando el suelo.
  3. Para subir, dé un paso con la pierna más fuerte primero. Ponga todo su peso sobre el caminador y suba la pierna más débil hasta el peldaño o andén. Para bajar, dé un paso hacia abajo con la pierna más débil. Ponga todo su peso sobre el caminador. Baje su pierna fuerte al lado de su pierna más débil.

Consejos de seguridad

Al caminar, empiece con la pierna más débil. Si se sometió a una cirugía, esta es la pierna que le operaron.

Al subir un peldaño o andén, empiece con la pierna más fuerte. Al bajar, empiece con la pierna más débil: "Hacia arriba con la buena, hacia abajo con la mala".

Deje espacio entre usted y su caminador y mantenga los dedos de los pies dentro de su caminador. Dar pasos demasiado cerca de la parte frontal o de las puntas o ruedas puede hacerle perder el equilibrio.

Haga cambios en su casa para prevenir caídas:

  • Verifique que cualquier alfombra suelta, esquinas de las alfombras que se atranquen o cordones estén asegurados al piso, de manera que usted no tropiece ni se enrede en ellas.
  • Elimine el desorden y mantenga los pisos limpios y secos.
  • Use zapatos o chanclas con suelas de caucho u otro antideslizante. NO use zapatos con tacones ni suelas de cuero.

Revise las puntas y ruedas de su caminador diariamente y reemplácelas si están desgastadas. Usted puede conseguir repuestos en tiendas de suministros médicos o en la farmacia local.

Adjunte una pequeña bolsa o canasta a su caminador para guardar artículos pequeños, de manera que pueda mantener ambas manos sobre su caminador.

NO intente usar escaleras ni escaleras mecánicas a menos que un fisioterapeuta lo haya entrenado sobre la forma de usarlas con su caminador.

Actualizado 4/14/2013

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.