Omita y vaya al Contenido

Riesgos de la artroplastia de cadera y de rodilla

Todas las cirugías tienen un riesgo de complicaciones. Entender estos riesgos y cómo se aplican en su caso debe ser parte de la decisión de someterse o no a la cirugía.

Usted puede ayudar a disminuir los riesgos de la cirugía al planear con anticipación.

  • Escoja un médico y un hospital que brinden atención de alta calidad.
  • Hable con el médico mucho antes de la cirugía.
  • Averigüe lo que usted puede hacer para ayudar a prevenir problemas durante y después de la operación.

Riesgos que pueden ocurrir con cualquier cirugía

  • Problemas respiratorios después de la cirugía. Éstos son más comunes si a usted le administraron anestesia general y le colocaron un respirador.
  • Ataque cardíaco o accidente cerebrovascular durante o después de la cirugía.
  • Infección en la rodilla, los pulmones (neumonía) o las vías urinarias.
  • Cicatrización deficiente de una herida. Esto es más probable para las personas que no están sanas antes de la cirugía, las personas que fuman o tienen diabetes o las personas que toman medicamentos que debilitan el sistema inmunitario.
  • Una reacción alérgica al medicamento que recibe. Esto es infrecuente, pero algunas de estas reacciones son potencialmente mortales.
  • Las caídas en los hospitales. Las caídas pueden ser un problema mayor. Las cosas que pueden llevar a caídas abarcan: batas sueltas, los pisos resbaladizos, los somníferos, el dolor, los entornos poco familiares, debilidad después de la cirugía o  desplazarse con numerosas sondas pegadas al cuerpo.

Sangrado

Es normal perder sangre durante una cirugía de artroplastia de cadera o de rodilla. Algunas personas necesitan una transfusión de sangre durante la cirugía o su período de recuperación en el hospital. Usted es menos propenso a necesitar una transfusión si tiene un conteo de glóbulos rojos lo suficientemente alto antes de la cirugía.

Gran parte del sangrado durante la cirugía proviene del hueso que ha sido cortado. Un hematoma (contusión) puede ocurrir si la sangre se acumula alrededor de la nueva articulación de la rodilla o bajo la piel después de la cirugía.

Coágulos de sangre

Sus probabilidades de que se le forme un coágulo de sangre son más altas durante y poco después de la cirugía de artroplastia de cadera o de rodilla. Estar sentado o acostado durante períodos largos de tiempo durante y después de la cirugía llevará a que la sangre se desplace más lentamente a través de su cuerpo, lo cual aumenta su riesgo de un coágulo de sangre.

Dos tipos de coágulo de sangre son:

  • Trombosis venosa profunda (TVP). Éstos son coágulos de sangre que se pueden formar en las venas de la pierna después de la cirugía.
  • Embolia pulmonar. Éstos son coágulos de sangre que pueden viajar hasta los pulmones y causar problemas respiratorios serios.

Para reducir su riesgo de coágulos de sangre:

  • Puede que reciba anticoagulantes antes y después de la cirugía.
  • Puede usar medias de compresión en las piernas después de la cirugía para mejorar la circulación.
  • Lo animarán a bajarse de la cama y caminar en los pasillos para mejorar la circulación.

Posibles problemas con la nueva articulación

Algunos problemas que pueden ocurrir después de la cirugía de artroplastia de cadera o de rodilla abarcan:

  • Infección en la nueva articulación. Si esto ocurre, posiblemente sea necesario retirar la nueva articulación para eliminar la infección. Este problema es más probable en personas que tienen diabetes o un sistema inmunitario debilitado. Después de la cirugía, y a menudo antes de ésta, usted aprenderá lo que puede hacer para prevenir infecciones en su nueva articulación.
  • Dislocación de la nueva articulación. Esto es infrecuente y generalmente se relaciona con actividades más allá de las restricciones. Esto puede causar dolor e incapacidad para caminar. Usted debe llamar al consultorio médico y probablemente necesitará acudir a la sala de urgencias
  • Aflojamiento de la nueva articulación con el tiempo. Esto puede causar dolor y, algunas veces, se necesita otra cirugía para arreglar el problema.
  • Desgaste y ruptura de las partes móviles de la nueva articulación con el tiempo. Se pueden desprender pequeños pedazos y dañar el hueso. Esto puede requerir otra operación para reemplazar las partes móviles y reparar el hueso.
  • Una reacción alérgica a las partes metálicas en algunas articulaciones artificiales, lo cual es muy infrecuente.

Otros riesgos

Se pueden presentar otros problemas de la cirugía de artroplastia de cadera o de rodilla. Aunque son infrecuentes, dichos problemas abarcan:

  • Alivio insuficiente del dolor. La cirugía de artroplastia alivia el dolor y la rigidez de la artritis en la mayoría de los pacientes. Algunos pacientes todavía pueden tener algunos síntomas de artritis. La cirugía brinda suficiente alivio para la mayoría de las personas.
  • Una pierna más larga o más corta. Debido a que se corta hueso y se introduce un nuevo implante de la rodilla, su pierna con la nueva articulación puede estar más larga o más corta que su otra pierna. Esta diferencia por lo general es de aproximadamente 1/4 de una pulgada (poco más de medio centímetro) y rara vez causa algún problema o síntomas.

Referencias

Lachiewicz PF. Comparison of ACCP and AAOS guidelines for VTE prophylaxis after total hip and total knee arthroplasty. Orthopedics. 2009;32:74-78.

Mihalko WM. Arthroplasty of the knee. In: Canale ST, Beaty JH, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 12th ed. Philadelphia, PA: Mosby Elsevier; 2012:chap 7.

Harkess JW, Crockarell JR. Arthroplasty of the hip. In: Canale ST, Beaty JH, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 12th ed. Philadelphia, PA: Mosby Elsevier; 2012:chap 3.

Actualizado: 8/12/2013

Versión en inglés revisada por: C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo