Omita y vaya al Contenido

Protección contra el sol

La mejor manera de reducir el riesgo de cáncer cutáneo es protegerse la piel del sol y la luz ultravioleta (UV).

Usar protector solar y evitar el sol ayuda a reducir la probabilidad de muchos cambios cutáneos por el envejecimiento, como algunos cánceres de la piel.

Sin embargo, es importante no confiar demasiado en el protector solar solamente. Usted tampoco debe usar el protector solar para aumentar la cantidad de tiempo que pasa al sol. Los protectores solares en realidad parecen proteger contra el melanoma, aunque los indicios de que protegen contra otros tipos de cáncer de piel no son tan claros.

Incluso con el uso de protector solar, las personas no deben quedarse afuera por demasiado tiempo durante las horas de máxima luz solar. Aun cuando usted no se queme, los rayos UVA [ultravioleta A (de onda larga)] todavía pueden penetrar la piel y hacerle daño.

La mejor manera de prevenir el daño a la piel es evitar la exposición excesiva al sol:

  • Evite la exposición al sol, particularmente durante las horas de 10 de la mañana a 4 de la tarde, cuando los rayos UV son más fuertes.
  • Los peligros son mayores entre más cerca se esté del comienzo del verano.
  • Use protección contra el sol, incluso en los días nublados. Las nubes y la niebla no lo protegen del sol y, en algunos casos, pueden intensificar los rayos UVB [rayos ultravioleta B (de onda corta)].
  • Evite las superficies que reflejen la luz, tales como el agua, la arena, el hormigón, la nieve y las áreas pintadas de blanco.
  • La piel se quema más rápidamente a mayores altitudes.

Evite las lámparas de sol, las camas para broncearse y los salones de bronceado. Las máquinas utilizan principalmente rayos UVA de alta potencia.

Ropa protectora contra el sol

Use ropa protectora y un sombrero para protegerse la cara de los rayos solares.

Usted también puede comprar ropa y trajes de baño con factor de protección solar (FPS) que bloquee los rayos UV. Esta ropa se clasifica usando un FPS (como el usado con el protector solar) o un sistema llamado índice del factor de protección ultravioleta (FPU). Sin embargo, esta ropa es cara.

  • Toda persona, incluyendo los niños, debe usar sombreros de ala ancha.
  • Busque telas sueltas, sin blanquear, herméticamente tejidas. Cuanto más hermético sea el tejido, mayor protección ofrecerá la prenda de vestir.
  • Lavar la ropa una y otra vez mejora el FPU. Una manera fácil de evaluar la protección es simplemente sostener el vestido contra una ventana o lámpara y ver qué tanta luz pasa. Cuanto menos luz, mejor.

Toda persona de más de un año de edad debe usar gafas de sol que bloqueen todos los rayos UVA y UVB cuando esté al sol.

Pautas para protectores solares

Use protectores solares que bloqueen tanto la radiación UVA como la UVB. Busque productos que contengan ya sea óxido de cinc u óxido de titanio.

Los productos menos caros que tengan los mismos ingredientes funcionrán igual de bien que los costosos.

Los niños mayores y los adultos (incluso aquellos con la piel más oscura) se benefician del uso del FPS de 15 y más.

  • Algunos expertos recomiendan que la mayoría de las personas usen FPS de 30 o superior en la cara y de 15 o más alto en el cuerpo.
  • Los adultos que se queman fácilmente y cualquier persona con factores de riesgo para cáncer de piel deben usar FPS de 50+.

Cuándo usar el protector solar:

  • Los adultos deben usar el protector solar todos los días, incluso si salen al aire libre sólo por corto tiempo.
  • Aplique 30 minutos antes de salir al aire libre para obtener los mejores resultados. Esto da tiempo para que el protector solar se absorba.
  • Recuerde usar el protector solar durante el invierno cuando tanto la nieve como el sol están presentes.
  • Vuélvalo a aplicar al menos cada dos horas mientras esté afuera en la luz solar.
  • Vuélvalo a aplicar después de nadar o sudar. Las fórmulas a prueba de agua duran aproximadamente 40 minutos en el agua, mientras que las fórmulas resistentes al agua duran la mitad de ese tiempo.

Cómo aplicarlo:

  • Aplique una cantidad grande a todas las áreas expuestas. Preste atención cuidadosa a cara, nariz, oídos y hombros. No se olvide de los pies.
  • Use cada vez la mitad de una cucharilla para la cabeza, el cuello y cada brazo y una cucharilla para el área del pecho, la espalda y cada pierna.
  • Use un bálsamo para labios con el protector solar.
  • Aplique cantidades generosas de protector solar con un FPS de al menos 30. Cuanto más alto es el FPS, mayor es la protección.

Escoger el mejor protector solar:

  • Escoja una fórmula a prueba de agua o resistente al agua, incluso si sus actividades no incluyen la natación.
  • Evite productos que combinen protector solar y repelente de insectos, ya que pueden no funcionar igual de bien. Además, el protector solar debe aplicarse de nuevo con frecuencia, mientras que el repelente de insectos aplicado con demasiada frecuencia podría ser tóxico.

Protección contra el sol y los niños

Los protectores solares son seguros en la mayoría de los niños pequeños y niños mayores, pero no deben ser la primera y única línea de defensa.

Todos los niños pequeños deben estar bien cubiertos con ropa, gafas de sol y sombreros. Los niños deben mantenerse alejados del sol durante los períodos de máxima luz solar.

No use protectores solares en bebés menores de 6 meses sin consultar con un médico.

Referencias

Green AC, Williams GM, Logan V, Strutton GM. Reduced melanoma after regular sunscreen use: randomized trial follow-up. J Clin Oncol. 2011;29(3):257-263.

Lautenschlager S, Wulf HC, Pittelkow MR. Photoprotection. The Lancet [early online publication]. May 3, 2007.

Hexsel CL, Bangert SD, Hebert AA, et al. Current sunscreen issues: 2007 Food and Drug Administration sunscreen labeling recommendations and combination sunscreen/insect repellant products. J Am Acad Dermatol. 2008;59:316-323.

Actualizado: 8/21/2011

Versión en inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Imágenes

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo