Omita y vaya al Contenido

Tratamiento para el cáncer de próstata

El tratamiento para el cáncer de próstata se escoge después de realizar una evaluación completa. El médico le explicará los beneficios y riesgos de cada opción de tratamiento.

Algunas veces, el médico puede recomendarle un tratamiento por lo que se sabe sobre su tipo de cáncer y sus factores de riesgo. Otras veces, el médico hablará con usted acerca de dos o más tratamientos que podrían ser buenos para su cáncer.

Los factores que usted y su médico deben considerar abarcan:

  • Su edad y otros problemas de salud que usted tenga.
  • Los efectos secundarios que ocurren con cada tipo de tratamiento.
  • Hasta qué punto se ha propagado el cáncer de próstata.
  • Su puntaje de Gleason, que le dice a su médico qué tan probable es que el cáncer ya se haya extendido a otros lugares.
  • El resultado de su prueba de antígeno prostático específico (PSA)

Pídale a su médico que le explique lo siguiente respecto a sus opciones de tratamiento:

  • Qué opciones ofrecen la mejor oportunidad de curar el cáncer o controlar su propagación.
  • Qué tan probable es que usted vaya a tener diferentes efectos secundarios y cómo afectarán su vida.

Prostatectomía radical (extirpación de la próstata)

La prostatectomía radical es una cirugía para extirpar la próstata y parte del tejido que lo rodea. Ésta es una opción cuando el cáncer no se ha diseminado más allá de la glándula prostática.

Los hombres sanos que probablemente vivirán 10 años o más después de haberles diagnosticado cáncer de próstata generalmente se someten a este procedimiento.

Tenga en cuenta que no siempre es posible saber con certeza antes de la cirugía si el cáncer se ha propagado más allá de la glándula prostática.

Los posibles problemas después de la cirugía abarcan dificultad para controlar la orina y los problemas de erección.

Radioterapia

La radioterapia funciona mejor para tratar el cáncer de próstata que no se ha diseminado por fuera de la próstata. También se puede utilizar después de la cirugía, si existe un riesgo de que las células del cáncer de próstata puedan aún estar presentes. La radiación se usa algunas veces para aliviar el dolor cuando el cáncer se ha diseminado al hueso.

La radioterapia de haz externo utiliza rayos X potentes dirigidos a la glándula prostática.

  • Se realiza en un centro de oncología generalmente conectado a un hospital. Por lo general, el tratamiento se realiza 5 días a la semana y dura de 6 a 8 semanas.
  • Antes del tratamiento, un terapeuta marcará la parte del cuerpo que se va a tratar con un bolígrafo especial.
  • La radiación se dirige a la glándula prostática utilizando un dispositivo similar a una máquina de rayos X normal. El tratamiento en sí generalmente es indoloro.

Los efectos secundarios pueden abarcar:

  • Inapetencia
  • Diarrea
  • Problemas de erección
  • fatiga
  • Ardor o lesión rectal
  • Reacciones cutáneas
  • Incontinencia urinaria, urgencia urinaria o sangre en la orina

Existen reportes de cánceres secundarios que también se derivan de la radiación.

La terapia de protones es otro tipo de radiación que se utiliza para tratar el cáncer de próstata. Los haces de protones se apuntan con precisión a un tumor para que haya menos daño al tejido circundante. Esta terapia no se acepta ni se utiliza ampliamente.

Braquiterapia de la próstata

La braquiterapia se utiliza a menudo para cánceres de próstata más pequeños que se detectan a tiempo y que son de crecimiento lento. La braquiterapia también se puede combinar con la radioterapia de haz externo para cánceres más avanzados.

La braquiterapia consiste en colocar semillas radiactivas dentro de la glándula prostática.

  • Un cirujano introduce pequeñas agujas a través de la piel por debajo del escroto para inyectar las semillas. Las semillas son tan pequeñas que uno no las siente.
  • Las semillas se colocan de manera permanente.

Los efectos secundarios pueden abarcar:

  • Dolor, hinchazón o hematomas en el pene o el escroto
  • Orina o semen de color rojo marrón
  • Impotencia
  • Incontinencia
  • Retención urinaria
  • Diarrea

Hormonoterapia

La testosterona es la principal hormona masculina del cuerpo. Los tumores prostáticos necesitan testosterona para crecer. La hormonoterapia es un tratamiento que disminuye el efecto de la testosterona sobre el cáncer de próstata.

La hormonoterapia se utiliza principalmente para un cáncer que se ha diseminado más allá de la próstata. El tratamiento puede ayudar a aliviar los síntomas y a prevenir un mayor crecimiento y propagación del cáncer, pero no lo cura.

El tipo primario de hormonoterapia se llama agonista de la hormona liberadora de hormona luteinizante (LH-RH):

  • Estos medicamentos bloquean la producción de testosterona por parte de los testículos y deben aplicarse por medio de inyección, por lo general cada 3 a 6 meses.
  • Los posibles efectos secundarios abarcan: náuseas y vómitos, sofocos, anemia, fatiga, osteoporosis, disminución del deseo sexual, disminución de la masa muscular, aumento de peso e impotencia.

El otro tipo de medicamento hormonal se denomina fármaco bloqueador de los andrógenos.

  • Con frecuencia, se administran junto con fármacos de hormona liberadora de hormona luteinizante (LH-RH) para bloquear el efecto de la testosterona producida por las glándulas suprarrenales, que producen una cantidad pequeña de testosterona. 
  • Los posibles efectos secundarios abarcan: problemas de erección, disminución del deseo sexual, problemas del hígado, diarrea y agrandamiento de las mamas.

Gran parte de la testosterona del cuerpo es producida por los testículos. Como resultado de esto, la cirugía para extirpar los testículos (llamada orquiectomía) también se puede utilizar como un tratamiento hormonal.

Quimioterapia

La quimioterapia y la inmunoterapia (medicamentos que ayudan al sistema inmunitario del cuerpo a combatir el cáncer) se pueden utilizar para tratar los cánceres de próstata que ya no responden al tratamiento hormonal. Regularmente se recomienda un solo medicamento o una combinación de fármacos.

Referencias

National Cancer Institute: PDQ Prostate Cancer Treatment. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Date last modified 11/19/2013. Available at http://cancer.gov/cancertopics/pdq/treatment/prostate/HealthProfessional. Accessed January 12, 2014.

National Comprehensive Cancer Network. NCCN Clinical Practice Guidelines in Oncology (NCCN Guidelines): Prostate cancer. Version 1. 2014. Available at http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/pdf/prostate.pdf. Accessed January 12, 2014.

Nelson WG, Carter HB, DeWeese TL, et el. Prostate cancer. In: Niederhuber JE, Armitage JO, Doroshow JH, et al., eds. Abeloff's Clinical Oncology. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Churchill Livingstone; 2013:chap 84.

Actualizado: 1/12/2014

Versión en inglés revisada por: Scott Miller, MD, Urologist in private practice in Atlanta, Georgia. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de MedlinePlus

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo