Omita y vaya al Contenido

Cuidados quiroprácticos para el dolor de espalda

El cuidado quiropráctico es una forma de diagnosticar y tratar problemas de salud que afectan los nervios, los músculos, los huesos y las articulaciones del cuerpo. Un médico que ofrece este tipo de atención se llama quiropráctico.

Los ajustes manuales de la columna vertebral, llamados manipulación de la columna, son la base del cuidado quiropráctico. La mayoría de los quiroprácticos también utilizan otros tipos de tratamientos.

¿Qué sucede durante una visita a un quiropráctico?

La primera visita suele durar de 30 a 60 minutos. El quiropráctico necesitará conocer cuáles son sus metas para el tratamiento y su historia clínica. Le preguntarán acerca de:

  • Lesiones y enfermedades pasadas
  • Problemas actuales de salud y medicamentos que esté tomando
  • Estilo de vida
  • Dieta
  • Hábitos de sueño
  • Ejercicio
  • Estrés mental que pueda tener
  • Consumo de alcohol, drogas o tabaco

Coméntele a su quiropráctico acerca de cualquier problema físico que pueda tener y que le dificulte la realización de ciertas tareas. También coméntele si presenta algún entumecimiento, hormigueo, debilidad o cualquier otro problema neurológico.

 Después de preguntarle acerca de su salud, el quiropráctico le hará un examen físico. Esto incluye pruebas de qué tan bien se mueve la columna vertebral, lo cual se conoce como movilidad de la columna. El quiropráctico también puede hacer algunos exámenes, como revisar la presión arterial y tomar radiografías. Estos exámenes buscan problemas que se le pueden estar agregando a su dolor de espalda.

El tratamiento generalmente comienza en la primera o segunda consulta.

  • Se le puede pedir que se recueste sobre una mesa especial, donde el quiropráctico realiza las manipulaciones de la columna vertebral.
  • El tratamiento más común es la manipulación que el quiropráctico hace con la mano. Consiste en mover una articulación de la columna vertebral hasta el máximo de su rango, seguido de una compresión ligera. Esto con frecuencia se llama "ajuste" y  realinea los huesos de la columna vertebral para que estén rectos.
  • El quiropráctico también puede realizar otros tratamientos, como masajes y otros trabajos en los tejidos blandos.

Algunas personas permanecen un poco adoloridas, rígidas y cansadas durante unos días después de la manipulación. Esto se debe a que su cuerpo se está ajustando a su nueva alineación. Usted no debe sentir ningún dolor a raíz de la manipulación.

¿Cuántos tratamientos necesitará?

Generalmente se necesita más de una sesión para corregir un problema. Por lo general, los tratamientos duran varias semanas. El quiropráctico puede sugerir dos o tres sesiones cortas a la semana al principio, las cuales sólo durarían unos 10 a  20 minutos cada una. Una vez que usted empiece a mejorar, el tratamiento puede ser sólo una vez por semana. Usted y su quiropráctico hablarán sobre la eficacia del tratamiento con base en las metas planteadas en la primera sesión.

¿Qué afecciones trata mejor el quiropráctico?

La quiropraxia es más eficaz para el tratamiento de:

¿Quién no debe recibir tratamiento con un quiropráctico?

Las personas no deben recibir tratamiento quiropráctico en las partes de sus cuerpos afectadas por alguno de estos padecimientos:

En muy raras ocasiones, la manipulación del cuello ha dañado vasos sanguíneos o causado accidentes cerebrovasculares. Sin embargo, el proceso de evaluación que su quiropráctico hace en su primera consulta es para ver si usted podría estar en alto riesgo de estos problemas. Si es así, su quiropráctico no realizará la manipulación del cuello.

Actualizado: 10/18/2011

Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, University of Washington, School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de MedlinePlus

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo