Omita y vaya al Contenido

Detección y prevención del cáncer de cuello uterino

Casi todos los cánceres de cuello uterino son causados por el VPH (virus del papiloma humano).

  • El VPH es un virus común que se propaga a través de las relaciones sexuales. El virus causa verrugas genitales.
  • Ciertos tipos de VPH tienen mayor probabilidad de causar cáncer de cuello uterino y se denominan tipos de VPH de alto riesgo.

El VPH puede transmitirse de una persona a otra aun cuando no haya verrugas visibles u otros síntomas.

La práctica de relaciones sexuales seguras puede ayudar a reducir el riesgo de contraer VPH y cáncer de cuello uterino.

  • Siempre use condones masculinos y femeninos, pero tenga en cuenta que estos no lo protegen del todo. Esto se debe a que el virus o las verrugas pueden estar en la piel circundante.
  • Tenga sólo una pareja sexual que usted sepa que está libre de la infección.
  • Limite el número de parejas sexuales que tenga con el tiempo.
  • No se involucre con parejas que participen en actividades sexuales de alto riesgo.
  • El hecho de no fumar también hace la diferencia. El consumo de cigarrillo incrementa el riesgo de contraer cáncer de cuello uterino.

Vacunas para prevenir el cáncer de cuello uterino

Hay disponibilidad de dos vacunas que protegen contra los tipos de VPH que causan la mayoría de los cánceres cervicales en las mujeres.

  • La vacuna se administra en una serie de tres inyecciones.
  • Se recomienda para las niñas y las mujeres en edades de 9 a 26 años.
  • Lo mejor es que las niñas reciban la vacuna hacia la edad de 11 años o antes de volverse sexualmente activas. Sin embargo, incluso las niñas y mujeres jóvenes que ya hayan sido sexualmente activas todavía pueden obtener protección de la vacuna.

Citologías vaginales

El cáncer cervical o de cuello uterino por lo regular se desarrolla muy lentamente. Comienza como cambios precancerosos, llamados displasia, los cuales se pueden detectar por medio de un examen médico llamado citología vaginal.

La displasia es 100% curable. Por eso es tan importante que las mujeres se hagan citologías vaginales regulares.

Las citologías vaginales deben comenzar a los 21 años. Después del primer examen:

  • Las mujeres de 21 a 29 años deben hacerse una citología cada tres años.
  • Las mujeres de 30 a 65 años deben hacerse examinar ya sea con una citología vaginal cada tres años o una citología vaginal y un examen del VPH cada cinco años.
  • Si usted o su pareja sexual tienen otros nuevos compañeros, deben hacerse una citología vaginal cada tres años.
  • Las mujeres de 65 a 70 años pueden dejar de hacerse citologías vaginales siempre y cuando hayan tenido tres pruebas negativas en los últimos 10 años.
  • Las mujeres que hayan recibido tratamiento para un precáncer (displasia cervical) deben seguir haciéndose citologías durante 20 años después del tratamiento o hasta la edad de 65 años, sea cual sea lo que dure más tiempo.
Hable con el médico respecto a cada cuánto debe hacerse una citología vaginal.

References

American Academy of Pediatrics, Committee on Infectious Diseases. Policy Statement: HPV vaccine recommendations. Pediatrics. 2012. DOI: 10.1542/peds.2011-3865.

Centers for Disease Control and Prevention. Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP) Recommended Immunization Schedules for Persons Aged 0 Through 18 Years and Adults Aged 19 Years and Older -- United States, 2013. MMWR. 2013;62(Suppl1):1-19.

Noller KL. Intraepithelial neoplasia of the lower genital tract (cervix, vulva): etiology, screening, diagnostic techniques, management. In: Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, Katz VL, eds. Comprehensive Gynecology. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2012:chap 28.

Saslow D, Solomon D, Lawson HW, et al. American Cancer Society, American Society for Colposcopy and Cervical Pathology, and American Society for Clinical Pathology screening guidelines for the prevention and early detection of cervical cancer. CA Cancer J Clin. 2012;62(3):147-72.

U.S. Preventive Services Task Force. Screening for cervical cancer: U.S. Preventive Services Task Force recommendation statement. Ann Intern Med. 2012;156:880-91.

Actualizado: 11/9/2013

Versión en inglés revisada por: Susan Storck, MD, FACOG, Chief, Eastside Department of Obstetrics and Gynecology, Group Health Cooperative of Puget Sound, Bellevue, Washington; Clinical Teaching Faculty, Department of Obstetrics and Gynecology, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo