Omita y vaya al Contenido

Comunicarse con los pacientes

La educación del paciente es fundamental hoy en día, especialmente con pacientes que desempeñan un mayor papel en su propio cuidado y el creciente movimiento hacia la atención centrada en la familia y el paciente.

Pero la educación es algo más que darle a un paciente instrucciones e información. Para ser eficaces educadores de los pacientes, los médicos necesitan tener habilidades evaluativas y ser capaces de comunicarse claramente.

Evaluación: una preparación para el éxito

El éxito de la educación al paciente depende en gran medida de qué tan bien le evalúa usted su(s):

  • Necesidades
  • Preocupaciones
  • Disposición para aprender
  • Preferencias
  • Apoyo

Barreras y limitaciones (tales como la capacidad física y mental y los bajos conocimientos básicos en salud). 

Puede ayudar el hecho de pensar en iniciar con lo que el paciente ya sabe respecto a su afección.

Utilice estas pautas para hacer una evaluación exhaustiva antes de empezar con la educación del paciente:

Recopilar pistas: averigüe lo que pueda sobre su paciente a partir de otros miembros del equipo médico y de la observación del paciente mismo, pero tenga cuidado de hacer suposiciones. Es posible que la enseñanza al paciente con base en suposiciones incorrectas no sea muy eficaz y puede tomar más tiempo.

Conozca al paciente: preséntese y explique su papel en el cuidado del paciente, revise su historia clínica y haga preguntas básicas "para conocerlo".

Establezca una buena relación: mírelo a los ojos cuando sea apropiado, ayude a que el paciente se sienta cómodo con usted y preste atención a sus inquietudes.

Gánese la confianza: muestre respeto y trate a cada persona con consideración y sin hacer juicios.

Determine la disposición para aprender: averigüe lo que pueda acerca de las expectativas, la actitud y la motivación de su paciente.

Conozca la perspectiva del paciente: averigüe sobre preocupaciones potenciales, temores y posibles conceptos erróneos del paciente. La información que reciba puede ayudar a guiar su enseñanza.

Formule las preguntas correctas: no sólo indague si el paciente tiene preguntas; pregúntele si tiene inquietudes. Ensaye utilizando preguntas abiertas que le exijan al paciente revelar más detalles. Escuche atentamente. Las respuestas del paciente le ayudarán a descubrir sus creencias básicas, le mostrarán qué las motiva y le ayudarán a planear las mejores formas de enseñarle.

Conozca las habilidades del paciente: averigüe lo que el paciente ya sabe. Usted puede utilizar el método "repetir lo aprendido" (también llamado el método "demostrativo" o "cerrar el círculo") para ver si la enseñanza previa fue eficaz o lo que el paciente puede haber aprendido de otros profesionales de la salud. Repetir lo aprendido es una forma de confirmar que usted le ha explicado a su paciente lo que necesita saber de una manera que él entienda. Igualmente, averigüe qué habilidades su paciente posiblemente necesite desarrollar.

Involucre a otros: averigüe si el paciente quiere involucrar a otros en sus cuidados. Es posible que la persona que se ofrece voluntariamente a participar en el cuidado del paciente no sea la persona que dicho paciente prefiera incluir. Conozca más sobre el apoyo disponible para su paciente.

Identifique barreras y limitaciones: usted puede percibir barreras para la educación y el paciente puede confirmarlas. El paciente puede revelar otras barreras para aprender, hacer cambios en sus cuidados, seguir instrucciones o dominar habilidades. Tenga en cuenta que algunas limitaciones, como el bajo conocimiento básico en salud, son más sutiles y pueden ser más difíciles de reconocer.

Tómese el tiempo para establecer una buena relación y comunicarse bien con sus pacientes. Realice una evaluación integral. Vale la pena, porque sus esfuerzos de educación al paciente serán más eficaces.

Actualizado: 3/3/2012

Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director and Director of Didactic Curriculum, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo