Omita y vaya al Contenido

Representantes para cuidados médicos

Un representante para cuidados médicos es alguien que usted escoge para que tome las decisiones relacionadas con su atención médica cuando usted no pueda hacerlo.

También se le denomina apoderado para cuidados médicos. Esta persona actuará sólo cuando usted no sea capaz.

¿Por qué tener un representante para cuidados médicos?

Cuando usted no puede hablar por sí mismo debido a una enfermedad, es posible que los médicos no tengan claridad respecto a qué cuidados desearía.

Es posible que los miembros de su familia no tengan la certeza o pueden discrepar sobre el tipo de atención médica que usted debe recibir. Las decisiones sobre su atención médica entonces las pueden tomar los médicos, los administradores de hospitales, un tutor nombrado por un tribunal o los jueces.

Un representante para cuidados médicos elegido por usted le puede ayudar a los médicos, a la familia y a los amigos a tomar decisiones durante un momento estresante.

La obligación de esta persona es velar por que sus deseos se cumplan. Si no se conocen sus deseos, el representante o apoderado debe tratar de decidir lo que usted desea.

Los representantes para cuidados médicos no son necesarios, pero son la mejor manera de garantizar que se cumplan sus deseos para un tratamiento médico.

¿Qué puede hacer un representante para cuidados médicos?

Si usted tiene un documento de voluntades anticipadas o un testamento vital, el representante para sus cuidados médicos puede verificar que se cumplan sus deseos. Las decisiones del apoderado o representante se anteponen a los deseos que cualquiera otra persona tenga para usted.

Si no tiene un documento de voluntades anticipadas o un testamento vital, el representante para sus cuidados médicos será el que le ayude a los médicos a tomar decisiones importantes.

El representante para cuidados médicos no tiene ningún control sobre su dinero. Tampoco puede estar comisionado para pagar sus facturas.

Lo que un apoderado o representante puede y no puede hacer difiere de un estado a otro. Verifique las leyes de su estado. En la mayoría de los estados, su representante puede:

  • Escoger o rechazar un sistema de soporte vital y otros tratamientos médicos en su beneficio.
  • Aceptar y luego detener el tratamiento si su salud no mejora.
  • Acceder y divulgar sus expedientes médicos.
  • Solicitar una autopsia y donar sus órganos, a menos que usted haya declarado lo contrario en su documento de voluntades anticipadas.

Antes de elegir a un representante o apoderado para sus cuidados médicos, debe averiguar si su estado le permite a esta persona hacer lo siguiente:

  • Rechazar o retirar los cuidados de mejoramiento de la vida.
  • Rechazar o suspender la alimentación por sonda u otros cuidados de soporte vital, incluso si usted no ha declarado en el documento de voluntades anticipadas que no desea estos tratamientos.
  • Ordenar la esterilización o el aborto.

Escoger el representante para sus cuidados médicos

Elija a una persona que conozca sus deseos para el tratamiento y que esté dispuesta a llevarlos a cabo. No olvide decirle a su representante lo que es importante para usted.

  • Usted puede nombrar a un miembro de la familia, un amigo cercano, un ministro, un sacerdote o un rabino.
  • Debe nombrar sólo a una persona como su representante.
  • Nombre a una o dos personas como reemplazo. Usted necesita a una persona de reemplazo en caso de que la primera opción no pueda estar al alcance cuando se necesite.

Hable con cada persona que usted esté pensando en nombrar como su representante o alternativa. Haga esto antes de decidir quién debe hacer cumplir sus deseos. El representante debe ser:

  • Un adulto, de 18 años en adelante.
  • Alguien de confianza y con quien pueda hablar sobre la atención que desea y lo que es importante para usted.
  • Alguien que apoye sus opciones de tratamiento.

En muchos estados, el representante no puede ser:

  • Su médico o proveedor de atención médica.
  • Un empleado de su médico o de un hospital, un hogar de ancianos o un programa de cuidados paliativos donde usted recibe atención, incluso si la persona es un miembro de confianza de la familia.

Lo que usted necesita hacer

Piense en sus creencias sobre el tratamiento de soporte vital, que es el uso de equipo para prolongar su vida cuando sus órganos dejen de funcionar bien.

Un apoderado para los cuidados médicos es un simple documento legal que usted llena. Usted puede conseguir un formulario en línea, en el consultorio médico, en un hospital o en centros para personas de la tercera edad.

  • En el formulario, usted hará una lista del nombre de su representante para los cuidados médicos y cualquier reemplazo.
  • Muchos estados exigen firmas de testigos en el formulario.

Un poder para cuidados médicos no es un testamento vital. Un testamento vital es una declaración por escrito que puede incluir sus deseos con respecto a la atención médica. A diferencia de un testamento vital, el apoderado para cuidados médicos le permite a usted nombrar un representante de la atención médica para llevar a cabo esos deseos si usted no puede.

Usted puede cambiar de opinión respecto a las opciones de cuidados médicos en cualquier momento. Si en verdad cambia de opinión, o si su salud cambia, hable con su médico. No olvide comentarle a su representante para cuidados médicos sobre cualquier cambio en sus deseos.

Nombres alternativos

Poder notarial durable para cuidados médicos; Apoderado para cuidados médicos

Referencias

Kapp MB. Ethical and legal issues. In: Duthie EH, Katz PR, Malone ML, eds. Practice of Geriatrics. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2007:chap 6.

Marchand LR. The plan of care. In: Walsh D, Caraceni AT, Fainsinger R, et al., eds. Palliative Medicine. 1st ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2008:chap 120.

Actualizado: 5/11/2014

Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director and Director of Didactic Curriculum, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo