Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000471.htm

Cuidados paliativos para la dificultad respiratoria

Cuando una persona siente que no está recibiendo suficiente aire o tiene problemas para respirar, se denomina falta de aliento o dificultad para respirar. El término médico para esto es disnea. La falta de aliento puede ser sólo un problema al subir escaleras o puede ser tan intensa que usted tiene dificultades para hablar o comer.

La falta de aliento tiene muchas causas posibles, como las siguientes:

  • Ansiedad y miedo
  • Ataques de pánico
  • Infecciones pulmonares, como neumonía o bronquitis
  • Una enfermedad pulmonar, como enfisema
  • Problemas con el corazón, los riñones o el hígado
  • Anemia
  • Estreñimiento

Al final de la vida, es común sentir dificultad para respirar. Usted puede o no experimentar esto. Hable con el personal de enfermería o el médico para estar preparado.

Lo que podría sentir

Con la falta de aliento, usted podría sentir(se):

  • Incómodo
  • Como si no estuviera recibiendo suficiente aire
  • Problemas para respirar
  • Cansado
  • Como si estuviera respirando más rápido
  • Miedo, ansiedad, enojo, tristeza, impotencia

Usted podría notar que su piel tiene una coloración morada en los dedos de las manos y de los pies, en la nariz, las orejas o la cara.

Lo que puede hacer

Si usted siente falta de aliento, coméntele a alguien en el equipo de cuidados paliativos, incluso si es leve. Encontrar la causa le ayudará al equipo a decidir el tratamiento. El personal de enfermería puede verificar cuánto oxígeno hay en la sangre, poniendo su dedo en una máquina llamada oxímetro de pulso. Una radiografía de tórax o un ECG (electrocardiograma) pueden ayudarle al equipo de cuidados paliativos a localizar un posible problema cardíaco o pulmonar.

Para ayudar con la dificultad para respirar, pruebe:

  • Sentándose erguido.
  • Sentándose o durmiendo en una silla reclinable.
  • Elevando la cabecera de la cama o usando almohadas para sentarse erguido.
  • Inclinándose hacia delante.

Encuentre maneras de relajarse:

  • Escuche música tranquilizadora.
  • Reciba un masaje.
  • Póngase un paño frío sobre el cuello o la cabeza.
  • Tome respiraciones lentas a través de la nariz y exhale a través de la boca. Puede ayudar el hecho de fruncir los labios como si fuera a silbar. Esto se llama respiración con los labios fruncidos.
  • Reciba consuelo de un amigo calmado, un miembro de la familia o un miembro del equipo del centro de cuidados paliativos.
  • Reciba la brisa de una ventana abierta o un ventilador.

Para respirar con más facilidad, comprenda cómo utilizar:

  • El oxígeno.
  • Los medicamentos para ayudar con la respiración.

Cuándo llamar al médico

En cualquier momento que usted no pueda controlar la dificultad para respirar:

  • Llame al médico, al equipo de cuidados paliativos o al personal de enfermería del centro de cuidados paliativos en busca de asesoría.
  • Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) para obtener ayuda urgente.

Programe una consulta con el médico para analizar si le gustaría ir al hospital cuando la dificultad respiratoria se torne grave. Aprenda más acerca de:

Nombres alternativos

Disnea terminal

Referencias

Bicanovsky L. Comfort care: symptom control in the dying. In: Walsh D, Caraceni AT, Fainsinger R, et al., eds.Palliative Medicine

Actualizado 5/7/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados