Omita y vaya al Contenido

Cuidados prenatales en el primer trimestre

Trimestre significa "tres meses". Un embarazo normal dura alrededor de nueve meses y tiene tres trimestres.

El primer trimestre comienza cuando el bebé es concebido y va hasta la semana 14 del embarazo. El médico puede hablar sobre su embarazo en semanas, en lugar de meses o trimestres.

Su primera consulta prenatal

Usted debe programar su primera consulta prenatal poco después de saber que está embarazada. El médico o la enfermera obstétrica:

  • Le sacarán sangre.
  • Realizarán un examen pélvico completo.
  • Harán una citología vaginal y cultivos para buscar infecciones o problemas.

El médico o la enfermera obstétrica auscultarán los latidos cardíacos de su bebé, pero no podrán escucharlos. Casi siempre, los latidos del corazón no se puede escuchar hasta al menos la sexta o séptima semana.

Durante esta primera consulta, el médico o la enfermera obstétrica le harán preguntas sobre:

  • Su salud general.
  • Cualquier problema de salud que tenga.
  • Anteriores embarazos.
  • Medicamentos, hierbas o vitaminas que tome.
  • Si hace ejercicio o no.
  • Si fuma o bebe alcohol.
  • Si usted o su pareja tienen trastornos genéticos o problemas de salud hereditarios.

Usted tendrá muchas consultas para hablar sobre su plan para el parto, pero puede analizarlo con su médico o enfermera obstétrica en su primera visita.

La primera consulta también será un buen momento para hablar respecto a:

También recibirá vitaminas prenatales con hierro si aún no las está tomando.

Consultas prenatales de control

En el primer trimestre, usted tendrá una consulta prenatal cada mes. Las consultas pueden ser rápidas, pero igualmente son importantes. Está bien si lleva consigo a su pareja o a su acompañante para el trabajo de parto.

Durante las consultas, el médico o la enfermera obstétrica:

  • La pesarán.
  • Revisarán su presión arterial.
  • Examinarán los ruidos cardíacos fetales.
  • Tomarán una muestra de orina para buscar azúcar o proteína. Si se detecta cualquiera de las dos, podría significar que tiene diabetes gestacional o hipertensión arterial causada por el embarazo.

Al final de cada consulta, el médico o la enfermera obstétrica le dirán qué cambios debe esperar antes de su próxima consulta. Coméntele al médico si tiene algún tipo de problemas o preocupaciones. Está bien hablar al respecto incluso si no siente que sean importantes o relacionados con su embarazo.

Exámenes de laboratorio

En su primera consulta, el médico o la enfermera obstétrica le sacarán sangre para un grupo de exámenes conocidos como pruebas prenatales. Estos exámenes se realizan para encontrar problemas o infecciones a comienzos del embarazo.

Este grupo de pruebas incluye, entre otros:

  • Un hemograma o conteo sanguíneo completo (CSC).
  • Determinación del grupo sanguíneo (incluso el factor Rh).
  • Examen del antígeno viral para rubéola (muestra qué tan inmune es usted a esta enfermedad).
  • Examen de hepatitis (muestra si usted tiene hepatitis A, B o C).
  • Examen de sífilis.
  • Examen de VIH (muestra si usted obtiene un resultado positivo para el virus que causa el SIDA).
  • Examen de fibrosis quística (muestra si usted tiene fibrosis quística).
  • Un análisis de orina y un hemocultivo.

Ecografías

Una ecografía (ultrasonido) es un procedimiento sencillo e indoloro. Se coloca una varita que utiliza ondas sonoras sobre su abdomen. Estas ondas sonoras le permitirán al médico o a la enfermera obstétrica observar al bebé.

A usted le deben hacer una ecografía en el primer trimestre para tener una idea de la fecha probable de parto.

Pruebas genéticas

A todas las mujeres se les ofrecen pruebas genéticas para detectar defectos de nacimiento y problemas genéticos, tales como el síndrome de Down o anomalías del cerebro y la columna vertebral.

  • Si su médico cree que usted necesita alguna de estas pruebas, hable sobre cuáles serán las mejores para usted.
  • No olvide preguntar acerca de lo que los resultados podrían significar para usted y su bebé.
  • Un asesor en genética puede ayudarle a entender sus riesgos y resultados de las pruebas.
  • Hay muchas opciones ahora para las pruebas genéticas. Algunas de estas pruebas presentan algunos riesgos para el bebé, mientras que otras no.

Las mujeres que pueden estar en mayor riesgo de estos problemas genéticos abarcan:

  • Mujeres que han tenido un feto con problemas genéticos en embarazos anteriores.
  • Mujeres de 35 años en adelante.
  • Mujeres con fuertes antecedentes familiares de defectos de nacimiento hereditarios.

En una prueba, el médico puede utilizar un ultrasonido para medir la parte posterior del cuello del bebé. Esto se llama translucencia nucal.

  • También se hace un examen de sangre.
  • Juntas, estas dos mediciones le indicarán si el bebé está en riesgo de tener síndrome de Down.
  • Si se realiza un examen llamado prueba de detección cuádruple en el segundo trimestre, los resultados de ambas pruebas son más precisos que hacer cualquiera de las dos pruebas sola. Esto se denomina pruebas de detección integradas.

Otra prueba, llamada muestra de vellosidades coriónicas (MVC), puede detectar el síndrome de Down y otros trastornos genéticos incluso ya a las diez semanas de un embarazo.

Un examen más novedoso, llamado prueba de ADN libre de células, busca pequeños fragmentos de los genes de su bebé en una muestra de sangre de la madre. Esta prueba es más reciente, pero es muy prometedora para lograr precisión sin riesgos de un aborto espontáneo.

Hay otras pruebas que se pueden realizar en el segundo trimestre.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si:

  • Tiene sangrado o cólicos.
  • Tiene mayor flujo vaginal o con olor.
  • Tiene fiebre, escalofríos o dolor al orinar.
  • Tiene alguna pregunta o inquietud respecto a su salud o al embarazo.

Referencias

Gregory KD, Niebyl JR, Johnson TRB. Preconception and prenatal care: part of the continuum. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, et al, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 6th ed. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier; 2012:chap 6.

Williams DE, Pridjian G. Obstetrics, In: Rakel RE, ed. Textbook of Family Medicine. 8th ed. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier; 2011:chap 21.

Actualizado: 6/11/2014

Versión en inglés revisada por: Cynthia D. White, MD, Fellow American College of Obstetricians and Gynecologists, Group Health Cooperative, Bellevue, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de MedlinePlus

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2015 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo