Omita y vaya al Contenido

Antihistamínicos para las alergias

Son medicamentos que tratan los síntomas de las alergias. Cuando se toman por vía oral, vienen en forma de píldoras, tabletas masticables, cápsulas y líquidos.

¿Cómo ayudan los antihistamínicos?

Los antihistamínicos tratan estos síntomas de alergias:

  • La congestión, el goteo nasal, los estornudos o la picazón.
  • La hinchazón de las vías nasales.
  • La urticaria y otras erupciones cutáneas.
  • La picazón y la secreción de los ojos.

El tratamiento de los síntomas puede ayudarle a usted o a su hijo a sentirse mejor durante el día y dormir mejor por la noche.

¿Cómo tomar los antihistamínicos?

Según los síntomas, usted puede tomar antihistamínicos:

  • Todos los días, para ayudar a mantener los síntomas diarios bajo control.
  • Sólo cuando tenga síntomas.
  • Antes de exponerse a factores que a menudo le causan los síntomas de las alergias, tales como ciertas plantas o una mascota.

Para muchas personas con alergias, los síntomas son peores entre las 4 y las 6 de la mañana. Tomar un antihistamínico a la hora de acostarse puede ayudarlos a usted o a su hijo a sentirse mejor en la mañana durante la temporada de alergias.

¿Qué antihistamínico es apropiado para usted?

Usted puede comprar muchas marcas y formas de antihistamínicos diferentes sin receta médica.

  • Algunos funcionan durante sólo unas 4 a 6 horas, mientras que otros duran de 12 a 24 horas.
  • Algunos se combinan con un descongestionante, un medicamento que seca las fosas nasales.

Pregúntele al médico qué tipo de antihistamínico y cuál dosis exacta es adecuada para usted o su hijo. Verifique que entienda cuánto debe usar y cuántas veces al día. Asegúrese de leer la etiqueta cuidadosamente o pregúntele al farmaceuta si tiene preguntas.

  • Algunos antihistamínicos causan menos somnolencia que otros. Éstos abarcan cetirizina (Zyrtec), desloratadina (Clarinex), fexofenadina (Allegra) y loratadina (Claritin).
  • No beba alcohol cuando esté tomando antihistamínicos.

Igualmente recuerde:

  • Guardar los antihistamínicos a temperatura ambiente, lejos del calor, la luz directa y la humedad.
  • No congelarlos.
  • Mantener todos los medicamentos donde los niños no los puedan alcanzar.

Efectos secundarios de los antihistamínicos

Pregúntele al médico si los antihistamínicos son seguros para usted o su hijo, a qué efectos secundarios hay que estar atento y cómo pueden ellos afectar a otros medicamentos que usted o su hijo toman.

  • Se cree que los antihistamínicos son seguros para los adultos.
  • La mayoría de los antihistamínicos también son seguros para los niños mayores de 2 años.
  • Si usted está amamantando o está embarazada, consulte con el médico si los antihistamínicos son seguros para usted.
  • Los adultos que toman antihistamínicos deben saber cómo les afecta el medicamento antes de conducir o utilizar maquinaria.
  • Si su hijo está tomando antihistamínicos, asegúrese de que el medicamento no esté afectando la capacidad del niño para aprender.

Puede haber precauciones especiales para usar los antihistamínicos si usted tiene:

  • Glaucoma
  • Próstata agrandada o problemas para orinar
  • Epilepsia
  • Hiperactividad de la tiroides
  • Cardiopatía o hipertensión arterial
  • Diabetes

Los efectos secundarios de los antihistamínicos pueden incluir:

  • Mareo
  • Resequedad en la boca
  • Sentirse nervioso, excitado o irritable
  • Cambios en la visión, como visión borrosa
  • Disminución del apetito

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si:

  • Su nariz está irritada, tiene hemorragias nasales o si tiene cualquier otro síntoma nasal nuevo.
  • Los síntomas de la alergia no están mejorando.
  • Tiene problemas para tomar antihistamínicos.

Referencias

Corren J, Baroody FM, Pawankar R. Allergic and nonallergic rhinitis. In: Adkinson NF Jr., Bochner BS, Burks AW, et al., eds. Middleton's Allergy Principles and Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2013: chap 42.

Greiner AN, Hellings PW, Rotiroti G, Scadding GK. Allergic rhinitis. Lancet. 2011;378(9809):2112-2122.

Wasserman SI. Approach to the person with allergic or immunologic disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders Elsevier; 2011:chap 257.

Actualizado: 5/18/2014

Versión en inglés revisada por: Stuart I. Henochowicz, MD, FACP, Associate Clinical Professor of Medicine, Division of Allergy, Immunology, and Rheumatology, Georgetown University Medical School. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo